Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

CATEGORÍAS

Wembley se enciende en la Final del Tri ante Brasil

El mítico estadio londinense luce completamente lleno para el encuentro que la Selección Mexicana gana momentáneamente en los Juegos Olímpicos 2012

11 de agosto de 2012 - 19:49

EFE | LONDRES

El estadio de Wembley, una de las referencias históricas del futbol mundial, se encuentra a reventar para ver la Final del torneo masculino de los Juegos Olímpicos de Londres 2012, un partido tras el cual, pase lo que pase, habrá un campeón olímpico que nunca lo ha sido antes.

La nueva selección que se incorporará con letras de oro en el palmarés olímpico será Brasil, que suma dos platas y dos bronces y no ha dejado de intentarlo desde que en 1952, en Helsinki, acudiera por primera vez a una cita que ya casi le tiene obsesionado; o México, ya muy por encima de su mejor clasificación, el cuarto puesto de 1968, precisamente en la edición que organizó.

Para ver si es el ‘Scratch du Oro'; o el ';Tricolor'; el que se lleva el gato al agua, las gradas de un Wembley vestido de gala para la ocasión acogen un público variopinto que ya fuera del estadio avisó lo que iba a pasar dentro con batucadas, mariachis que daban ambiente y color en las horas previas al choque.

Ya dentro en la gradas del coliseo londinense, con un continuo goteo en los vomitorios que daban acceso a ellos, se notaba en las caras de todos los aficionados, sobre todo en las de los brasileños y mexicanos, lo particular y especial de la cita.

Sin duda el atractivo de la Final ayudó a que se batiese el récord de pasajeros en un solo día del metro de la capital de Inglaterra.

  • 1 Portada del día

ENCUESTA

  • 1

    ¿Crees que se debe castigar a Boy por su agresión al aficionado rojinegro?

    Sí, cometió algo imperdonable y debe irse varios juegos y pagar multa
    Únicamente un juego de suspensión y multa bastaría
    Una multa económica sería suficiente
    Ningún castigo, el Jefe respondió a una agresión fuera del campo



GRUPO EDITORIAL NOTMUSA Copyright © 2014