respiracion-y-foco-para-resolver-una-crisis

RECORDLogoRECORD

Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

Respiración y foco para resolver una crisis

2018-09-13 | Alejandro Molina Bortoni
Comparte en:

Si alguien no vio la Final de tenis femenil del abierto de Estados Unidos entre Serena Willams y Naomi Osaka, les recomiendo que la vean en internet. Vale la pena un análisis profundo de lo que pasa cuando las emociones de una persona se desbordan al sentirse tratada con injusticia. Serena Williams vivió un momento muy difícil.

El juez del partido llama la atención de Serena porque percibe que recibió coaching, lo cual está prohibido en el deporte del tenis. Serena se pone emocional y le dice al juez: “Yo nunca he hecho trampa, tú me robaste un punto y eres un ladrón”.

La amonestan con un punto por abuso verbal y de nuevo Serena: “Esto no es justo, muchos hombres dicen cosas peores y no los penalizan, esto no es correcto y ustedes lo saben”.

Pero, ¿qué le pasa a Serena? Observo su cara de furia, sus labios chuecos, su mirada perdida, ya le ganaron el primer set y va abajo en el segundo 5 a 3. Requiere lo mejor de ella misma, es casi imposible dar su mejor desempeño en esta circunstancia. Vemos a la gente también en un estado emocional alterado. Regresa de nuevo al partido y también a pelear con el juez que esto no es correcto, con voz entrecortada y llorando regresa a la banca. Va perdiendo 5-4 y está definitivamente descompuesta.

Por más que puedo empatizar con todo lo que vive y que no estamos discutiendo si tiene la razón o no, un profesional requiere otras alternativas para sobreponerse a estas circunstancias. Dos recursos pueden ayudar a lograr la autorregulación, estos son la respiración y el foco. La respiración concentrada es la base que puede ayudarnos a volver a un mejor estado psicofisilógico en donde la mente, el cuerpo y las emociones vuelven a alinearse y permiten focalizarse en el partido. Para que el foco se retome, hay que buscar un punto dentro de la cancha al que hay que ver por algunos segundos para reestablecernos.

Lo que sí rescato de Serena es que al final del partido mostró su calidad humana, se acercó y abrazó a Naomi Osaka. Además, en la premiación aceptó lo bien que su oponente jugó y la felicitó. Por supuesto que ya estaba en otro momento emocional.

 Hay que darnos la oportunidad de practicar la respiración concentrada y el foco en situaciones de crisis, no permitir que la mente nos alimente las emociones que nos descontrolan y nos sacan la furia de forma desordenada. Serena rompió dos raquetas, pensemos que en situaciones de conflicto a ninguno de nosotros nos ha aportado nada romper raquetas.

“Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito”.