opinion.blog.christian-martinoli.choque-de-estilos

RECORDLogoRECORD

Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Choque de estilos

2019-05-21 | Christian Martinoli
Comparte en:

León dejó muchas dudas de cara a la Final, el mismo Nacho Ambriz lo terminó reconociendo luego de eliminar al físico y monótono América. Los Panzas Verdes, que lucieron apoderándose del torneo regular con enorme lujo y contundencia, desaparecieron junto a su juego de glamour y ataque en las Semifinales.

La lesión del mediocampista central José Rodríguez, antes de la Ida en Querétaro ante América, parece que condicionó terriblemente el equilibrio de un equipo que funcionaba como reloj. León debió colocar a Rubens Sambueza como un volante mixto y en el ida y vuelta sabemos bien que se apaga bastante.

Desde el primer minuto en La Corregidora algo no se veía bien en una escuadra que goza de tener la pelota y circular a placer a sus futbolistas por todo el sector creativo.

Tuvo que sufrir de más contra un rival musculoso, pero escaso de cerebro que lo arrinconó por momentos, producto exclusivamente por las circunstancias del marcador que por claridad de ideas y juego.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: PURO HUMO

Ahora, la Fiera chocará frente a un club tan sabio como aburrido. Tigres no se sonroja un instante si la grada se impacienta por su falta de rigor y espectáculo, Ferretti y sus dirigidos parece que incluso disfrutan el sobrellevar los marcadores hasta que el cronómetro apremia, rayando el masoquismo.

A los de San Nicolás les sobra lo que les falta a los esmeraldas, banca, y ahí a lo largo de 180 minutos podría ser un punto de inflexión para los experimentados regiomontanos, que además han recuperado a Pizarro para la Ida, mientras que los hombres del Bajío no contarán con José Juan Macías por estar con la Sub 20.

León deberá ser perfecto y no titubear en sus maneras ante un equipo que posiblemente le ceda la iniciativa hasta por gusto. Es ahí donde tendrá que rozar la excelsitud táctica que le hizo acumular 12 victorias al hilo en el campeonato porque de lo contrario Tigres podría absorberlos con su cansino y a veces hasta indolente funcionamiento.