opinion.felipe-ramos-rizo.sin-cambios

RECORDLogoRECORD

Opinión

Felipe Ramos Rizo

Uno de los mejores árbitros en la historia de México. En RÉCORD analiza la actuación de los silbantes en cada partido de la Liga MX.

Sin cambios

2018-05-15 | Felipe Ramos Rizo
Comparte en:

Increíble que de cuatro arbitrajes en Semifinales, sólo Fernando Guerrero haya sido el único en salir bien librado y por tal motivo sería un error sacarlo de la gran Final. Fue el mejor en el torneo, más designaciones y el que mejores trabajos hizo en Liguilla, así que sería un atraco quitársela.

En los otros tres trabajos arbitrales vimos lo de siempre: silbantes que no saben manejar la presión de un partido, no planean su trabajo, lejos del nivel para dirigir un partido de esta magnitud, por lo que influyen en el marcador del partido o le cambiaron el rumbo con sus malas decisiones.

César Ramos recibirá otro regalo, ya que seguramente lo designarán a la Final de Ida. Eso demuestra una vez más que no es el mejor de México. Por su bajo nivel tiene tres años sin dirigir una Final y por ser el árbitro del Mundial será designado sin merecerlo. Sale a los partidos muy sobrado, sintiéndose figura estando lejos de serlo y muestra mucha inseguridad, es muy indeciso; los asistentes le tienen que manejar el partido desde la banda porque él no puede. Si arbitra así en el Mundial lo regresarán de manera inmediata. Primera ocasión en la historia del arbitraje mexicano que va a la Copa del Mundo alguien que no es el número uno.

En el caso de Isaac Rojas, esta comisión le quitó el gafete de FIFA por malo y lo tienen muy consentido como si fuera ‘el Salvador del arbitraje’, pero cada partido demuestra su falta de calidad. Es uno de muchos árbitros que si el partido sube de nivel se pierde, no sabe controlar la presión y tiende a perder la concentración; sigue en el arbitraje porque no surgen nuevos talentos y la lista de Primera División es muy limitada.

Jorge A. Pérez pierde oportunidades para demostrar que puede ser un gran árbitro, lo designan sin tener un buen trabajo en Cuartos de Final, pero como no hay, designaron al menos malo. Tiene futuro, aunque no hay quién lo asesore, lo aconseje y trabaje con él. Si no le dicen sus debilidades y mejora prontamente lo perderán y será una pena porque el chico tiene talento.

Un gran error fue sacar al joven Adonai Escobedo, que fue de lo mejor del torneo y con un excelente trabajo en Cuartos. No confiaron en él y prefirieron apoyar a otros que fallaron vergonzosamente, esto fue un gran error y ahí están las consecuencias.

Estamos por finalizar el torneo y la Liguilla sólo fue el reflejo de lo que fue el torneo. Tendrán que trabajar muchísimo y dedicarle mucho tiempo a la instrucción que es lo peor que tiene el arbitraje. Si Gasso es el jefe del área técnica, seguramente esto seguirá igual o peor, además de ser un desleal al arbitraje y a su jefe. Cuídese las espaldas amigo Brizio... el enemigo está en casa.