opinion.ignacio-suarez.amano-un-pacto-de-caballeros

RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Amaño, un pacto de Caballeros

2019-06-05 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

Aquí en Madrid se vive la resaca de la Final de la Champions League. Ante la falta de juegos, el aficionado consume a raudales ese abominable rubro llamado 'Futbol de estufa' al que yo mejor llamo de 'estafa', porque este rubro poco periodístico se alimenta del humo de las chimeneas salidas de los diarios, que de las redes sociales son gigantes. El humo se vende y mucho, pero lo peor es que se consume y se pide en las mismas cantidades.

“Son pajas mentales”, me dice Luis Genovés, amigo y periodista español con quien me reuní a platicar junto a algunos colegas suyos. "Al aficionado le gusta alimentarse de los rumores, de sueños que se creen por horas, aunque saben a ciencia cierta que muchos de ellos son imposibles. NO les importa, el periodista vende el 'cuento' que el aficionado le gusta leer, y este se va a la cama soñando con los nuevos jugadores que suenan para su equipo, esperando que al otro día no los atropelle la dolorosa realidad y todo sea desmentido”. No sé por qué en ese momento me acordé de las Chivas.

Así, ante la ausencia de futbol de cancha, es tiempo de que aparezca el periodismo serio. Desde inicios de semana, diarios como El Mundo, Marca, entre otros, han destacado en sus portadas temas que NO venden como el 'humo' de posibles contrataciones del Barcelona o del Madrid, pero que es muy serio y preocupante: el amaño de partidos y las consecuencias del día día que tiene la 'Operación Oikos'.

El día de ayer, Marca en su portada destacó: “había siete jugadores comprados” en relación a que la investigación conduce a que elementos del Valladolid amañaron el último juego de la Liga ante el Valencia, disputado el pasado 18 de mayo. Aquí, la ENORME diferencia con el periodismo que se practica en nuestro país es la ética y honestidad, ya que en la misma portada se cita al diario El Mundo, que es quien ventiló grabaciones telefónicas de la investigación policial.

En México, el mundo de los egos es abominable. Es casi imposible pensar que un diario importante dé crédito en portada a la investigación que publicó un diario 'rival'. Eso es digno de aplauso y ojalá algún día lo veamos en México como una práctica común. En el mundo del periodismo ideal, lo ÚNICO que debería importar es la noticia, la magnitud de ella, las repercusiones, no quien la publicó.

Los medios se deben a sus lectores, a sus radioescuchas, ellos deben de estar bien informados, así la nota la haya dando el 'rival'. Ese tema está bien aprendido aquí en España a diferencia de México donde algunos medios mantienen una filosofía medieval: “si NO di yo la noticia no es noticia, no la cito, no la replico. Y cuando lo hacen, es porque la trascendencia de la nota lo hizo inevitable y la retoman, generalmente sin citar el origen de la misma. Es una lucha de egos, donde el único que pierde es el lector.

Entre esta vorágine de información y sobre el tema de los amaños, fue que charlé con varios colegas españoles y me sorprendió el grado de implicación de los involucrados y el sigilo de la investigación que lleva más de 24 meses. Periodistas de El Mundo relatan cómo tuvieron acceso a algunas llamadas de teléfono meses atrás, lo mismo a comunicación de mensajes de texto. La policía los tuvo intervenidos por meses, por eso han llegado a la conclusión de que el juego del Valladolid y Valencia fue amañado.

La policía dice tener evidencias firmes para afirmar que el Huesca se dejó perder ante el Nástic, aquel 27 de mayo del 2018, y para ello refieren una frase clave que se escuchó aquel día en el vestuario: “Hay un pacto de caballeros y hay que respetarlo”. Esa fue la consigna del equipo oscense aquel día. Se asegura que el equipo local se dejó perder 0-1 ante un Nástic que peleaba en ese momento por evitar el descenso a Segunda División B y que estaba a 29 puntos del Huesca, que había ascendido a Primera la jornada anterior. De esta declaración y otras, hay ya varios testimonios de testigos que la presenciaron. Entre ellos, el jefe de los Servicios Médicos del club, Juan Carlos Galindo. 

Vaya frase de rufianes, alegan la palabra de honor entre 'caballeros' como permiso para delinquir, como muchos de esos ladrones que se persignan y se encomiendan ante la Virgen para que los 'proteja' antes de ir a robar.

Los investigadores tienen detectado a los tres entes que se mezclan en el entramado del amaño. 'Los organizadores': las investigaciones recientes refieren que son empresarios de mafias de Ucrania y Asia los que facilitan el dinero en efectivo para sobornar y eligen previamente qué partidos les conviene amañar por las ganancias que obtendrán en las casas de apuestas de esos países.

'Los operadores': son el siguiente rubro y son los personajes que tienen los contactos y confianza con jugadores claves del equipo. En este caso, Raúl Bravo, Carlos Aranda y Borja Fernández, quien son quienes hacen la oferta, los anticipos y la paga. En tercer sitio están 'Los jugadores': son los que cobran, siempre en efectivo para que no haya rastro del dinero en instituciones bancarias.

¿Amañar un juego del Valencia, que es diez veces mejor equipo que el Valladolid?, -pregunté- ¿Dónde estaría la ganancia ahí? En el papel, era más que lógico que eso sucediera. La respuesta aclaró mis dudas. "Por supuesto que NO era la victoria en sí del Valencia, aún en calidad de visitante. Sin embargo, hay grandes ganancias NO al resultado final, sino a resultados parciales. Puedes apostar si habrá mas de 10 tiros de esquina, uno o dos penales, treinta faltas o al resultado parcial en cada medio tiempo. Y ese precisamente es el tema del supuesto amaño del Valladolid-Valencia, mi Fantasma”.

Las llamadas interceptadas hacen referencia a estos resultados parciales: "Mira, hermano", -le dice este exfutbolista a un amigo suyo- "el Valencia gana la primera parte y la segunda, ¿vale? Escúchame, que gana la primera parte y la segunda, ¿vale? O sea que gana la primera parte y el partido lo gana también; no que gana, que tiene que marcar dos goles en las dos partes, que gana primera y segunda (...). Mira, tú sabes lo que es, no se puede enterar nadie, pero sabes lo que es. Nadie. Nadie es nadie, nadie, ni tus amigos ni nadie” En los hechos, Valladolid perdió 0-1 el primer tiempo y 0-1 el segundo tiempo, tal y como se establecía en la llamada y se coordinó en las apuestas en Ucrania, donde grandes sumas se apostaron a esos dos rubros específicamente. 

Tan seguro estaba de la victoria del Valencia, que existe la evidencia de otra grabación realizada por el mismo Carlos Aranda, el mismo día del partido a una empleada de los salones de juegos de su propiedad en Málaga, de nombre Maca. “Apuesta 10 mil euros y te llevarás 20 mil". Existe otra grabación donde se ufana de que 'tiene' a siete jugadores del Valladolid, que el tema está resuelto.

¿Saben cómo eligen a los jugadores o en que posiciones? -pregunté a mis colegas-. “Generalmente escojen a jugadores veteranos, que pueden tener problemas de dinero o que estén por finalizar contratos con su equipo. Como acá (Valladolid-Valencia) lo que presumiblemente se amañó fue un resultado parcial en contra en cada tiempo, se puede ir por los centrales, el arquero. Posiciones fundamentales donde un error voluntario o involuntario tenga consecuencias en el marcador".

Luego de escucharlos y dejarme oír algunas de estas grabaciones, llegó finalmente la hora de revisar el video de aquel juego del 18 de mayo entre Valladolid y Valencia; en lo personal NO me deja lugar a dudas, ¡todo concuerda! ¿No lo ha visto? Lo invito a que lo haga aquí conmigo.

El juego estaba empatado, era el minuto 34, restaban solo once minutos. Vino entonces una jugada de rutina. El lateral se la retrasa al central, que 'falla' terriblemente en la recepción y además 'resbala'. El delantero, no conduce directo al marco, pero en la consecuencia ninguno de los defensas parecen hacer mucho para frenar la jugada que termina con el gol de Soler. Así terminó el primer tiempo... tiempo de cobrar algunos.

 

 

Si el 0-1 le pareció sospechoso, el 0-2 no le dejará lugar a dudas. El portero en saque de meta, se la toca al mismo central que está de frente a él ¿Qué creen que sucede? El central 'falla' de manera infantil en la recepción, se vuelve a 'resbalar', se van dos contra uno del Valencia y anotan como en cascarita. Así terminó el segundo tiempo 0-1 otra vez, 0-2 el marcador final.

 

 

Con esos resultados parciales muchos, ganaron una fortuna en Ucrania, muchas casas de apuestas perdieron muchísimo dinero. Aquel juego, reunía la coartada perfecta: no acaparaba las miradas, en teoría era intrascendente. La victoria del Valencia no podía calificarse de sorpresiva; por el contrario, enfrentaba a un rival más débil, el secreto estaba en cómo debía perder su rival.

¿Cuántos capítulos se habrán escrito bajo ese mismo guion, coartada en España y el mundo? Quién lo hubiera pensado, el gran negocio de los amaños NO está en las Finales, en los partidos de grandes audiencias. El gran negocio tiene un perfil bajo: juegos en teoría intrascendentes.

Cuántas historias estarán por descubrirse... muchas. El olor de la cloaca es muy fétido.

Lo bueno es que en México estamos libres de pecado... eso dicen.

 

“Hay inocentes señalados como culpables, solo por NO tener una coartada”

Tim Gurtz