opinion.ignacio-suarez.cruz-azul-cooperativa-o-magnates-del-despilfarro

RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Cruz Azul, ¿Cooperativa o magnates del despilfarro?

2018-01-10 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

Apariciones…

Dice Carlos Gardel en su tango 'Volver' “…que veinte años no es nada…”. Qué bien puede aplicarse a las duras vivencias del equipo propiedad de una Cooperativa llamada Cruz Azul. Veinte años de sequía, de ignominia, de pocos chispazos, muchas desilusiones, demasiados 'ya merito'.

Para empezar a entendernos, debemos de tener claro lo que es una Cooperativa, la cual algunos definen como: "una asociación autónoma de personas unidas voluntariamente, con el objetivo de desarrollar un negocio o actividad económica usando una compañía para ello, la cual se basa en el principio de ayuda mutua para la consecución de los objetivos generales del conjunto de los miembros y mejorar las condiciones de todos los socios también".

Se dice que: "La propiedad de la Cooperativa tiene carácter de conjunto, es decir, la empresa la poseen todos los miembros, todos los socios gobiernan, los cuales tienen igualdad en cuanto a derechos y obligaciones y el peso de las decisiones en un voto por miembro".

La teoría suena bien; sin embargo, en la práctica, por lo menos en lo que respecta al equipo de futbol Cruz Azul, desde hace décadas NO es así. Ahí se ha tenido un absoluto control de una sola familia: los Álvarez Cuevas, como si fueran dueños del equipo. La escasez de resultados en 20 años, las multimillonarias pérdidas económicas por contrataciones fallidas o alteradas NO parecen importarles en lo absoluto a los cooperativistas, por lo menos así lo parece.

La mayoría del tiempo Billy, en otros lapsos más breves su hermano Alfredo, otras su cuñado Víctor Garcés, ahora dicen que el control absoluto lo ha heredado Robin, el hijo de Billy. Ningún equipo del futbol mexicano ha gastado tanto dinero en los últimos 20 años como Cruz Azul.

Millones y millones de dólares de los cooperativistas, que NO de la familia Álvarez Cuevas solamente, se han ido a la basura o a engrosar las cuentas bancarias de asesores y promotores. Ha sido muchísimo dinero en 20 años para estar siempre con las manos vacías.

Hace un tiempo, mi buen amigo y colega Gerardo Velázquez de León, publicó un interesante e impactante recuento de las contrataciones realizadas por la familia Álvarez, con el dinero de la Cooperativa. Y, a decir verdad, NO han sido todos unos troncos, aunque si abundan en esa lista. Gerardo relata que sumó contrataciones de 85 jugadores extranjeros y 80 nacionales.

Si al buen Jerry NO se le escapó ninguno, sumamos ese total 165 jugadores (extranjeros y mexicanos) y dividimos este número entre los últimos 20 años. Tendremos entonces como resultado que Cruz Azul ha comprado 8.2 jugadores ¡POR AÑO! Y eso sin contar lo invertido en los diferentes cuerpos técnicos que han desfilado por ahí.

Imagínese las enormes ganancias para quienes tenían o tienen la 'exclusividad' de compras directas, durante décadas. Deben haber sido ingresos espectaculares para la 'leyenda urbana de Miami' y asociados. ¿Recuerdan cuando reviví en una columna a este personaje, que aseguraban era un mito?

No me imagino a Bill Gates o al Ingeniero Slim preguntarle a su director general: "¿cómo nos fue este año?", y encontrarse con la misma respuesta: “¡Casi ganamos¡¡Usted aguántenos, el próximo torneo es el bueno, verdad de Dios!" Y así, la misma cantaleta durante veinte largos años.  

¿Hubieran aguantado ustedes a los mismos operadores? Seguramente ellos, usted o yo NO, pero en la Cooperativa no ha sido así. Ahí han cambiado técnicos, jugadores, directores y hasta aguadores, pero JAMÁS a la familia que dirige al equipo. Pero es muy su dinero, muy su Cooperativa, muy sus negocios. NO es dinero público, por eso no criticamos sus decisiones, solo consignamos los hechos para sus aficionados y quizá para algunos cooperativistas que están perdidos por ahí.

También han perdido millones y millones de pesos en largos litigios por pleitos entre los mismos cooperativistas. Tantos que, seguramente, NO tienen ni idea: dinero es lo que sobra en esa Cooperativa de la cual algunos aseguran que facturaba 8 mil millones de dólares anuales en el 2010, cuando incluso se pretendía fiscalizarlos en la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, ya que se habló de dobles contratos y evasión fiscal.

Fue precisamente en aquel tiempo cuando el pleito entre Billy Álvarez y cooperativistas rivales chocaron duramente en los juzgados, donde se acusaron de mil y un desfalcos. Desde aquel tiempo, se filtró una de las auditorías fiscales y operacionales que realizó el prestigiado despacho de Sánchez Barbosa Consultores, de la cual tenemos copia.

En aquel documento fechado el 31 de agosto de 2010, dirigido al Lic. Guillermo Álvarez Cuevas, en su carácter de director de la Cooperativa La Cruz Azul, S.C.L., le informan sobre los resultados encontrados en la auditoría Financiera, Operativa, Administrativa y Fiscal de la información obtenida en los Estados Financieros de los años 2008, 2009 y parte del 2010.

En este muy amplio documento se revelan mil y una irregularidades y observaciones. Pero en cuanto al tema del equipo, que para nosotros es lo importante, se documenta que el equipo maneja el pago a través de dos nóminas, una la 'normal' (sic) y otra a través de la Empresa Alta dirección Empresarial S.A de C.V., mismas detalladas en la factura 142. Ambos documentos se complementan para los pagos que son anuales.

En este documento, presenta la relación de salarios y egresos contenidos en esas DOS nóminas. Una del periodo de enero a diciembre del 2009 y complementada en mayo del 2010.  

Como usted puede observar, en estas nóminas sólo aparecen los jugadores mexicanos y NO los extranjeros que están ubicados en una nómina diferente y con equivalencia de salarios en dólares.

Hace 9 años, de los jugadores mexicanos Joel Adrían Huiqui era el mejor pagado, ya que en una nómina aparece ganando casi dos millones y medio de pesos, que, sumados a los poco más de 600 mil pesos de la nómina complementaría, sumaba pasaditos los tres millones.

Extraño se nota ver que, en esas nóminas, Torrado, por mucho el de más trayectoria, ganaba menos que Huiqui, Rogelio Chávez y hasta el portero suplente, Yosgart Gutierrez, entre muchos otros.

El documento de la auditoría establece a la letra que se encontró, en mayo del 2010, un pago total de tres millones 140 mil pesos al portero José de Jesús Corona, pero que se desconoce el porqué se le pagó ese importe en una exhibición.

También dan cuenta de un extraño hecho que hace referencia al delantero Luis Ángel Landín. Los auditores refirieron que Landín había llegado a préstamo al Cruz Azul en enero de 2009 y que el 20 de agosto de ese mismo año, se transfirió al delantero al equipo Houston Dynamo, que esta negociación la hizo directamente el club dueño de su carta, Monarcas Morelia, pero que a pesar de ello, y extrañamente, el delantero siguió cobrando en Cruz Azul  hasta el mes de mayo de 2010: 262 mil 500 pesos en la nomina 'normal', y otra cantidad idéntica a través de la empresa Alta Direccción Empresarial.

El día de ayer, muchos se escandalizaron por lo que cobraría 'Gullit', que lo desmintió, como era de esperarse, Eduardo de la Torre. El motivo, razones de seguridad por la situación de nuestro país. Lo cierto es que, a Cruz Azul, en estos últimos 20 años NO le ha asustado pagar mucho dinero en sueldos. Es dinero privado, NO público. Es dinero de los cooperativistas, si ellos han estado de acuerdo en gastar ese dinero así, es muy su derecho y muy su dinero, así los aficionados o los periodistas nos paremos de pestañas.

Si es mucho o poco dependerá de los resultados que obtenga, que deseamos este año ya den frutos. Lo cierto es que, en el futbol mexicano, en algunos equipos se cobra y se cobra muy bien, pagar no les asusta, lo que da pavor es NO obtener nada a cambio. A Cruz Azul le urge un título de Liga, sus aficionados han sufrido demasiado estos 20 años. A los cooperativistas el dinero parece NO importarles, han gastado y de sobra, pero sin resultados.

Ojalá los jugadores ganen eso y mucho más, es dinero privado. Ojalá las empresas privadas que invierten en el futbol, lo hagan en mayor cantidad. Ojalá los equipos pudieran hablar de cifras de números con claridad y transparencia, eso significaría que las cosas han cambiado radicalmente en nuestro país para bien, que estamos en un México muy diferente, un México con seguridad, un México con menos promesas y más realidades. Un México en el que podamos analizar con números presentes, sin temores y no con cifras del pasado. Ojalá llegue ese día…

“Regla número 1 en los negocios; no perder dinero. Regla número 2: no olvidar la regla número 1”

Warren Buffett