opinion.ignacio-suarez.durmiendo-con-el-enemigo-en-el-infierno

RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Durmiendo con el enemigo en el infierno

2018-05-16 | Ignacio Suárez
Comparte en:

Toluca está en una nueva Final, buscará la undécima. Han pasado ya seis años desde aquella noche triste ante Xolos en 2012, muchas cosas han cambiado desde entonces. Don Fernando Corona (q.e.p.d.) era el presidente del equipo y ya no gozaba de cabal salud, pero había apostado por Enrique Meza para obtener el título, quedándose muy cerca.

Seguir al frente de la encomienda ya no era posible, la salud era un impedimento, pero NO el principal enemigo. Don Fernando y Susana, su hija que laboraba junto a él, sabían muy bien que dentro de esas instalaciones había que caminar pegado a la pared para evitar puñaladas en la espalda, así sobrevivieron algunos años, aguantando todo sólo gracias a la enorme amistad con Valentín Díez.

Las entrañas del equipo estaban invadidas de cáncer desde años atrás, cuando un grupo de administrativos que trabajaban para la cervecería y en las oficinas del dueño del equipo fueron reacomodados en el club luego de que Valentín decidiera vender las acciones de Grupo Modelo.

Este ‘equipo’ se jactaba saber mucho de números y nada de futbol. “Si el dueño no sabe ni le importa, a nosotros por qué” eran los dichos en sus tertulias. Fue así que Roberto Salgado, Tiburcio Villegas, Laura Rodríguez, Jesús Vallejo, Limón y  compañía, poco a poco se fueron adueñando del control de la administración del equipo de manera clandestina. Todos se cubrían de todos y como eran hombres de ‘confianza’ de Don Valentín, le ocultaban mil cosas y le inventaron otras mil.

A la contadora Rodríguez se le adjudica la autoría intelectual de impulsar una auditoría con datos no del todo reales, con el fin quitarle el poder a Rafael Lebrija y enfrentarlo con el dueño del equipo,  algo que sin duda consiguieron. Lo que son las cosas, tiempo después, la misma contadora salió por la puerta de atrás, escoltada por seguridad luego que se le detectaron graves irregularidades cuando mandó construir a su hermano, el arquitecto Jorge Rodríguez, una pequeña barda en la  parte de atrás de la zona de sombra preferente que facturaron en 5 millones de pesos, misma barda que ellos mismos mandaron derribar, además de un sobreprecio en el primer alumbrado.

En el club aún nadie se explicaba cómo Jesús Vallejo, que en Grupo Modelo era un jefe de logística de los transportes, pudo  llegar a ser presidente del equipo y después director de Fuerzas Básicas, cuando sus conocimientos del futbol eran absolutamente nulos. Su aportación futbolística fue sugerirle a Jaime León que los ‘chavos’ entrenaran una hora diaria de remates de cabeza para que NO fallaran tanto, relatan entre risas algunos testigos de esa historia. Lo increíble del caso es que fue contratado en ese puesto por los Potros de la UAEM en la División de Ascenso, hace seis meses, el resultado: el equipo terminó último lugar de la tabla.

El equipo Toluca en la Liga caminaba sin grandes contratiempos y servía de camuflaje. Pero por dentro, en las entrañas de la administración, la lucha por mantener el control era implacable. Roberto Salgado inventó una historia de críticas de Juan Dosal al dueño del equipo, con el fin de que el comentarista NO fuera nombrado presidente del club como estaba previsto en aquel entonces.

Así como lo lee, este jugador histórico del equipo, anotador de los goles del primer título del equipo, fue puesto en entredicho. No sólo eso, esta cúpula se atrevió a hablar con Ricardo Pérez Teuffer, en aquel entonces vicepresidente de eventos especiales de Televisa y solicitándole a nombre del dueño del equipo que Juan Dosal NO estuviera presente en ninguna transmisión del equipo. Algo que Don Valentín jamás pidió.

Así, Juan Dosal estuvo vetado de transmitir al equipo de sus amores por más de ocho años. A un servidor, que colaboraba en su programa en TV Mexiquense, también me aplicaron el mismo ‘castigo’. Este directivo habló con el director del canal, Alejandro Murat, hoy gobernador de Oaxaca, para que me sacaran del aire. El oaxaqueño sólo lo aceptó de manera parcial, me hizo saber la situación real, para NO causarle problemas políticos, decidí dar un paso de costado.

Desde aquel lejano 2009 a la fecha sigo vetado del equipo, NO puedo ingresar como prensa, algo que no me ha dejado dormir y me tiene en profunda depresión (sarcasmo), así que de puro coraje compré un palco. Pero si a nosotros los de ‘afuera’ nos iba mal, a los de adentro, los que trabajaban aún ahí y habían dado su vida en el club, eran tratados de manera aún más vil; a Don Juve, el cocinero, lo echaron, no lo dejaron entrar al club cuando sabían que moría de cáncer.

Otra historia que retrata lo que sucedía en las  entrañas es lo ocurrido con Ricardo  Martínez, el ‘Quincy’, quien fuera director de medios de la FMF durante muchos años, fue citado un día, pretendían reclutarlo para echar a Mauricio Garduño, su jefe de prensa. En la entrevista de trabajo, Salgado, golpeando la mesa, le dijo de manera autoritaria; “que te quede claro que para trabajar aquí, los únicos que mandamos es la contadora y yo. Ni el ‘viejito’ (refiriéndose a Fernando Corona) ni Valentín”. Bajo  esos términos y modos prefirió declinar la oferta. 

Otra más es la del masajista Juan Martínez, conocido por todos como la ‘Mulita’, con más de 30 años en club desde Fuerzas Básicas hasta el primer equipo, fue echado de manera miserable y de manera injustificada por este séquito. Aceptó una muy injusta indemnización sin chistar, con la esperanza de un día poderle contar su historia de viva voz al dueño del equipo, lo cual le han impedido hacer. Y ni para qué contarle la historia del trato que recibió al utilero ‘Carlitos’ Vilchis, al que le tuvieron que amputar una pierna, o el despido de Ángel López. 

Tenemos nuestro correo lleno de historias del miserable trato de parte de estos directivos a personajes que dieron su vida a la institución, como del Doctor Luciano Velázquez, quien después de 33 años de servicio a la institución y después de morir, su esposa e hijo fueron obligados a recibir una indemnización raquítica. Leer su mail, su testimonio, del cual aquí le comparto un extracto de verdad, llena de rabia a cualquiera, otra historia que se le ocultó a Don Valentín.

Otra de las historias que tiene el Fantasma en su poder

En mi correo abundan mails que documentan acusaciones de todo tipo, con nombre y apellido; estos relatan desde maltrato para jovencitos de Fuerzas Básicas a quienes les destrozaron la vida hasta de acoso sexual de entrenadores y el director de básicas para las madres de los jovencitos que iban a entrenar. Algunas de estas acusaciones fueron incluso del conocimiento de la directiva de aquellos tiempos, ya que se entregaron cartas en las oficinas del equipo sin que estos graves hechos fueran investigados. Era el ‘castillo de la pureza’. Todo ese estiércol se tapaba entre el clan Villegas, Limón, Vallejo, Salgado y compañía, y para muestra les comparto un extracto de alguna de muchas misivas que tengo en mi poder. No fueron denuncias anónimas, tienen nombre y apellido.

La queja contra uno de los entrenadores

Otro fragmento de la denuncia de los malos manejos

La firma del denunciante

En el aspecto deportivo no se escapaba de los manejos turbios. El tema de Bottinelli fue apenas una muestra del inmenso negocio, lo cual consignamos en una columna hace más de un año, fue una pequeña muestra  de lo que sucedía.

Al pasar de los meses, entre todo este ‘distinguido’ personal administrativo del club deportivo y ese turbio entorno apareció un joven del que se sabía poco y nada. Su nombre: Francisco Suinaga. ¿Quién demonios era Francisco Suinaga? “Un junior que nos durará poco” -se jactaban algunos en las entrañas- y la verdad eso parecía, si pudieron echar a Lebrija, que era bravo, pues  este joven experto en mercadotecnia, con una maestría de negocios en el Reino Unido y conocimientos hasta de cinematografía, de trato cordial, daba la impresión que tenía los días contados.

La llegada de Suinaga al Toluca no fue casualidad. Su contacto con el futbol y su desarrollo se dio en la MLS, con Chivas USA de los Cue, de 2004 a 2008. De ahí, varios desarrollos económicos de sociedades estratégicas de negocios con la poderosa SUM. Fueron esas habilidades que le valieron ser reclutado en 2014 por Don Valentín para desarrollar y comercializar lo que sería el estadio del centenario. Ésa era su misión prioritaria. 

Poco a poco fue ganándose la confianza del dueño. Esto NO eran buenas noticias para el clan administrativo que empezó a verlo como su enemigo. En nuestro correo llegaban notas de miembros de la barra que nos relataban cómo es que algunos dirigentes les hacían llegar boletos si atacaban en las redes al vicepresidente deportivo.  El ataque dirigido era más evidente, fue común leer el hashtag de #FueraSuinaga como lo utilizan los bots de los partidos políticos. 

Así que caminando pegado a la pared, poco a poco, manteniendo un perfil bajo, fue ganando terreno, tomando decisiones deportivas. Inicialmente había apostado por José Luis Real como técnico y Cristante como auxiliar. Finalmente corrigió la decisión y puso a cada uno en su sitio.

Los números le eran favorables; los socios estratégicos aumentaron un 300 por ciento, los abonados casi un 500 por ciento, algo inusual para una ciudad con una afición catalogada como fría, con sobrada razón. La inversión de más de 2 mil millones de pesos en el estadio había rendido frutos. La empresa stadiumdb.com lo designó como el segundo estadio más bello en 2017 y dos premios internacionales por el diseño.

El centenario NO trajo títulos, pero sí una celebración impresionante y un juego ante el Atlético de Madrid, que envidiaría el poderoso América, que un año antes celebró lo mismo de forma gris, por no decir miserablemente pobre. Bueno, con decirles que hasta logró aclarar la historia de Juan Dosal con su amigo de la infancia Valentín y reintegrarlo desde entonces a las transmisiones de Televisa.

El año pasado en la cancha, las cosas NO salieron. Cristante, su apuesta lucía desesperada, incluso llegó a declarar; “ya no sé qué hacer, no puedo hacer jugar mejor a este grupo”. Muchos lo cesamos por anticipado. Las críticas arreciaban, pero el joven Suinaga se mantuvo firme y apuntaló el proyecto, ya cuando pudo meter mano en las decisiones deportivas le cambió auxiliares al técnico, acercó a Sinha a su grupo de trabajo, aceptó las elecciones del técnico y fue paciente con los resultados.

En Fuerzas Básicas ya habían llegado los títulos con la Segunda División, la Sub 13, entre otros. Sin duda se estaba en el camino correcto. Meses después y en cuestión de semanas vivirán su segunda Final después de perder la de la Copa MX.

No sé si Toluca logre la undécima, su rival es extremadamente complicado y está motivado. Lo que sí puedo decir es que estos Diablos de Don Valentín ya han ganado y mucho. Finalmente volvió a encontrar un dirigente que ha potenciado el legado de su padre, deportivamente hablando. El joven Suinaga nadó entre tiburones en su propio infierno y no sólo salió ileso, está por hacer historia. Estos hechos que les relato retratan la magnitud del logro.

¿Quién lo hubiera dicho? de coronarse el domingo Cristante, seguro será felicitado también por Roberto Salgado, el mismo que en 2010 dio la orden para que se le negara el acceso a las instalaciones del equipo por haber sido dado de baja por el Chepo de la Torre; “cómo no entiende ese señor, que ya no tiene ningún derecho” le oyeron decir aquel día. Vaya paradoja.*

Así como aplaudimos la llegada de nuevos técnicos, jóvenes, estudiosos, con hambre, diferentes formas de actuar, de hablar, como los Puente Jr., los Almeyda, los Diego Alonso, los Leaño y compañía, aparece también una nueva generación en la dirigencia deportiva. Jóvenes audaces, preparados, con visión de negocios a corto y largo plazo, capaces de sobrevivir a su propio infierno, como Suinaga, ahí vienen los San Román, los Achar, los Orantes y compañía. Esto sin duda es un oasis en un futbol nuestro al que siempre satanizamos. Ellos nos están demostrando que cambiar el rumbo es posible… ojalá cada día aparezcan más ‘Suinagas’, aunque nos preguntemos al inicio, ¿quién chingaos es este chavito?

“Si quieres resultados distintos, no hagas siempre lo mismo” Albert Einsten