opinion.ignacio-suarez.el-escandalo-que-mato-la-champions

RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

El escándalo que mató la Champions

2019-05-29 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

Este martes, amanecimos en Madrid, España. Cubrir una nueva final inglesa en la Champions League era el motivo.

El aeropuerto de Barajas aún no está en 'modo Champions' . Algunos pequeños stands en la sala esperando invitados de la UEFA; nada espectacular.

Mientras pedíamos un cafe expreso, demasiado insípido para los más de 210 pesos que equivalen a los 10 euros que costó, la gente se empezó a arremolinar frente a los televisores de la cafetería.

No se anunciaba la llegada del Tottenham ni del Liverpool. Antena 3 y Telecinco interrumpían su programación habitual para presentar un avance de un tema que consideraron vergonzoso, escandaloso y tenebroso.

La 'Operación Oikos', como se le bautizó, había tenido éxito: Raúl Bravo, ex jugador del Real Madrid en la época galáctica, además de Borja Fernández, capitán del Valladolid, Carlos Aranda, Íñigo López, el presidente del Huesca, equipo de la Primera División española, entre otros, habían sido detenidos por la policía.

Raúl Bravo fue jugador del Real Madrid de 2001 a 2007

Las acusaciones eran muy severas: amaño de partidos para ganar dinero en casas de apuestas de Asia y medio Oriente, lavado de dinero y delincuencia organizada.

Se mostraron imágenes del cateo al departamento de Bravo, rescatando grandes cantidades de dinero en efectivo, así como las detenciones de los jugadores. Javier Tebas, presidente de la Liga, confesó que fue a raíz de una denuncia de ellos que inició el operativo. "Es una pena, pero es necesario acabar con la corrupción", dijo a Antena 3.

La historia de esta investigación y la 'Operación Oikos' empezó en un juego de la Segunda División de hace dos años.

El Huesca era el líder, había asegurado su ascenso una semana antes y enfrentaba al débil Nástic, al que le sacaba 29 puntos en la tabla y que necesitaba ganar para no descender, algo que parecía imposible.

Sin embargo, algo se empezó a mover. Las casas de apuestas tuvieron que cerrar el juego al medio tiempo. Había movimientos inusuales. Desde Asia, se apostaban fuertes cantidades de dinero al empate a cero y a la victoria del Nástic.

¿Qué sucedió? Al minuto 72, Uche, ese jugador que vino a robar -perdón, a jugar- a Tigres hace años, anotó para el Nástic y así terminó el juego. Las casas de apuestas perdieron y algunos ganaron mucho, mucho, mucho dinero...

Y mientras, en México muchos se darán golpes de pecho presumiendo que algo así nunca ha sucedido, no sucederá por los siglos de los siglos, porque nuestro futbol es puro y casto.

El Fantasma ya se encuentra en Madrid para cubrir la Final de la Champions

Ese episodio me recordó aquel evento de finales de la década de los 90, cuando el CISEN -de aquella época- investigó, documentó y luego archivó por órdenes superiores algo que pasó para evitar el escándalo: Un grupo de árbitros de la Primera División de México eran constantes ganadores de pronósticos deportivos, donde hacían apuestas directas a partidos que ellos dirigían, y jugaban triples en los juegos donde aquel grupo no participaba.

Sería bueno recordar esta historia a todos los que ayer y hoy, se darán golpes de pecho...

Hubiera querido hablar de la Champions... hubiera.

TRAYECTORIA DE RÁUL BRAVO

Raúl Bravo debutó en el 2001 con el Real Madrid, donde formó parte del equipo de los 'Galácticos'. Tras ser prestado en el Leeds United regresó en 2003 con el club blanco, donde se volvió titular indiscutible con Carlos Queiroz en el banquillo.

En 2007 dejó a los Merengues para enlorarse con el Olympiacos griego, donde militó hasta el 2011, interrumpido por un corto periodo en el Numancia.

Tras su paso por el legendario equipo helénico, regresó a su país con el Rayo Vallecano, pero no tuvo la continuidad deseada y empezó el declive de su carrera, que lo llevó al Córdoba de la Segunda División Española y varios clubes de Grecia como el Veria y el Aris Salónica, hasta su retiro definitivo en 2017.