opinion.ignacio-suarez.entre-collado-y-amado-gallos-historias-sin-fin-p1

RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Entre Collado y Amado… Gallos; historias sin fin (P1)

2019-07-17 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

Parece que Doña Fede NO se cansa ni le molesta que sus asociados vivan eternamente en los tribunales. Apenas la semana pasada en la Suprema Corte, terminó finalmente un litigio que duró 17 años entre Jorge Vergara y la Asociación Civil, y al día siguiente en los juzgados de Puebla, dio inicio la otra telenovela legal en la entramada y sospechosa triangulación de la venta de la franquicia de Lobos BUAP, que terminó en Ciudad Juárez y de la cual en las próximas semanas les daremos cuenta.

Y cuando se pensaba que esto ya era más que suficiente, viene la detención del abogado Juan Collado, defensor de personajes políticos de muy dudosa reputación como Romero Deschamps, Enrique Peña Nieto, Raúl Salinas de Gortari, entre muchos otros.

El cumplimiento de la orden de aprehensión se fundamentó principalmente en un tema de lavado de dinero, operaciones con recursos de procedencia ilícita y delincuencia organizada. ¿En dónde? A través de Caja Libertad, de la cual Collado aparece como presidente del Consejo de Administración desde el 2015. Esta empresa es una Sofipo, una entidad de ahorro y crédito popular que desde su creación ha estado vinculada a diversas acusaciones y sospechas de lavado de dinero, ya sea de la empresa en si o de sus socios.

En el cuerpo de la denuncia que provocó la captura de Collado y que consta de 145 páginas -de las cual tenemos copia- específicamente en las hojas 50 y 51 resucitan el añejo tema y modus operandi financiero de 'El Tío' Tirso Martínez cuando fue dueño del Querétaro, Irapuato, Venados, La Piedad, entre algunos otros y que dan certeza a lo que consigné en la serie de tres entregas que titulé: “Futbol mexicano en tiempos del narco”.

En la denuncia de hechos realizada por Sergio Hugo Bustamante Figueroa, refiere que en el 2002, un personaje llamado José Muñoz les ofreció que adquirieran a Gallos Blancos, que a José Antonio Rico, uno de los dueños de Caja Libertad, le agradó la idea pues le pareció sería un vehículo publicitario muy eficaz. Cerraron el trato en siete millones de dólares (70 mdp al tipo de cambio) en el que estuvo presente Tirso Martínez, el mismo que testificó contra el 'Chapo' Guzmán en Nueva York.

 

 

 

Ese pago se efectuaba a través de abonar a facturas por servicios fantasmas de otras empresas del hoy convicto Tirso Martínez. En el 2004, cuando vino la amenaza de desafiliación sobre Querétaro e Irapuato, hubo que buscar a prestanombres y aparecieron entonces los hermanos Vázquez Mellado como 'dueños' de Gallos. A ellos la Federación Mexicana de Futbol, que encabezaba Alberto de la Torre junto a Decio de María quien recién había ingresado, supuestamente les pagaron 10 millones por cada franquicia, pero Bustamante, refiere los Mellado, les refirieron que incluso teniendo de abogado a Diego Fernández de Cevallos jamás pudieron cobrar esa cantidad a Doña Fede. ¿Dónde quedó ese dinero? ¿Se pagó? ¿A quién y cómo?

En otra parte de la denuncia de Sergio Hugo Bustamante Figueroa, concretamente en la página 48 y 49, se consigna que en el 2014, José Antonio Rico, uno de los dueños de Caja Libertad, le mostró pagarés firmados por Amado Yáñez por ocho millones de dólares ya que le había vendido el equipo de Gallos Blancos, acotando que Rico, previamente, había comprado el equipo con créditos otorgados por Caja Libertad que nunca pagó. Es decir, se compró para sí, con un crédito de sus clientes que nunca pagó.

Este hecho me llamó la atención por algunas imprecisiones muy relevantes. En principio de cuentas, en el 2014 fue el infierno en la vida de Yáñez Osuna. En febrero, comienza la pugna de Lozoya Austin desde Pemex en su contra por el tema de Oceanografía; el SAE interviene la empresa. En marzo del 2014, Amado Yáñez es arraigado en su casa de Acapulco. Tuvo que viajar a México para operarse del colón en dos ocasiones.

Coincidentemente, el 30 de mayo por la mañana en la casa de Doña Fede, se anuncia que Amado Yáñez vende Gallos Blancos al Grupo de Olegario Vázquez Aldir; una noche antes, el 29 de mayo, es aprehendido precisamente en uno de sus hospitales del grupo comprador, el Ángeles Lomas, de Huixquilucan.

Algo NO cuadraba.  Nosotros teníamos entendido que esos Gallos Blancos que Amado Yáñez vendió a Grupo Imagen, habían sido un año antes los Jaguares de Chiapas de Ricardo Salinas y TV Azteca. Nos pusimos a investigar de cuál Querétaro se hablaba ¿El de Caja Libertad? ¿El de TV Azteca? ¿Ambos?

¿Cómo fue la llegada de Yáñez Osuna al futbol?. De niño, este extremo izquierdo en las infantiles del América soñaba con ser como Juan Manuel Borbolla, luego probó ser tenista profesional, entrenando con el maestro de Raúl Ramírez sin mucho éxito por lo que se dedicó a graduarse como Ingeniero Civil, y enseguida, estudiar un postgrado en Ingeniería Marina en la Universidad de Texas.

Se integró junto con su hermano Carlos Daniel a la empresa que su padre, originario de Contepec, Michoacán, había fundado y que en 1990 cambió la razón social a Oceanografía S.A. de C.V. El éxito de la empresa fue meteórico, se convirtió en la tercera naviera del mundo. Muchos de sus detractores lo señalaron como uno de los grandes beneficiados en el sexenio de Vicente Fox y de sus hijastros.  

En el camino hizo gran amistad con en el 'Brody' Jorge Campos, que le presento después a Claudio Suárez. Él fue quien le insistió una y otra vez que se metiera al futbol profesional. Viviendo en Ciudad del Carmen, Yáñez decidió hacerle caso. En el 2012, compró una franquicia de un equipo de Segunda División al que bautizó como Delfines, y puso escuelitas para los chavos, que tenían una vida difícil con sus padres lejos en las plataformas. Campos fue muchas veces a dar pláticas, era la imagen del equipo.

Con los contactos de Campos, Delfines armó un trabuco. "Era como el Real Madrid" de la Segunda; líder invicto, campeón de goleo, mejor defensiva. Viajaban y vestían como equipo de Primera División. El estadio se llenaba cada 15 días. Cuando se esperaba el inminente ascenso, se les atravesó el Tapachula que los eliminó en Semifinales sorpresivamente.

Esa frustración, la volvió reto. Habría Ascenso en Playa del Carmen así fuera a golpe de chequera. Claudio Suárez y Campos negociaron la compra de la franquicia de Pumas en el Ascenso, con todo y David Patiño, y la mudaron. El equipo ya tenía muchos problemas con el porcentaje y no pudo evitar el descenso. Pero le metió dinero al estadio, que ya tenía capacidad para 15 mil aficionados y tenía planes para llegar a los 20 mil.

En una comida con empresarios donde se encontraba Salinas Pliego, le planteó la oportunidad de comprar a Toros Neza, uno de los candidatos incluso a ascender y que era de su propiedad. Gustavo Guzmán cerró la operación en cuatro millones de dólares con todo y jugadores. Ese torneo lo administraría TV Azteca, y al final de la temporada se mudaría a Playa del Carmen, con un sobreprecio si ascendían obviamente.

Toros Neza ese torneo llegó a la Final ante La Piedad de Fidel Kuri Grajales. Días antes de disputar aquella Final, Amado Yáñez recibió de parte de un amigo suyo, también proveedor de Pemex, la solicitud de que los recibiera en Playa del Carmen a él y a Fidel Kuri, que quería plantearle un negocio.

Aceptó y los recibió. La propuesta NO era arreglar la Final precisamente, sino negociar la venta del equipo: “Si ganas tú (Toros Neza) te compro el 50 por ciento del equipo; si gano yo (La Piedad) te vendo el 50 por ciento y de cualquier manera, el que suba no los llevamos a Veracruz, ya tengo arreglado todo el 'deal' (negocio) con el gobernador Javier Duarte, nos va a poyar con dinero, estadio, con todo”. Palabras más, palabras menos, nos confirma otro de los asistentes a esa comida.

No hubo empatía con Kuri y NO hubo trato. Y cuando se pensaba que Toros Neza ascendía luego de ganar de visita en La Piedad 0-1 aquel mayo del 2013, en el juego de Vuelta hubo triunfo de los visitantes. Se fueron a los penaltis, ganaron los michoacanos y Kuri se quedó con su 100 por ciento y mudó la franquicia a La Piedad. Yáñez se llevó a Toros Neza a Ciudad del Carmen para convertirse en Delfines.

'Ya entrados en gastos', dirían en mi pueblo, surgió la llamada de José Antonio Rico y Rodríguez Boggio, dueños de Caja Libertad. El abogado Juan Collado, aún no aparecía en escena, era el 2013. Le ofrecían al Querétaro, ya no querían gastar más. No conocían del tema y Amado tenía dinero, jugadores y asesoría.

Jorge Campos fue también a aquella entrevista en las oficinas de Querétaro donde se arreglaron los pormenores. Gallos tenía graves problemas de descenso. Necesitaba reforzarse. Efectivamente, Rico le puso precio: 8 millones de dólares por la franquicia. Amado no podría saber mucho de futbol, pero sí de negocios. Si se salvaba el equipo, pagar 8 millones por la franquicia era un buen negocio. Si descendía, el equipo valdría un millón de dólares cuando mucho.

A diferencia de lo que asegura Bustamante en su denuncia, NO hubo pagarés por 8 millones de dólares y sí un contrato privado que establece con claridad que Yáñez Osuna se comprometía a absorber y asumir los gastos operativos del Apertura 2013 además de la contratación de refuerzos. Si el equipo se salvaba, pagaría 8 millones de dólares a la empresa de José Antonio Rico por el 100 por ciento del equipo. Si Gallos descendía, se quedaba con la franquicia y jugadores que hubiera adquirido a cambio de lo invertido en operar el equipo esa temporada, pero ni un peso más.

El equipo inició el torneo de Clausura 2013 dos puntos abajo del Atlas de Tomas Boy. Yáñez echó a Sergio Bueno, trajo a Nacho Ambriz, se reforzaron bien y Gallos terminó en el octavo sitio de la tabla general, con 24 puntos. ¿Calificó? NO. Atlas hizo también una extraordinaria temporada, quedó en tercer lugar con 32 puntos y Gallos descendió. Monterrey, que terminó como noveno, tomó su lugar en la Liguilla. Rico se quedó sin poder cobrar los 8 millones de dólares; Yáñez con sus jugadores y con la franquicia.

En la Fecha 16 de ese torneo y con el equipo prácticamente descendido, en una boda, Amado Yáñez se encontró con el millonario inmobiliario Henry Helfon, quien le presentó a Jorge Vergara. “Mira, te presento al dueño del Querétaro”, con cierto menosprecio y viéndolo raro, dicen los que estuvieron ahí. El dueño de Chivas lo miró diciéndole: “Mañana te ganamos 3 a 0”.

Sin saberlo, con ese desdén, Jorge Vergara fue el impulsor de que Amado se encaprichara en seguir en el futbol. “Mi Fantasma, al día siguiente antes de comenzar el partido contra Chivas, apareció Amado como acostumbraba. Ya descendidos a pesar del temporadón, nos sorprendió y nos dijo: "Este partido quizá para ustedes no signifique nada, para mí es cuestión de orgullo, quiero poner a alguien en su lugar. Hay premio triple si le ganan a Chivas hoy". Nunca supimos por qué, pero dimos un juegazo, y con 10 jugadores porque nos expulsaron al Gonzo Pineda, les ganamos 2 a 1”, me dijo uno de los jugadores sonriendo con el recuerdo.

“Al final volvió a bajar, estaba eufórico, muy contento. 'Esos son huevos, ese es el equipo que quiero, deberíamos estar calificados, pero estamos fuera. Solo les quiero decir una cosa, no sé como le voy a hacer, pero ustedes y yo vamos a seguir jugando como Querétaro el siguiente torneo. ¡Se los prometo!'".

¿Cómo logro seguir en Primera? ¿Qué equipo compró? ¿Con quién tuvo que negociar? ¿Cómo finalmente perdió al equipo? ¿Le pagaron? ¿Por qué Amado Yáñez asegura que NUNCA recibió el dinero, que efectivamente, le consta que Grupo Imagen pagó por la franquicia?

 

 

Parece claro lo que Amado pretende: No quiere al equipo de vuelta, en redes sociales ha asegurado que está en buenas manos. Quiere su dinero de regreso, el dinero que pagó Imagen por él. ¿Dónde quedo ese dinero? Así como Bustamante se pregunta dónde quedó el dinero que pagó Doña Fede por el Irapuato y Querétaro en el 2004. Quince años después Amado Yáñez, se pregunta lo mismo: ¿Dónde está el dinero? ¿Cuáles y de quien fueron esas amenazas? ¿Por qué Banamex NO pudo demostrar en los tribunales y en todas las instancias que Amado Yáñez no los defraudó? ¿Quiénes son o eran esos enemigos tan poderosos? 

En las próximas entregas, seguramente usted apreciable lector, tendrá más pistas y evidencias para responder a tantas interrogantes… Por hoy, se nos terminó el espacio.

 

“En un buen reportaje, puede no haber buenos ni malos, sino hechos concretos para que el lector saque sus conclusiones”

Gabriel García Márquez