opinion.ignacio-suarez.regla-de-menores-la-cultura-de-la-trampa

RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Regla de Menores, la Cultura de la Trampa

2019-05-08 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

Basta que se genere una nueva ley o reglamento para que los abogados y aún los que NO lo son, busquen esa laguna, esa interpretación, esa falla en la redacción para legalmente utilizarla a nuestro favor y el de nuestros intereses ya sea legales, económicos o deportivos. Así nos hemos comportado los seres humanos de generación en generación con coartadas perfectas: “Yo no la escribí”, “Así es la ley”, “Puede no ser ético, pero es perfectamente legal”.

Y en esta última frase radican los valores y la filosofía de vida. Se va por la vida premiando lo legal sobre lo ético. En la vida, en la política, en el deporte.

Es necesario tener memoria y recordar los inicios de la regla del menor. Esta nació en el 2005 con el título de la regla '20/11', denominada así porque se debía alinear a jugadores menores a los 20 años con 11 meses para cumplirla.

¿Cuál era el espíritu de esa regla? Obligar a los clubes a utilizar a jóvenes, reactivar el trabajo de Fuerzas Básicas y potenciar a las selecciones menores. Esa era la idea, la filosofía, el espíritu de esta. Obviamente había fallas y mucho por pulir, en aquel momento muy pocos equipos trabajaban seriamente con sus Fuerzas Básicas. Sacaban jóvenes por casualidad, no por causalidad. Hubo cientos que debutaron por debutar.

Sin embargo, por coincidencia o milagro, hubo grandes logros en lo deportivo en el corto plazo. El histórico título del Mundial Sub 17 del 2005 de Jesús Ramírez, el del 2011 con Raúl Gutiérrez, sin olvidarnos del tercer lugar del Mundial Sub 20 jugado en Colombia, también en el 2011, donde el equipo de 'La Pájara' Chávez perdió en Semifinales ante Brasil, el Campeón del torneo que tenía en sus filas a talentos como Philippe Coutinho, Casemiro, Fernandinho, Willian, Oscar, entre otros, hoy grandes figuras, y le ganó el duelo por el tercer lugar 3-1 a la Francia de Griezmann y compañía.

Las generaciones de 1984 a 1989, fueron beneficiadas por esta regla y anote en esa lista a Guillermo Ochoa, Andrés Guardado, Héctor Moreno, 'Chícharo' Hernández y al que se le ocurra de esos años. Esos son datos, hechos y no verso. A pesar de ello, había mayoría de detractores, esta 'absurda' regla limitaba la posibilidad de algunos directivos de hacer 'negocio' trayendo petardos sudamericanos, que decían y aseguraban harían más competitiva la Liga.  

La mayoría tomó la decisión de terminar con la regla y reactivaron el 'negocio' de algunos -saludos a Uriel Pérez y Jaime León-; así muy pronto, la Liga se sobrepobló de extranjeros, la mayoría de poca calidad, pero más baratos que los 'mexicanitos'. Por la inmensidad de jugadores NO nacidos en México, es que se decidió regresar a la regla de menores, más 'a huevo' que de ganas.

Al volver la ley de menores, se cumplió a cabalidad el dicho 'hecha la ley, hecha la trampa'. No sería nuevo para Doña Fede utilizar esta regla de los menores para favorecer a los amigos y socios cercanos que más lo necesitaran. Citaré lo que escribí en mi columna de enero del 2017: “Recordemos los torneos del 2006. Aquel año Jaguares de Chiapas NO cumplió con la regla 20/11 que exigía que jugadores menores de 20 años alinearan, mínimo, 765 minutos por temporada. En consecuencia, la FMF, que presidia Alberto de la Torre, le quita tres puntos, PERO solo de la tabla general, NO de la porcentual”.

“Al año siguiente, ascienden los Gallos Blancos de Querétaro. Compeán toma la dirigencia de la FMF y logra un contrato espectacular comercial para que Grupo Modelo patrocine a la Selección Mexicana; esta empresa, ya de por sí era sponsor de más de la mitad de los equipos en la Liga. En ese momento destacaba un 'pequeño' detalle: Grupo Modelo era, otra vez, propietario del Santos Laguna, tenía terribles problemas de descenso e invierte más de 25 millones de dólares en refuerzos”.

“Contra todos los pronósticos, el muy modesto Gallos Blancos… tiene un gran inicio de torneo. Santos Laguna es un desastre. Se juega ya casi la mitad del torneo y de pronto algún federativo hace 'magia' y misteriosamente aparece un agregado en el reglamento de competencia que establece que el equipo que NO cumpla con los minutos de juego de jugadores menores se le quitarán tres puntos de la tabla general, pero TAMBIÉN de la PORCENTUAL. Un hecho que NO estaba estipulado e incluso NO se había aplicado a Chiapas, un torneo anterior”.

“Ulises Zurita protestó hasta el cansancio con múltiples pruebas apegadas al reglamento. Nada pasó; al pequeño y modesto Querétaro se le quitaron los tres puntos en la tabla y en la de PORCENTAJE. ¿Qué sucedió al final? Pues que Santos Laguna terminó con 21 puntos el torneo y Gallos se quedó en 19. El Grupo Modelo siguió siendo el gran patrocinador de nuestro futbol…  Esos tres puntos que le quitaron, fueron la ENORME diferencia”.

¿Se parece algo de esto a lo que sucedió con Xolos? Si en el fondo, pero NO en la forma. El reglamento para menores con o sin lagunas estaba claro para todos, lo conocían y nadie chistó cuando lo aprobaron. Sin embargo, siempre en Doña Fede puede haber una 'mano amiga' que nos pueda ayudar con la interpretación de un reglamento totalmente difuso.

¿Hizo trampa Xolos? NO, pero si atentó y faltó al espíritu de la regla. Fue legal, más no ético. Pero tampoco esto es nuevo. El año pasado Monarcas Morelia NO iba a cumplir con el reglamento de menores, era prácticamente imposible. Sancadilla, en el diario Reforma, fue el primero en darse cuenta y lo documentó con manzanitas.

Rogelio Ismael Meraz, un seleccionado constante de Monarcas en la Sub 20 y que sumaba minutos de menor en sus llamados, de pronto NO apareció en la convocatoria al Premundial. A los de Álvaro Dávila les quitarían tres puntos, perdería toda opción de Liguilla; esto parecía irremediable… parecía.

Vino algo mágico, casi divino. Doña Fede se pronunció para explicar lo inexplicable: “¿Qué creen?  A Ismael lo convocamos, llegó al CAR, una hormiga le puso una 'zancadilla' y se lesionó.  Como se 'lastimó' en entrenamiento de Selección -¿quién iba a decir que no?- pues juegue o no en su equipo o en la Selección, sumará minutos. Por tanto Monarcas cumplió. "Favor de no estar jodiendo”. No con esas palabras, pero así yo lo entendí. ¿Quién dice que los milagros solo se dan en Liverpool y en la Champions, también los hace Doña Fede?.

En la Copa MX este mismo año, Doña Fede volvió a interpretar el reglamento con mano amiga, ahora para joder al Morelia y rescatar de la eliminación a Tijuana. La regla establecía que DOS elementos menores deben sumar 180 minutos en la cancha, cosa que realizaron cuando iniciaron el encuentro con tres menores: Luis Martínez, Daniel López y Antonio Nava.  

Sin embargo, López y Nava salieron del campo por Ariel Nahuelpán y Miller Bolaños, respectivamente, sumando solamente 165 minutos, lo cual incumplía la regla. Martínez no contaba porque no había DOS elementos en el campo como la regla dice TEXTUALMENTE.

Entonces ahí si, Doña Fede si le dio prioridad al 'ESPÍRITU' de la regla: “lo importante era sumar 180 minutos con dos, tres o cuatro menores”, dijeron. América lo había hecho así contra Necaxa en la Jornada 2 de la Copa, usó tres jugadores en lugar de DOS, ganó el partido. Hernández Lash iba a protestar la alineación indebida. Bonilla le pidió que NO lo hiciera: “Es la Copa, es fecha dos, no hagas olas”. 

Ningún otro equipo en todo el torneo en los 120 juegos de la Copa repitió el usar 3 jugadores hasta que llegó el Morelia vs Xolos ¿Por qué? Porque respetaron textualmente el reglamento que Doña Fede. Tan simple como eso.  

Vino entonces la nueva polémica. En la Jornada 14, Xolos tiene 22 puntos, está en el octavo sitio. Su calificación está en duda y por si fuera poco, en ese momento le faltan casi 400 minutos para cumplir con la regla del menor o perdería tres puntos que serían vitales. Casi 133 minutos por juego, lo que significa jugar sus últimos partidos casi con 3 menores; eso es dar mucha ventaja en la etapa crucial.  

Tenían a dos ases en la manga. El portero Carlos Higuera y Daniel López, quienes eran siempre considerados a la Selección Sub 20 que dirige Diego Ramírez, quien fue auxiliar de Herrera en Xolos y luego recibió su oportunidad como DT en Dorados. Si los llamaba, como era esperado, NO habría problema, sumarían minutos. Se había establecido que todos los convocados a la Sub 20 en las Fechas 16 y 17, sumarían puntos. Pero... ¿Y si se lesionaban antes? ¿Si por algo Diego NO llamaba a alguno? Entonces evidentemente Xolos no cumpliría la regla y perdería tres puntos vitales. 

Nadie puede asegurar que la gente de Xolos NO llamó a Diego para que les confirmara que Higuera y López serían convocados, lo que sería un tráfico de influencias. Tampoco nadie puede asegurar que eso NO sucedió, total eso es impensable en nuestro futbol ¿o no? Lo cierto es que el DT Pareja, se la 'jugó'. En la Fecha 14 debutó al arquero para que sumara 50 minutos y contaran los minutos de la concentración, y en la jornada siguiente metió a Daniel López 15 minutos, para que sumara 54 minutos y también contara en su 'supuesta' convocatoria. ¿Así en verdad fue de audaz? ¿NO tenía de antemano confirmada la convocatoria?

Al final, Higuera y López SÍ fueron llamados por Diego Ramírez a la concentración de la Sub 20, igual que JJ Macías. Lo curioso es que mientras el delantero del León jugó el partido completo ante Chivas de la Jornada 16 y 81 minutos ante el Pachuca en la 17, lLos jóvenes de Xolos ni siquiera en la banca estuvieron en los últimos dos juegos vitales ante Morelia y Puebla. No necesitaba usar jóvenes, gracias la selección Sub 20 y al reglamento que lo permitía.

 

Justo ahí viene un detalle muy importante y contundente. ¿Sabe cuantos equipos que aportaron jugadores a la Sub 20 que va al Mundial de Polonia, ocuparon los minutos que aportan sus seleccionados para NO infringir la regla del menor? Solamente Tijuana y Querétaro.

Pachuca que aporta cuatro jugadores, Chivas con tres, Necaxa, Morelia, Cruz Azul, que solo sumó a uno, superan por mucho, los mil minutos que exige el reglamento. ¿A cuántos equipos les hubieran quitado tres puntos si NO contaran los minutos de sus seleccionados? Solamente a Xolos y a Querétaro. A los de Tijuana les hubieran quitado 405 de sus mil 101 y hubiera totalizado solo 696, quedando a deber 304 minutos.  A Querétaro  le restarían 45 de sus mil 19 y quedaría a deber 26 minutos y perderían tres puntos. Xolos hubiera perdido la clasificación que ganaría Toluca, y los Gallos iniciarían tres puntos abajo en el porcentaje con Chivas el siguiente torneo.

Lo hecho, hecho está. La intención de este escrito no es ni menospreciar lo hecho por Xolos en la cancha ni ponderar la llegada de otro como el Toluca que también perdió su clasificación ahí. No soy fan de que se ganen puntos en el escritorio. El tema aquí es que se actúe, se modifique, se aclare, se redacten con manzanitas el próximo reglamento para que haya absoluta transparencia, justicia y NADA se deje a la interpretación.

Que los dirigentes revisen a conciencia el reglamento y señalen sus graves deficiencias antes de aplaudir como focas al aprobarlo y llorar como magdalenas cuando se dan cuenta que son víctimas de una mala redacción de algún artículo. Que el espíritu de la regla se lleve a la letra. Que si la intención es que los chicos se fortalezcan jugando minutos en la máxima división, cuenten solamente los minutos jugados en esta o algo de mayor equidad.

Que NO haya lugar para el tráfico de influencias. Que ningún directivo pueda pedir el 'favor' a algún técnico de Selecciones menores para sumar minutos, esté jugando o esté lesionado. Es sobre todo por evitar la cultura de la trampa. De por sí, la mayoría de los técnicos con o sin razón se quejan de ser obligados a alinear menores, con estas graves deficiencias reglamentarias más armas les dan para frenar la aparición de los jóvenes y llegarán más petardos de fuera.  

¿Quieren sentir su Liga o lo van a dejar así, a seguir interpretando a conveniencia de los amigos? ¡Ya estuvo bueno, Doña Fede!

 

“Donde hay poca justicia es un peligro tener razón”

Francisco de Quevedo