opinion.ignacio-suarez.se-ve-se-siente-yon-es-presidente

RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

¡Se ve, se siente, Yon es presidente!

2018-03-08 | Ignacio Suárez
Comparte en:

La inmensa mayoría esperaba que la Junta de Dueños, convocada para el pasado viernes, simplemente fuera una junta más, donde sólo se haría oficial lo que se había 'planchado' entre los mismos en los día anteriores: el NO para el descenso y el SÍ para el ascenso a partir de la próxima temporada.

Muy pocos, sólo un círculo muy selecto, sabían que los tiempos se habían adelantado y la bomba del día sería el anuncio de la 'renuncia' de Decio de María. La salida del dirigente y la llegada de Yon de Luisa ya se había cabildeado y acordado desde muchas, muchas semanas atrás. La idea original era que se hiciera en Rusia, probablemente cuando se anunciara que se obtenía la sede tripartita de la Copa del Mundo 2026. 

Se pensó que en ese momento, por la euforia mundialista, por los juegos de la Selección, las innevitables críticas por la llegada de Yon de Luisa, el hombre ungido por Televisa, serían minimizadas y pasadas a un segundo término. No parecía un mal plan. Sin embargo, algo pasó y se adelantaron los tiempos. Esa misma semana, cual cantaleta al romper la piñata, le avisaron a Decio que 'su tiempo se acabó...se acabó'.

Sólo el círculo más cercano a Decio se enteró de lo que sucedería ese viernes; Bonilla y Cantú, entre ellos. El semblante del todavía dirigente de Doña Fede al llegar temprano a sus oficinas denotaba que había sido una noche muy larga. Aquel 2 de marzo fue la noche triste de Decio.

Fue una reunión diferente. Por primera vez en una Junta de Dueños a la llegada de las comitivas al salón principal de Doña Fede, se les pidió de manera amable que los teléfonos celulares se quedaran afuera de la reunión. Así lo hicieron TODOS. Tal solicitud ya es una práctica común en la política y en el mundo empresarial, así que no hubo reclamos, incluso levantaron el pulgar por la medida, se evitarían filtraciones dijeron.

Vino entonces un detalle particular, a diferencia de las reuniones anteriores donde Emilio Azcárraga y Ricardo Salinas se sentaron al lado del presidente de Doña Fede, ahora los lugares de esa mesa fueron sorteados. “Ya si quedaban juntos Alejandro Irarragorri y Jesús Martinez, enfrentados de manera pública por el tema de los derechos de televisión, sería cosa del destino y no una decisión maquiavélica de nosotros”, me contaron sonriendo.

Algunos esperaban que hubiera caras de 'fuchi' entre los grupos opositores. Muchos se sorprendieron cuando el dueño de Santos Laguna y el de Pachuca se saludaron, no efusivamente pero si de manera educada. Lo mismo llamó la atención cuando un afable Emilio le dio una palmada en el hombro y compartió un abrazo con Chucho 'Pachuco'. Este hecho, fue la confirmación, por lo menos en parte, a lo que había relatado Rafael Ramos de ESPN en su columna de la semana anterior, donde señaló que ambos personajes se habían reunido, llegado a acuerdos e incluso firmado la 'Pipa de la paz'. 

Todo era 'amor y paz', por lo menos eso parecía. Llegó el momento que Decio, visiblemente emocionado, tomó un poco de agua para evitar la carraspera en la garganta, se puso de pie e hizo el anuncio. Muchos ahí presentes abrieron más los ojos por la sorpresa de la noticia. Las palabras del adiós de Decio fueron emotivas. En el recuento de los años, diría Gloria Trevi, o de los daños comentaría este servidor, el dirigente recordó cómo se dio su llegada a Doña Fede, les agradeció a los presentes la confianza depositada en él a pesar de que su experiencia en la industria era nula, comentando sus tiempos como funcionario público.

Hizo una semblanza de lo que era cuando llegó y lo que es ahora. Y a decir verdad, aunque en este espacio acostumbro ser un severo crítico de Doña Fede, sería injusto NO reconocer que existen notables mejoras en muchos rubros de su administración. Sin duda que NO todo ha sido malo, lo que sucedió en el tiempo bajo su mando, más allá de que se le podría criticar de someterse a las decisiones del grupo del poder. Al final de cuentas eso es inevitable, es y fue un empleado de alta jerarquía, NO un alto comisionado independiente como sucede en los deportes de los Estados Unidos, ¿o usted si los hubiera retado?

A medida de que avanzaba su discurso, hubo que tomar aire varias veces para enjugar algunas lágrimas. Fueron varias veces donde la voz se le quebró, estaba muy emocionado y seguramente por dentro con el ánimo destrozado, pues nunca será fácil decir adiós y dejar el poder. Al término de sus palabras, todos se levantaron para aplaudir, todos le reconocieron su labor, todos lo apapacharon, pero también es muy cierto que NINGUNO de los ahí presentes le pidió que se quedara al frente. 

Era claro que ya le habían bajado el pulgar. Anunciar el ungimiento de Yon de Luisa fue un mero trámite. Su nombramiento fue al estilo puro de los partidos políticos: un dedazo y todos sacaron las matracas; solo faltó el clásico grito de: ¡Se ve, se siente, Yon es presidente!

Y es que cuando le había tocado el turno de hablar a Emilio Azcárraga, el mensaje había sido rotundo: era el tiempo de enterrar las hachas de guerra. Comenzar con la reconciliación entre los grupos opositores. La operación cicatriz tenía que iniciar ya. “NO puedes estar peleado y grillando eternamente con quien se comió tu lunch en la Primaria, porque además quieras o no tendrán que convivir durante la Prepa, la Facultad y la Maestría. Eso es desgastante y no lleva a ningún lado, ¿o no?, me preguntó mi interlocutor -lo cual me pareció lógico- pero NO fácil de llevar a cabo.

Pero para que la 'operación cicatriz' pudiera iniciar de la manera correcta, tuvo que llegar la 'hora de las netas', que NO era otra cosa más que acabar con los dobles discursos, las simulaciones y las mentiras sobre ese pesado lastre llamado multipropiedad. El plazo fatídico, que los mismos dueños se pusieron para erradicarla, está a semanas de cumplirse: mayo del 2018. En aquel entonces Decio de María, aquel 20 de mayo del 2013, había sido rotundo y con una amenaza por escrito firmada por todos: “La SIMULACIÓN accionaria será castigada con la pérdida de la categoría”, lo cual consigné en mi columna titulada “Se solicita prestanombres para un amigo”. 

Ese era el plan original, pero la situación económica del México real lo hizo imposible. Emilio puso el dedo en la llaga; por principio de cuentas reconoció que NO había una fila de empresarios sólidos e importantes 'peleándose' por invertir comprando franquicias de la Liga MX. Así que habría que retomar el rumbo por más criticas que recibieran. Si no se puede realmente erradicar la multipropiedad en estos momentos económicos del país, habría que empezar por lo menos a   legislarla, cruda real, SIN SIMULACIONES.

Esto fue una indirecta muy directa para el Grupo Salinas y su Liga del Ajusco, con Morelia, Atlas y Puebla. Como se acercaba el fatal plazo de abolir la multipropiedad, le urgía encontrar un 'amigo' pudiente que le 'comprara' al Morelia y pensaron en Jorge Nacer, empresario dueño del Diario El Economista y del Grupo Educativo ICEL. Es el mismo que hace unos años le compró a Televisa la franquicia de San Luis en 5 millones de dólares y el resto hipotecando los derechos de TV por casi 10 años. Nacer fungió más como intermediario porque en semanas lo vendió a los López Chargoy y de ese dinero que debía pagar a Azcárraga, nos dicen que todavía tiene algunos pendientes.

Lo cierto es que aunque Nacer es un empresario importante, es evidente que su sociedad con el Grupo Salinas va desde lo social hasta la comercial, y ya participa activamente con él en muchos temas: 'El Juguetón', 'Plantel Azteca', etc. Por lo mismo, ese supuesto 'interés' por de pronto comprar Morelia, resultaba, al menos, altamente sospechoso de ser una simulación. 

El caso del Puebla, al que Grupo Salinas tuvo que 'embargar' o 'administrar', no era muy diferente. Es un secreto a voces en esa ciudad, y en varios medios, que los 145,676 nuevos 'dueños' o socios del equipo son amigos del ex Gobernador Moreno Valle, y de su esposa, hoy candidata a la gobernatura. 

Otro involucrado en ese tema era Chucho 'Pachuco', con el León y los Tuzos, quien al igual que Grupo Salinas ya tenía su plan de simulación y se habría apalabrado con algún empresario muy pudiente para que le 'comprara' uno de sus equipos, en este caso al del Bajío, para no ver en peligro una de sus franquicias. 

El vergonzoso juego de 'TODOS simularemos' estaba por comenzar; esto era PEOR aún que la simulación misma, así que habría que erradicarlo de tajo. Entendiendo las problemática para encontrar compradores, se decidió que la multipropiedad se regulara de manera intemporal. A cada grupo de los ya existentes en el Máximo Circuito se le permitiría de manera legal y reglamentaria que pueda tener SOLO dos equipos. 

La excepción será marcada en el caso de que si un grupo tuviera a dos equipos y además un equipo participando en la Liga de Ascenso, este debería de ser vendido de inmediato en caso de lograr el ascenso, y si no se diera ese caso, se le negaría el derecho de participar en el Máximo Circuito. En este caso, el involucrado directo es Grupo Pachuca, con Mineros de Zacatecas.

No es el caso de Tampico Madero que es propiedad de Grupo Orlegi de Alejandro Irarragorri, quien tiene a Santos Laguna, ni tampoco Dorados de Sinaloa que es propiedad de Hank Rhon; en ambos casos estos equipos podrían lograr ascender y seguir perteneciendo al mismo grupo, que llegaría en ese momento al total permitido que serán dos.

Sobre este tema, no hubo ninguna objeción ni de Grupo Pachuca ni tampoco de Ricardo Salinas Pliego, por lo que podemos suponer que Jorge Nacer de pronto y mágicamente dejará de tener tanto 'interés' en comprar a Morelia.

Amén de que NO es lo ideal y esta lejos de lo dispuesto en los lineamientos que marca la FIFA, esto es lo real de este futbol nuestro de cada día. Por lo menos, se comienza por aceptar lo que es  EVIDENTE y se les obliga a los dueños a poner sus cartas sobre la mesa, es decir, les quitaron los 'comodines' que se guardaban bajo la manga. Esto a mi juicio parece MENOS peor que como estaba y se planeaba.

Viene entonces el tema de la llegada de Yon de Luisa a Doña Fede. Por supuesto, que al llegar directamente de Televisa, por lógica simple NO puede ni debe ser bien visto por ningún medio. Sin embargo, debemos preguntarnos honestamente: ¿habrá alguna diferencia en las preferencias que se tomaban con Decio de María? La respuesta es NO. Pasaba antes y pasará ahora, así hubiera llegado Pedro Pérez o Juan Nepomuseno. 

Pensar que llegaría un tipo alto comisionado, totalmente independiente y con poder de decisión, en nuestro país, en nuestro futbol, en estos momentos es absolutamente irracional, así que por favor dejemos de pensar en utopías a corto plazo. Espero ver que eso algún día llegará, pero NO será este año ni lo visualizo pronto. 

Así las cosas, habrá que preguntarse entonces sobre cuáles serían los posibles cambios reales que se podrían presentar con la llegada de Yon de Luisa y la salida de Decio de María.

Así como en los equipos el cambio de un técnico provoca que los jugadores se reactiven y se muestren, algo así sucede en las empresas. Cuando los altos mandos se prolongan demasiado en el poder, aparecen por consecuencia muchas complicidades de los mandos medios. Se conocen demasiado unos a otros, uno se sabe las mañas del otro pero se las permite porque él también se sabe las suyas y así se hace una cadenita. Eso provocará la llegada del nuevo jefe, que NO nos conoce.

¿Habrá muchos cambios en las directrices de Doña Fede? Por supuesto. Es lo lógico, lo recomendable, sobre todo en los puestos estratégicos ¿usted confiaría la información confidencial en la gente que NO conoce? Seguramente vendrán desmentidos al respecto. NO es lo políticamente correcto anunciar o reconocer que habrá cambios porque la gente de abajo se pone nerviosa, pero estos llegarán quizá de manera paulatina, quizá no de inmediato, pero llegarán. Pensar que los hombres más cercanos a Decio de María, como lo son Memo Cantú y Enrique Bonilla y otros mantendrán sus privilegiadas posiciones, es irreal.

Más allá que sea 100 por ciento 'televiso' o no, lo cierto es que todos los dueños incluidos los del grupo opositor hablan muy bien de la capacidad de dirección de Yon de Luisa. Cierto que de televisión NO sabía mucho y se notó, pero en el caso de direccionar empresas es muy distinto, todos hablan de sus virtudes y casi nadie de sus defectos. El éxito que tuvo el América en la era Peláez fue con de Luisa en la parte administrativa, porque eso sucedió nos guste o no, seamos 'televisos' o 'antitelevisos' y ahí están los números.

Grupo Televisa tiene por los próximos ocho años lo que más le importa de Doña Fede: los derechos de TV de la Selección. El resto NO tiene tanta importancia, los arreglos con los equipos son individuales con cada televisora, así que eso no variará mucho. Es decir, habría la posibilidad de una tregua de al menos siete años antes de que se vuelva a hablar del tema de los derechos y su renovación, que seguramente los volverá a dividir.

Pero serían siete años donde con la hacha de la guerra enterrada pueden caminar TODOS juntos, sin apuñalarse por la espalda. Tienen al menos siete años para sanar las heridas producidas en la batalla. Tiempo suficiente, SI QUIEREN, para corregir las muchas fallas que hay aún y acrecentar en lo que han mejorado. Tienen siete años para pensar en favor de su propia industria que es el futbol con visión colectiva y NO individual. Viene el inminente anuncio de la sede tripartita del Mundial ya sea del 2026 o de 2022, y aunque nos darán muy pocos juegos, Doña Fede y sus socios tendrán grandes beneficios económicos que deberían aprovechar.

El reto de Yon de Luisa es que estos socios tan contrastantes se tengan confianza, que dejen de caminar pegados a la pared como ha sucedido siempre. Parece imposible, de ese tamaño es el reto. 

Sin duda NO es lo ideal, se está muy lejos de ser lo mejor, pero si de verdad quiere crecer el futbol mexicano y Doña Fede deben mejorar de sus achaques, no hay otro camino más que el de caminar TODOS juntos porque como en los matrimonios, se deben aceptar NO por sus virtudes sino aceptarse a pesar de sus defectos.

Quisiera ser optimista, pero NO lo soy. No creo que suceda. Pero debo confesar que me gustaría que esta 'nueva' Doña Fede me callara el hocico con el tiempo. Nada me daría más gusto porque significaría, por consecuencia, que están finalmente en el camino correcto, todos juntos sin ventajas, pensando en lo colectivo, no solo en lo individual repartiendo las rebanadas del pastel de manera equitativa.

“Volver a empezar de cero olvidando los agravios es la mejor manera de volver atrás” 
Anónimo