opinion.ignacio-suarez.verdades-y-mitos-de-televisa-y-los-derechos-de-tv-del-mundial

RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Verdades y mitos de Televisa y los derechos de TV del Mundial

2017-11-08 | IGNACIO SUÁREZ
Comparte en:

Hoy al hacer la segunda entrega sobre el tema de Televisa, las implicaciones reales, los mitos y los dichos sobre la aparición de los supuestos sobornos por los derechos de Televisión, les volveré a pedir exactamente lo mismo que en mi columna anterior: "para hablar de estos temas, mis queridos lectores, es fundamental quitarse el uniforme y dejar los colores en un armario para NO entrar en conflicto de objetividad. Si eres antiteleviso ponle pausa unos minutos; sí eres 'socio águila', por así decirlo, también".

Este artículo abordará, entre otras temas relacionados, los alegatos y declaraciones que contiene el expediente DSS: EMN/AH/DAL/SPN/KDE/BDM IN CLERK'S OFFICE F.#2015R00747, cuyo proceso está radicado en el tribunal de Distrito de los Estados Unidos, en la oficina de Brooklyn, en Nueva York, que inició el 20 de mayo del 2015 cuya copia de ese expediente tiene este reportero.

La portada del expediente DSS: EMN/AH/DAL/SPN/KDE/BDM IN CLERK'S OFFICE F.#2015R00747

Es decir, son dichos, son apenas alegatos del fiscal que lleva el caso y los acusados. Unos acusan, otros se defienden, pero NO hay sentencias, por ende NO hay culpables, solo señalamientos.  Algunos han llegado a acuerdos judiciales, la mayoría de los procesos siguen. Han pasado más de dos años, el proceso continúa y no se espera que este termine pronto. Habrá que esperar muchos meses antes de ver la luz al final del túnel, me dijo uno de los abogados cercanos al caso con quien platicamos mucho sobre el tema: "Mira Fantasma, el problema no es acusar sino probar. El ratero no es ratero si no lo cachan, si no se lo prueban. ¿No me crees?, date una vuelta por la cámara de senadores de tu país y me dices”, y ambos soltamos la carcajada.

Justo el día del anuncio oficial que Emilio Azcárraga Jean dejaría la dirección general de Televisa el próximo primero de enero del 2018, por la tarde el poderoso diario New York Times resucitó una información que NO era nueva, pero que tuvo impacto: las supuestas relaciones de Televisa en un tema de sobornos por la compra de derechos de televisión de los mundiales 2018,2022-2026 y 2030.

Pero antes de entrar en materia en ese delicado tema, del cual existen alegatos en el expediente, es bueno aclarar que desde el 2011 -cuatro años antes de que iniciara esta investigación- en su reporte anual, Televisa entregó a la Securities and Exchange Commission de Estados Unidos (SEC), que tenía los derechos de transmisión para los Mundiales de Futbol de 2014, 2018 y 2022.

Los ingresos de FIFA en el Mundial de 2010

"Adquirimos los derechos para transmitir la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014 para el territorio de México y los derechos de transmisión de la Copa Mundial de la FIFA Rusia 2018 y la Copa Mundial FIFA Qatar 2022 para México y otros territorios en América Latina", detalló la empresa en su reporte.

Es decir, desde ese momento Televisa había hecho bien su chamba al garantizar el enorme negocio que son los mundiales de futbol. Había cerrado el círculo: en el 2010, entre cláusulas 'secretas' y otras linduras, había 'atrapado' legalmente a la Selección Mexicana por 8 años (2014-2022) además tendría la trasmisión exclusiva de todos los partidos moleros, de todas las eliminatorias y del Mundial. No dejó nada para la competencia. Y no empecemos con golpes de pecho, porque si de usted fuera ese gran negocio hubiera hecho lo mismo para no dejarlo ir, ¿o no?

En épocas anteriores, Televisa NO tenía en lo absoluto por preocuparse por obtener los derechos de los Mundiales. No había contendientes, sólo había que pagar por ellos. Desde la década de los setenta, FIFA no licitaba los derechos, los cedía a través de las organizaciones internacionales de televisión, que se dividían los cinco continentes.   

Por ejemplo, para México, los derechos del Mundial llegaban a través de la Organización de Televisión Iberoamericana, la OTI por sus siglas, que se fundó en 1971. Esta organización controlaba todos los derechos de Televisión importantes y los repartía entre sus agremiados.  Esa agrupación la fundó Guillermo Cañedo de la Bárcena y se mantuvo ahí, como el hombre más importante durante 25 años.

Don Guillermo Cañedo era a su vez socio minoritario de Televisa y mano derecha de Azcárraga Milmo, por lo que en ese momento el emporio NO tenía de qué preocuparse. Eran otros tiempos, otros mercados, la venta de derechos de TV existía, pero estaba en pañales, pero ya se tenía el control. 

En 1990, Imevisión, que era la Televisora del gobierno, dejó de pagar su cuota a la OTI por los derechos del Mundial, Televisa lo hizo por ellos y se quedó con los derechos para México. Cierto, le permitió a Imevisión transmitir los juegos, pero la comercialización la cobraba y facturaba la empresa de Chapultepec, salvo el programa de 'Los Protagonistas', que tuvo un enorme éxito en el Mundial de Italia 1990.

Los ingresos de FIFA en el Mundial de 2010

Con el tiempo las cosas fueron cambiando, el marketing creció exponencialmente, surgieron nuevas cadenas, la televisión de paga, nuevos modelos de negocio. A finales de los noventa, gracias a la visión de negocio de Joseph Blatter, decidió que, en lugar de ceder a un módico precio a las organizaciones de televisión del mundo, podrían venderlas ellos mismos de manera directa, incluso licitando algunas aún siendo un ente privado. Si, en ese momento Blatter descubrió una nueva gallina de los huevos de oro.

Al principio Televisa NO estuvo en peligro, Blatter le tenía un profundo agradecimiento a Guillermo Cañedo, fueron amigos y aliados. Pero surgió un enemigo, que parecía débil y se volvió muy poderoso: Jack Warner, quien ganó la presidencia de la Concacaf en 1990 y le quitó el control de la zona que México tuvo por décadas con Soria Terrazas. 

Pero Warner en si NO era un gran problema, pero sí su 'Pepe Grillo', su gurú y el autor intelectual de todos los negocios oscuros fraguados desde ahí. Su nombre Chuck Blazer, que desde la secretaría general tomó el mando. Él sabía que, para mantenerse en el cargo, poder hacer historia y negocios tenía que evitar que Televisa y el futbol mexicano retomaran el control del organismo, ya que entonces el gran negocio tendría nuevos dueños. Es decir, se convirtió en un enemigo jurado del emporio de Chapultepec.

Diez años después, en el año 2000, Blazer tenía todo el control. Él había diseñado el plan de incluir en Concacaf a la mayoría de islas posibles, tuvieran liga de futbol profesional o no. Haría que su voto contara igual, si controlaba los votos de las islas nadie le ganaría una votación en Concacaf.

Soportó varios intentos de 'golpes de Estado'. En la época de Burillo al mando de Televisa y del futbol mexicano, Enrique Borja fue aniquilado en la votación; años después Edgardo Codesal corrió la misma suerte, ya les contaré los viajes a más de 10 islas, en aquel tiempo, enviado por Televisa para documentar ese modus operandi. 

Los derechos de televisión ya eran un enorme negocio para la Conccaf. Logró que la FIFA le cediera los derechos de los Mundiales por un dólar para las islas 'pobres', y así ayudar a la zona. Pero Blazer y Warner los revendían a las islas turísticas en grandes sumas de dinero. La Copa Oro les dejaba fortunas. A Televisa, le dejaba solo los Mundiales. 

El índice de la investigación que se lleva en EU

Blazer y Warner se asociaron en la clandestinidad con Trafic, la poderosa empresa brasileña que controlaba los derechos de los eventos más importantes de Sudamérica. Ahí estaba un hombre medular en esta historia: José Margulies Lázaro. 

A Margulies todos le conocíamos como José Lázaro. Era el hombre todopoderoso de la televisión, tanto en Sudamérica como en Estados Unidos en las Copa Oro. Con él podías conseguir una acreditación, una hora de satélite, una cámara prestada, una unidad móvil, la mejor posición en el estadio, todo, absolutamente todo lo que se te ocurriera o necesitaras de telecomunicaciones. 

Yo lo conocí en una Copa América, fui enviado con él por Manuel Ramírez, quien era el director de operaciones de Televisa para que nos resolviera un asunto de tiempos de satélite. Nos caímos bien, fue en un lugar de chicas malas llamado 'Curry´s Super Club' en Santa Cruz, Bolivia, al que tomamos de oficina cada noche en aquella Copa América, donde coincidimos mucho tiempo. Ese placentero lugar era utilizado también como 'concentración' para estrellas de la selección brasileña: Romario, Ronaldo, Roberto Carlos, Dunga y compañía eran al igual que nosotros, clientes frecuentes después de sus juegos.

Fue en el 'Curry´s Super Club' donde me contó que era argentino, pero que se sentía brasileño. Que su hermano, a quien admiraba profundamente era el representante del cantante Roberto Carlos y lo había sido de Elis Regina. 

Que su relación con su padre NO había sido buena por eso su hermano se hacía llamar Marcos Lázaro y por eso, el también evitó el Margulies y sólo aceptaba que le dijeran José Lázaro. Una de esas noches, apareció ahí un argentino que se sentó a nuestra mesa y al que trataba con gran deferencia; su nombre Alejandro Burzaco y me dijo: "Fantasma, este hombre es el dueño del futbol argentino. El hijo putativo de Julio Grondona. Hoy él nos va a invitar todo, podemos pedir el mejor champagne".

Aquella noche, supe que Burzaco era el jefe de jefes de la compañía Torneos y Competencias que controlaba el futbol argentino, la misma compañía que años después pagó cerca de 370 millones de dólares por la Copa Libertadores. 

Es el mismo José Lázaro quien años después se declaró culpable de sobornos por venta de derechos, el mismo que aparece en los 'Papeles de Panamá' donde limpiaba ese dinero; el mismo que aceptó pagar 9.2 millones de dólares y ser testigo.

Es el mismo Burzaco, el que aparece en la página 38, en el apartado 87 de la investigación en Nueva York y que en unos de sus párrafos dice: "Durante un periodo de aproximadamente 25 años, ellos acusados ​​y sus co-conspiradores, se levantaron a posiciones de poder e influencia en el mundo del futbol organizado".

(Página 38, Apartado No. 87):  "Otras empresas de marketing deportivo que compitieron para negocios en la región con Trafic,  incluido Torneos, controlado por el acusado ALEJANDRO BURZACO, Juego completo, controlado por los acusados ​​HUGO JINKIS y MARIANO JINKIS, y Sports Marketing Company B, controlada por Co-Conspirator #6. A veces, estas empresas trabajaron en conflicto entre sí, cada una tratando de ganar negocios de organizaciones de futbol en la Conmebol y la Concacaf”.

La página y el apartado que habla de las empresas que compitieron

Este Burzaco es el mismo personaje que se le señala como uno de accionistas de Mountrigi Management Group LTD, la empresa que en una sola oficina donde trabajan solo tres personas pudo ganar licitaciones por decenas de millones de dólares de los derechos de televisión para 16 países del continente americano, durante muchos años. Porque se debe aclarar que oficialmente la FIFA sí 'licitó' los derechos, aunque estas estuvieron manipuladas afirman los testigos.

El surgimiento de Mountrigi Management Group LTD

El mismo Alejandro Burzaco, a cuyas empresas dice el New York Times y el portal argentino infobae.com se le asocian a Televisa…  ¿Qué tan ciertas son estas acusaciones? ¿Qué dice oficialmente la carpeta de investigación que se lleva a cabo en Nueva York y de la cual tenemos copia?...

La venta de derechos de los mundiales

De eso y mucho más hablaremos en la próxima entrega… otra vez se nos acabó el espacio, pero no la información.

“MI interés por las sociedades secretas es el producto de muchas experiencias. De algunas puedo hablar, otros NO pueden” Dan Brown