opinion.luis-castillo.correcaminos-hundido

RECORDLogoRECORD

Opinión

Luis Castillo

Comentarista en TVC Deportes que pone al alcance de los lectores información detallada del Ascenso MX y del futbol mexicano en general.

Correcaminos, hundido

2019-02-11 | Luis Castillo
Comparte en:

INESTABILIDAD, es la constante en Correcaminos desde que inició la gestión de Rafael Flores como presidente de la institución, desde las polémicas que ha generado con enfrentamientos con la prensa, aficionados y ahora con la poca claridad para tener un plan deportivo para regresar a los primeros planos al equipo victorense.

La salida de Juan Carlos Chávez es el resultado de una torpe decisión que se tomó en diciembre pasado, desde finales del 2018, la relación entre el presidente y el entrenador estaba rota, tan es así que decidieron llevar a José Luis Mata pese a violar el reglamento para que se convirtiera en este torneo en el técnico, finalmente Flores decidió darle continuidad a Chávez y hoy los resultados están a la vista, un equipo sin idea futbolística y sin claridad para desarrollar el futbol.

En los últimos años han desfilado por el banquillo del Corre, Jorge Urbina (era el técnico cuando llegó la actual directiva), Jaime Ordiales y Ricardo Rayas, y el club como resultado se ha convertido en un equipo mediano que hoy su única aspiración es pelear por no perder la categoría.

La decisión de a quién llevar a la dirección técnica del equipo será un punto de inflexión para Rafael Flores, si apuesta por dejar a José Luis Mata al frente del equipo o buscar opciones que se han barajado como Irving Rubirosa o incluso el propio Sergio Bueno.

Esperemos que por la historia de Correcaminos, el presidente del equipo deje de tomar decisiones viscerales y entienda de una buena vez que gestiona un club con amplia historia en el Ascenso MX.

Con la anterior administración, Correcaminos peleaba por ascender y hoy en día con la actual, busca no descender.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: LA RELIGIÓN 

REPUNTE, el que ha tenido Adrián Marín Lugo, un extraordinario que su calidad lo llevó a ser fichado por el América en 2015, desafortunadamente la edad y los excesos hicieron que desaprovechara esa gran oportunidad de estar en uno de los equipos más importantes de México, de hecho su paso con el equipo de Coapa es más recordado por una pelea en el entrenamiento con Javier Güemez, hoy jugador de Querétaro, y que en ese entonces Ignacio Ambriz, técnico de las Águilas, justificó.

Originario de Monterrey, Marín tuvo una vertiginosa carrera que inició en el Excélsior de la Tercera División para saltar a San Luis donde debutó en Primera División en 2012 para posteriormente pasar a Lobos BUAP en 2013 en donde al lado de Cuauhtémoc Blanco brilló, para ser transferido a Chiapas y de ahí al América, estigmatizado por ser un jugador fiestero regresó a la Liga de Plata con Tapachula y de ahí al exilio en Costa Rica donde no la pasó nada bien.

Marín regresó al cuadro chiapaneco con sed de revancha y lo ha hecho muy bien, en gran medida a la confianza que le ha dado Luis Fernando Soto, en este torneo es un referente del equipo cafetalero y sus números lo avalan, tres goles en el torneo y referente en el funcionamiento del equipo.