opinion.blog.luis-garcia.giovani-dos-santos-controversial

RECORDLogoRECORD

Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Giovani dos Santos, controversial

2019-07-09 | Luis García
Comparte en:

Existen personajes en la vida que por natura son polémicos, algunos son artificialmente controvertidos, otros, sin pretenderlo, sulfuran el entorno por el simple hecho de existir. Me da la impresión, tú eres de estos últimos, el simple hecho que transites cercano a una pelota provoca y detona emociones dispares. Y qué decir ahora que arribaste al América, entidad que maximiza los amores y los odios.

Desde hace varios días pensaba escribir sobre ti y sobre tu, tal vez, última oportunidad de desterrar esta sensación de insatisfacción que generas, la cual no comparto en lo absoluto y más adelante trataré de explicar el porqué, pero que es palpable y existe en el ambiente futbolístico.

Empecé por echarme un clavado en tu currículum vitae, y sencillamente es una locura, es colorido, es global, es brutal y sumamente extenso. No voy a ahondar en cada sitio, pero vale la pena poner en contexto los robustos parajes en los que has vivido, en algunos con turbulencias, pero eso no exime un ápice que circundaste en varios honorables sitios. Atendiendo el tema de los clubes, Barcelona, Tottenham Hotspur, Ipswich Town, Galatasaray, Racing de Santander, Mallorca, Villarreal y Galaxy; disímiles organizaciones, disímiles naciones, disímiles grados de importancia, y un par o tercia de clubes de prosapia, de esos que no accede cualquiera, que se debe tener cierto salero y otras cositas como dice la canción para ser incluido en el vestidor.

Ser un nómada no es un asunto sencillo, es uno de los tópicos que al futbolista mexicano le duele, es verdad que ha ido mejorando con el tiempo, pero no es una característica que los defina. Tú, en cambio, manifestaste la habilidad, inteligencia y sensibilidad para adaptarte a diversas ideologías, costumbres, idiomas y formas de vida. Insisto, no es un tema menor, incluso me pareció que exageraste en estar saltando de un sitio a otro. Ningún extremo es bueno, ni permanecer toda la vida en un lugar, ni estar cambiando de morada cada mes.

También es cierto que en algunos clubes viviste tétricos momentos, situaciones que pusieron en duda tus alcances y tus capacidades como deportista, pero al final del día saliste avante, tanto que cuando quisiste te fuiste a Estados Unidos a jugar con el LA Galaxy por un descomunal contrato, aspecto que volvió a incordiar a los puristas ¿Por qué se te pagaba tanto retumbaron quejidos? Sencillo, lo merecías, lo negociaste y lo cerraste, otro punto para ti y tu intelecto deportivo y financiero.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: HÉCTOR HERRERA, COLCHONERO  

Paso a tu andar en Selección Nacional. Más de 100 partidos en la Mayor y cerca de 30 goles sin ser centro delantero, Campeón del Mundo Infantil en Perú 2005, Copa del Mundo Juvenil en Canadá 2007 incluidos una tercia de pirulos, Campeón Olímpico en Londres 2012 con tres anotaciones –y eso que no jugaste la Final por lesión–, tres Copas del Mundo, incluido un golazo ante Holanda en Brasil 2014, dos Copas Confederaciones, Campeón en tres distintas ediciones de la juzgada Copa Oro, una Copa América en Argentina 2011 -arrastraron el prestigio, pero ahí anduviste también. Siendo lo medular que en todos los certámenes antes mencionados, jugaste cerca de la totalidad de partidos, no fuiste una anécdota, fuiste protagonista, para bien o para mal, pero de complemento nada.

Después de revisar a groso modo tu historial, no me queda más que reconocer en ti a un futbolista histórico de nuestra nación, y si bien esa extraña pestilencia de insatisfacción te persigue, lo tuyo pegado a una pelota ha sido magnífico, y me quedo corto.

No se puede obviar que tu último pasaje en la MLS fue incoloro e insípido, saliste por la puerta del patio trasero, pero ese sombrío momento no puede borrar tu luminoso pasado.

Llegas al América. Te quisieron vender como una bomba, hoy no lo eres, pero eres un jugador válido y con sumo prestigio. Eres un hombre dependiente de sus condiciones físicas, tu potencia fue una de tus máximas armas, si no estás bien físicamente te vuelves mundano. ¿Qué tan bien andas a tus 30 años en ese rubro? Es aquí en donde radica la duda de tu llegada a Coapa. Ahora, dudar sobre lo excelso futbolista que has sido durante varios, varios años, me parece inaudito.