opinion.blog.luis-garcia.jonathan-dos-santos

RECORDLogoRECORD

Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Jonathan dos Santos

2019-06-12 | Luis García
Comparte en:

Han sido varios los futbolistas que se perciben sumamente cómodos amparados en tu pragmatismo Gerardo Martino, indicaciones claras, estrategia sencilla de entender e implementar, veneración por la pelota, inmediata reconversión, es decir conceptos prácticos que ayudan a todos a verse bien en lo individual y por ende el funcionamiento colectivo sube un par de escalafones.

Uno de esos jugadores beneficiados has sido tú Jonathan, posees una deliciosa técnica individual, bien fusionada con una excelsa visión, eres de los adelantados tipos que antes que el balón llegue a tu regazo ya escaneaste las distintas posibilidades para descargar, y normalmente lo haces con eficiencia y lastimas al oponente.

Hablar que estás en la mejor etapa de tu carrera sería erróneo, creo que estás empezando a repuntar, a levantar el vuelo, anduviste volando bajo, aferrado a una natural necedad de estar deportivamente pegado a tu hermano Giovani, como forzado y empalagoso muégano. Sería estúpido de mi parte cuestionar una relación de hermanos, yo tengo una, pero no podemos obviar que la obsesión por pretender que futbolísticamente hablando siempre estén juntos ha hecho que uno o el otro se rezague, resulta imposible que ambos estén en el mismo momento de forma.

Si tengo que referirme a tu mejor época, para mí; no existe verdad absoluta, fue en la pasada Copa Confederaciones en Rusia, te saliste, te robaste la fiesta, fuiste el mejor futbolista mexicano por importante ventaja, te regodeaste, te soltaste el pelo y fuiste un notorio mariscal de campo, lo que jugaste ese torneo no se me olvida, jugaste los cuatro partidos ante Rusia, Nueva Zelanda y dos ante Portugal, nos embelesaste el alma con dulzura y severidad, fue una cosa de locos verte desplazarte por el campo vinculado en hermoso amorío con la pelota. Después de observarte lucir en tan hostil escenario, pensamos que te harías del puesto por y para siempre, que tomarías sitio, que serías icono, es cierto la demarcación la peleabas con Héctor Herrera, rival bravísimo, eso y las mentadas rotaciones te fueron minando y te relegaron a un lindo complemento, y penosamente hasta el momento sigues atrapado y atado en ese paraje.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: OTRA VEZ

Ahora, verte jugar ante Ecuador genera una chispa de esperanza que puedes regresar al redil de ser un futbolista medular en el equipo, ya no eres ningún chamaco, tampoco eres vetusto, pero los 29 años te obligan a desterrar tu bipolar rendimiento, dado el largo camino que has recorrido, dado tu bagaje, dadas las múltiples experiencias internacionales que has metido en tu maleta, resulta imperdonable que tu desempeño siga siendo como electrocardiograma con altas y bajas sumamente pronunciadas.

Talento te sobra a borbotones, deja de desperdiciarlo, no se vale, un artista de tu categoría, de tu colorido arte, de tu fabulosa magia, está más comprometido que el mundano, ni modo, grandes habilidades conllevan grandes responsabilidades, que si bien has cumplido varias, tampoco voy a decir que no has triunfado, pero tu éxito tiene y debe ser mucho más sonoro que el actual.

Y tu Pepito Grillo, esa vocecita interna que todos tenemos, te debe estar susurrando que haciendo una comparación entre tus notorias virtudes con lo que has regalado, todavía te estás quedando corto, pero a la vez te debe susurrar que las armas para expandir tu reinado las tienes y están más que listas, que así sea, insisto, tu brutal talento es una cosa muy poco común en el futbolista mexicano.