RECORDLogoRECORD

Christian Martinoli
Ovejas y lobos
Christian Martinoli
Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y es conductor en Radio Fórmula; ha colaborado con RÉCORD desde 2010, en la cual desmenuza los grandes momentos de los mejores futbolistas del pasado y la actualidad.
Christian Martinoli Jue, 11/16/2017 - 10:14
Ovejas y lobos

Las eliminatorias nunca volverán a ser las mismas y es que FIFA quiere abordar todos los flecos desde la inclusión hasta la protección.

Sabemos que el balompié es universal; sin embargo, existen todavía algunos mercados económicos muy importantes a los que el máximo organismo de la pelota intenta terminar de seducir, y cómo tratará de hacerlo, agregando mayor cantidad de equipos a la justa mundialista, aunque esta medida atente de manera directa contra el nivel de la misma competencia. 

La India y China son sus objetivos principales, dos países que albergan 40 por ciento de la población mundial y en donde, sobre todo la India, no tienen gran fanatismo por este deporte.

FIFA busca el mercado global, ese dinero que apenas ha rozado y que desea con toda su alma, esa plata que mueve el inmenso continente de Asia. 

Pero además mataría dos pájaros de un tiro, porque al subir los cupos al Mundial, habría un rango mínimo de error y así evitaría que escuadras como Chile, Italia, Holanda, Ghana o Estados Unidos, en este caso, no asistan a su fiesta principal o que selecciones como Uruguay, Argentina, Colombia, Suecia, Escocia, Francia, Inglaterra, Croacia y hasta México no sufran por conseguir su boleto a la Copa del Mundo como ya les ha sucedido en diversas ocasiones.

La idea es que uno de cada cinco países en el planeta vayan al torneo estelar de futbol. Desde Suiza venden la idea mediante “ovejas” de apertura e inclusión deportiva, aunque varios sabemos que en verdad lo que desean es tener “lobos” protectores para los mercados cautivos y más dinero proveniente de aquellos sectores donde el futbol no es prioridad pero que son sitios tremendamente seductores por sus poderosas marcas comerciales.