opinion.david-faitelson

RÉCORD

David Faitelson
Ni Chivas ni América son favoritos…
David Faitelson
Si hay alguien dueño de un estilo, ése es David Faitelson. El comentarista siempre ha sido duro, pero frontal al momento de emitir sus opiniones, mismas que incluso le han traído choques con algunas figuras del deporte.
David Faitelson Vie, 07/21/2017 - 11:44
Ni Chivas ni América son favoritos…

Durante más de 23 minutos intenté, de manera infructuosa, que Matías Almeyda me dijera a franca y sonora voz que Chivas volverá a ser campeón del futbol mexicano.

El entrenador argentino sonrió, se pasó la lengua sobre los labios, endureció la mirada y parpadeó un par de veces. Lo único que pude ‘rescatar’ durante la entrevista fue una tenue promesa: “Pelearemos por ello”.

El campeonato mexicano del Apertura 2017 comienza esta noche en Morelia y Tijuana, tal parece que los ‘papeles’ de los protagonistas han cambiado poco: Tigres, el recientemente encumbrado Campeón de Campeones, promete volver como el gran favorito y el equipo a vencer. Junto a ellos, un par de equipos que han vuelto a reforzarse de manera importante, y yo diría que también coherente.

El Monterrey de Mohamed, que parece tener sed de revancha y al que, poco a poco, se le están acabando las oportunidades, y el Pachuca, que competirá por el Mundial de Clubes en los Emiratos Árabes a finales del año.

Pero la pregunta es casi natural: ¿Dónde colocar a los dos equipos más populares del futbol mexicano? ¿Dónde poner al campeón Chivas y a un América que intenta ‘resucitar’ bajo la fórmula de Miguel Herrera? ¿Qué tan obligados están ambos?

Creo que Almeyda entiende muy bien la presión que tiene Chivas por ser un protagonista del futbol mexicana cada año. También, de paso, inteligentemente, sabe que debe cuidar a sus jugadores, sobre todo a un club que basa gran parte de su éxito en el talento joven surgido de las Fuerzas Básicas. Ponerles a esos ‘chicos’ la responsabilidad de ganar un título no es una medida recomendable.

Almeyda actúa con prudencia, porque sabe que su equipo necesita ahora una forma distinta de motivarse a la que empleó en los últimos torneos, cuando la necesidad de un campeonato se imponía a todo. “Ahora es diferente”, me dice. “Ahora son otros los que tendrán que ganarnos a nosotros”.

Chivas puede y debe andar bien. Tiene la misma base de futbolistas del torneo anterior y algunos de sus principales  jugadores  (Orbelín, Pizarro, Pulido, Pereira, Cota, Marín, Vázquez) puedan dar aún más. El Guadalajara espera el despegue definitivo de sus Fuerzas Básicas para evitar que en cada verano o receso, Jorge Vergara tenga que salir con la chequera a buscar refuerzos en los exorbitantes precios en los cuales le venden a las Chivas.

“Hemos fracasado”, aceptaba Miguel Herrera el domingo en California tras caer frente a Gallos Blancos en la Supercopa MX, el primer trofeo que el América ha dejado ir en esta campaña.

Y me parece bien. El Piojo ha tomado la postura que le corresponde a un entrenador del América, posición que él conoce bien y que, sin duda, en los últimos años se significó como el máximo triunfo de su carrera como entrenador.

Pero en la cancha, el América sigue lleno de grandes dudas, sobre todo en la parte que destaca el armado de juego y que termina favoreciendo a un ataque que muchas veces (como ocurrió el domingo en Carson) luce ansioso y anémico.

Oribe y Romero necesitan de suministros, de balones. El novato Lainez viene en su segunda temporada (ya lo empiezan a conocer) y el ecuatoriano Renato Ibarra (se lesiona cada dos por tres). El paraguayo Cecilio Domínguez está todavía recuperándose de la operación en el hombro y el América sigue buscando futbol cuando pasa de su mediocampo e intenta profundizar en el del contrario.

¿Podrá Miguel Herrera darle otra alternativa de juego? ¿Bastará con un equipo de garra, de entrega, de correr y meter? Difícilmente, con los futbolistas y el futbol que tiene, pero el América va a tratar, primero, de defenderse bien y supongo que intentará encontrar soluciones en sus propias carencias.

Larga el futbol mexicano. Mi orden de favoritos para el título: 1. Monterrey, 2. Tigres, 3. Chivas, 4. Pachuca y número cinco, el América. Los equipos de Monterrey, nuevamente, basados en su gran inversión y fortaleza deben ser señalados como los máximos candidatos.

Hay que tener consideración por el Pachuca que ha hecho un esfuerzo sublime para tener un equipo que compita en la Liga y en el Mundial de Clubes. El japonés Honda está llamado a ser una de las figuras en la Liga y podría abrir un mercado (el asiático) hasta ahora poco explorado por el futbol mexicano. Pero la gran cuestión sigue siendo Chivas y América.

Estoy seguro de que el Guadalajara peleará, como dice Almeyda, por ser nuevamente el campeón, sin que exista la garantía de que lo pueda lograr  y el América, tarde o temprano, volverá a los ‘genes’ del Piojo, que le garantiza ser competitivo antes que nada. La pregunta es: ¿Sí le alcanza con eso?

Chivas, el Campeón, y el América, el eterno contendiente, arrancan la  Liga sin la etiqueta de favoritos y eso ya es decir mucho al tratarse de ellos.