RECORDLogoRECORD

FRANCISCO SÁNCHEZ
Un MVP a toda ley
FRANCISCO SÁNCHEZ
El Coordinador Editorial de RÉCORD es también un periodista experto de NFL. Su análisis es indispensable cada fin de semana camino al Super Bowl.
FRANCISCO SÁNCHEZ Lun, 02/05/2018 - 08:50
Un MVP a toda ley

Nick Foles era visto como el punto débil de los Eagles, como ese QB inexperto que en algún momento del juego iba a cometer el error que podría liquidar las esperanzas de Filadelfia, pero eso nunca ocurrió y, aunque al final, como siempre, la defensiva hizo la jugada del partido, la del campeonato, este pasador es digno MVP ¿Por qué? Respondió una y otra vez con agallas el embate de una grandiosa dinastía, de soportar la presión que le ponía con cada TD una leyenda llamada Tom Brady. No cualquiera.

Hoy, Foles está en la cima de la NFL junto con Filadelfia, que le dieron una lección de cómo se le gana a los ‘Pats’. Sí, con calidad, pero poniendo el corazón en cada jugada, sin jugar de manera conservadora y demostrando en cada jugada clave que para conseguir la gloria debes arriesgar. Prueba de ello, el TD del quarterback en cuarta oportunidad y un primero y diez que abrió el camino hacia remontar el juego en la parte final del mismo.

Crédito enorme para Doug Pederson, un coach que ha mostrado esa hambre de gloria que hoy los tiene como campeones de la NFL y que han derrotado a unos ‘Pats’ que hoy son, junto con Denver, los máximos perdedores en la historia del Super Bowl, con cinco caídas en el juego grande.

Y el principal argumento de Filadelfia para ganar apareció hasta la parte final del juego. Ya era tiempo de ayudar a Nick Foles, quien lanzó cuatro pases de TD e hizo una más. Bastó una jugada para inclinar la balanza, un fumble que demuestra otra vez el viejo adagio de que la defensiva gana campeonatos.

¿Y la dinastía se termina? Lo dudo. Estas derrotas duelen mucho y más para los competidores natos. Así se demostró en las conferencias posteriores al juego de Brady y Bill Belichick. De seguro regresarán y de nuevo pelearán por el Super Bowl LIII para buscar ese sexto título que ponga a Nueva Inglaterra junto a Pittsburgh como las franquicias más ganadoras en Super Bowl.

De salida... la maldición del MVP de la temporada cobró su víctima número nueve de manera consecutiva. Ya es más aterradora que la del Madden.