opinion.jose-luis-caballero-leal

RÉCORD

José Luis Caballero Leal
Fe, esperanza y...
José Luis Caballero Leal
Aquí encontrará un análisis crítico y actual sobre los principales acontecimientos políticos y sociales de México y el mundo desde la óptica de un ciudadano
José Luis Caballero Leal Dom, 07/23/2017 - 10:48
Fe, esperanza y...

No fueron ni el Papa Francisco ni el Cardenal Rivera los que invitaran en esta ocasión a los parroquianos a la oración. Desde el púlpito de la otrora poderosa y temida Secretaría de Gobernación, su titular, Miguel Osorio Chong pidió a la sociedad tener “fe” en la PGR, tener “fe” en que la detención y sometimiento a juicio de ‘Javidú’ no es una simple simulación, sino un verdadero acto de constricción del Estado ante uno de los casos más oprobiosos de “probable” (por aquello del debido proceso) desfalco de las arcas públicas a cargo del exgobernador priísta veracruzano. Fe y esperanza en que los fiscales asignados por la PGR a este delicado caso, evidenciados por el Juez de Control, por el propio ‘Jadivú’ y sus abogados defensores como un trío de incompetentes e ignorantes servidores públicos, puedan reencontrar el hilo conductor de un juicio que parece írseles de las manos, y en donde la percepción pública, esa que habitualmente coincide con la realidad, es de la más absoluta incredulidad y desconfianza en el proceder de la parte acusatoria.

Dicen que lo que no te mata, te fortalece. Un socavón de mortales consecuencias en el Estado de Morelos, en una obra de la que la SCT y su titular han dado todas las explicaciones posibles, excepto por qué costó mil 300 millones de pesos más que lo aprobado en la “licitación” respectiva, en donde las plumas de los más poderosos editorialistas del país, los titulares de los noticieros más influyentes, la publicación de cuando menos 20 caricaturas alusivas a este trágico evento, la clausura simbólica de las oficinas de la SCT y una intensísima campaña de redes sociales pidiendo la renuncia y sujeción a proceso de Gerardo Ruiz Esparza y otros tantos servidores públicos responsables de ese desastre carretero, fue lisa y llanamente desoída por Enrique Peña Nieto, quien se limitó a señalar que no haría juicios precipitados. Habiendo transcurrido diez días del evento, solo un maestro de inglés, habilitado por la SCT como delegado y experto carretero, ha pasado a las filas del desempleo, sin consecuencia ni responsabilidad legal alguna. Un caso más que ha sido trasladado a la famosa ‘caja china’, esa a la que se envían los asuntos que sólo el tiempo ha de resolver.

Inició hace unos días el Sistema Nacional Anticorrupción, sin Fiscal ni Magistrados que sancionen los actos de corrupción de los servidores públicos. La razón: el Senado de la República ha decidido bloquear la designación de aquellos que sancionarán a los funcionarios corruptos de los poderes de la Unión, entre ellos, los propios Senadores. Este sistema, anunciado con bombo y platillo, un evidente logro de la sociedad civil, hoy en día es absolutamente inoperante, ineficaz, fuera del alcance de un acto de fe y esperanza, por la simple razón de que aquellos hacia quienes va dirigido, han decidido boicotear sistemáticamente su implementación.

Hace algunas semanas pronostiqué que con la designación de Miguel Mancera como presidente de la CONAGO no lo veríamos más en funciones de Jefe de Gobierno de esta ciudad, sino en permanente campaña en pos de una candidatura presidencial. Y en efecto, así ha sucedido desde entonces, a pesar de que esta ciudad se encuentra colapsada entre las inundaciones producto de las “atípicas” lluvias, una incontrolable delincuencia y, por primera vez, narco bloqueos en el Oriente de la ciudad, por más que Mancera se niegue a reconocer su existencia.