RECORDLogoRECORD

José Luis Caballero Leal
Porque soy la “autoridá”
José Luis Caballero Leal
Aquí encontrará un análisis crítico y actual sobre los principales acontecimientos políticos y sociales de México y el mundo desde la óptica de un ciudadano
José Luis Caballero Dom, 02/18/2018 - 07:48
Porque soy la “autoridá”

Cada vez mas frecuente resulta enterarnos de los abusos de los funcionarios del SAT- Aduana de México que colaboran en la T2 del aeropuerto Internacional Benito Juárez de la CDMX, que, bajo el argumento de “soy la Autoridá”, de forma injustificada y discrecional remiten a los pasajeros que arriban en vuelos internacionales a las improvisadas bandas de revisión aduanal, en las que, a la vista de todos, los encargados de la revisión por igual sacan calzones, brassieres, artículos de aseo personal o lo que cualquier viajero común pueda transportar, en búsqueda “aleatoria y preventiva” de encontrar algo ilegal. La declaración voluntaria es inexistente, lo mismo que el trato digno que todo servidor público público esta obligado a dispensar al ciudadano. Pésima imagen genera al turismo extranjero y molestias innecesarias al nacional esta intimidatoria forma de proceder, ausente de los más elementales principios de fundamentación y motivación que todo acto de autoridad debe revestir.

Vergonzosa la información dada a conocer a principios de semana por el Consejo de la Judicatura Federal, el cual tuvo que declarar desierta una prueba practicada a candidatos a ocupar la posición de jueces federales, al haberse percatado que algunos de los aspirantes habían obtenido de forma previa, y por ende, ilícita, las preguntas de dicho examen de oposición a tan relevante cargo. La noticia es preocupante en todos los sentidos, porque no es imaginable que aquellas personas que pretenden obtener el cargo para convertirse en juzgadores de los actos de los demás, lo hagan a partir del engaño o del fraude. Si bien es dable reconocer la pronta intervención del Consejo de la Judicatura Federal, el daño a la credibilidad del sistema de impartición de justicia es, de nueva cuenta, irreversible, en una sociedad que hoy desconfía, justificadamente, de quienes tienen esa delicada responsabilidad.

El fortísimo sismo de la tarde del viernes nos hizo recordar también el desastroso estado en que Miguel Ángel Mancera dejará esta ciudad en unos días más para convertirse en mensajero de la campaña presidencial de Anaya y virtual Senador de la República bajo la deleznable figura de la representación proporcional, es decir, uno más de los indeseables plurinominales, esos que no representan a nadie mas que a si mismos, y a los que se sumarán en las ansiadas listas de los demás partidos políticos, toda clase de vividores del presupuesto federal, incluidos muchos que hoy ni en Morena alcanzarían la purificación del mesías tropical, y miren que en ese partido se recoge literalmente lo que sea. Mancera no solo abandona la ciudad que el mismo dijo se “quedaría a reconstruir”, sino que la dejará con gravisísimos problemas de seguridad pública, robos por doquier, cárteles de las drogas operando a placer en varias delegaciones, pero en especial un Fondo de Reconstrucción maltrecho, con la renuncia el pasado 15 de febrero del Comisionado Ricardo Becerra Laguna, dejando entrever que el manejo de los fondos por parte de los tres asambleístas aliados de Mancera, uno de ellos con decenas de acusaciones de malversación de fondos, no solo es poco transparente, sino ajeno por completo a las prioridades y diagnóstico de reconstrucción y ayuda a los necesitados del sismo del mes de septiembre pasado. Cuánta razón ha tenido la sociedad civil al sistemáticamente negar el manejo de los donativos a través de órganos de gobierno, precisamente para evitar el oscuro destino de los mismos. Que pena siento por los miles de afectados por el devastador terremoto y las pocas o nulas posibilidades de reconstruir sus viviendas. La carta que Becerra Laguna le hizo llegar a Mancera es devastadora, ameritando una investigación a fondo de las anomalías allí expuestas. La tarde de ayer, por similares razones, Katia D´Artigues intentó presentarle su renuncia a Mancera Espinosa como Subcomisionada del citado Fondo, pero le indicaron que debía esperar al día lunes para hacerlo. Un Frente de Reconstrucción que se derrumba estrepitosamente por su opacidad.

Finalmente imposible dejar de hacer mención a la terrible tragedia ocurrida en una escuela en Parkland, Florida, en donde 17 personas, la mayoría menores de edad, fueron masacrados por un ex alumno de 19 años de edad. Se estima que en los Estados Unidos se han vendido suficientes armas para que al menos cada ciudadano posea una de ellas. Sin embargo, todas esas armas se encuentran en poder de un tercio de la población solamente. El 14 de febrero, the American Rifle Association publicó un tuit invitando a los enamorados a regalarle un arma a su pareja, mismo que posteriormente fue borrado. Allí se encuentra parte de la explicación de la masacre de Parkland, en un país en donde comprar un arma es más sencillo que adquirir alcohol o tabaco.