RECORDLogoRECORD

Luis García
Jérémy Ménez, Figurín
Luis García
El Doctor une el amplio conocimiento sobre el acontecer deportivo con un estilo propio de contar historias. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.
Luis García Vie, 01/19/2018 - 12:30
Jérémy Ménez, Figurín

Tu llegada a México ha causado revuelo y eso se agradece, el juego en nuestra nación está en una encrucijada, ya que tiene la gran necesidad de hacerse de personajes que jueguen bien a la pelota, pero que también aporten otras cosas en beneficio de su club fuera de la cancha.

Varios equipos han entendido que el futbol mexicano ya compite con muchos otros espectáculos, tanto en televisión abierta como de paga, así como otras opciones de divertimento, otorgándole a la gente diversas opciones y sitios en dónde y cómo gastar su dinero. Por ende, para no quedarse rezagados, los clubes nacionales empiezan a reaccionar buscando medulares actores que no sólo desempeñen su trabajo con eficacia y resonancia, sino que también hagan que los aficionados paguen un boleto por ir a verlos, compren sus playeras, o se planten enfrente de un televisor a observar sus malabares.

Tú, Jérémy, cumples a la perfección con ambas partes de la ecuación, eres un futbolista talentosos con un currículum vitae plausible, y a la vez eres una especie de rebelde sin causa que no pasa desapercibido. Tu recibimiento en el aeropuerto fue una pequeña muestra de ello, no voy a entrar en debates vacíos si fueron acarreados o no, me remito a que desde el momento que pusiste un pie en México has generado ruido, la expectativa es alta para lo que puedas hacer tanto con los pies como con la boca. Hasta el momento en ninguno de los dos campos has explotado, en la parte deportiva te ha costado la adaptación a la altura y contaminación de nuestra caótica y amada CDMX.

Se dice podrías ir a la banca este domingo ante el acérrimo oponente, Pumas, y que tienen de hijo en la época contemporánea. Incluso, has pedido públicamente que te otorguen dos o tres partidos para alcanzar tu correcto nivel, sin duda, por la ilusión que has generado, ese margen de maniobra se te otorgará, más allá que tu contratación fue tardía en cuanto a planeación, en el entendido que no se trató de cualquier jugador.

En la otra parte de la mesa, es decir, en relación al personaje que nos hará estar pendiente de sus modales fuera de la cancha, hasta el momento no has sacudido el ambiente, también es verdad que llevas tres minutos. Tu declaración que llegas al más grande del país es un lugar común, frase utilizada por muchos cuando arriban al América. Me gustó el desparpajo cuando señalaste que en Turquía te aburriste, exposición que te define como un hombre que no gusta de quedar bien.

Has dejado en claro que eres un niño rebelde, cosa que celebro, ya que en lo particular los tipos no convencionales me seducen, poseen un valor agregado para un producto como el juego de futbol que cada día que pase es orillado a encontrar métodos de venderse más y mejor. Prefiero siempre a un virtuoso malcriado que a un burdo ordenado.

No sé si llegues a ser un éxito mediático y futbolístico, lo que sí debe reconocerse y agradecerse, es que tu nuevo club se aventuró, decidió tomar un camino alternativo, no acudió a los parajes ordinarios en búsqueda de soluciones, se salió de su zona de confort de comprar lo que ya conoce del mercado nacional y fungió como un bravío y loco explorador al traerte.

Tu contratación tiene todo el sello del América, tú sí eres una adquisición que empata con la prosapia del América. Bienvenido a nuestro país, insurrecto francés, bienvenido a nuestro futbol, te vas a divertir, espero nos diviertas de igual manera.