opinion.ruben-rodriguez

RÉCORD

Luis Castillo
De pie para México
Rubén Rodríguez
El periodista de Fox Sports llega a RÉCORD para revelarnos las bombas del fútbol nacional y de la Selección Mexicana.
RUBÉN RODRÍGUEZ Jue, 09/21/2017 - 11:30
De pie para México

Increíblemente México sigue en pie. Sigue de frente. Grande por su gente, su corazón, juventud, fuerza y alma. Sus deseos de vida hacen que este país se sostenga. México en el peor momento saca lo mejor que tiene, su gente. 

El llegar a Ciudad Universitaria, Estadio Azteca y todos los centros de acopio de la ciudad y contactar con las caras de esperanza, alegría, solidaridad te hacen vaciar el vehículo y volver por más para los que necesitan. 

Ver a los que menos tienen, los que día a día buscan el sustento, pelear, regalar, organizar y repartir su fortuna para no ver al de al lado caer o desfallecer te llena como mexicano. Ver que la gente, o algunas que mucho tienen, donar, apoyar y dar fortalecen el siguiente paso, a pesar de los que buscan sólo la foto, la cámara, los reflectores o los que de plano se esconden y muestran la ley para esconderse aún más.

Balón con valor social

Aplausos para todos ellos, como para los clubes, jugadores, Federación y todos los involucrados con el futbol profesional que han dado otro ejemplo de que cuando quieren pueden servir para mover y acortar distancias.

Bien la FMF en aplazar la jornada, en olvidar el futbol en momentos, donde el balón resulta estorboso para patear, pero útil para ayudar. Muchas veces señalamos a los dueños cómo priorizan lo económico, hoy se han tocado el corazón y sensibilizado para apoyar.

Estoy seguro que esto no va a quedar aquí, ya que muchas propuestas están en la mesa: donar taquillas, entrada libre y más. El futbol es un movilizador y hoy ocupa su valor en el entorno social. 

Heroico colectivo

Destacar lo hecho por los jugadores en Europa que han sumado esfuerzos para llevar dinero a los bolsillos de los damnificados desde sus respectivas fronteras, moviendo todos sus contactos y haciendo que su mote de figuras resalte por su labor no por su nombre en camisetas.

Finalmente lo heroico en momentos sociales débiles es colectivo y no individual, y así lo hacen ver. Bien por Javier y Layún que nunca olvidan dónde crecieron.