opinion.vero-velazquez

RÉCORD

VERO VELÁZQUEZ
El triángulo del éxito
VERO VELÁZQUEZ
Una experta del mundo Running, quien nos dará los mejores tips para correr y llevar un estilo de vida saludable.
Verónica Velázquez Vie, 03/24/2017 - 12:17
El triángulo del éxito

Hay tres factores fundamentales para que el rendimiento de un corredor llegue a su máximo potencial: entrenamiento adecuado, alimentación balanceada y dormir suficiente. Este último, generalmente es el elemento más ignorado, pero el descanso, específicamente dormir, es sumamente importante.

Algunos expertos lo llaman ‘el entrenamiento invisible’ y el apodo me parece muy atinado, porque a pesar de que cuando dormimos parece que no está pasando ‘nada’, en realidad nuestro organismo trabaja muchísimo: reparando tejidos musculares, reequilibrando el sistema hormonal, lo que se traduce en poner en orden el apetito, la quema de grasa, la asimilación del azúcar, el nivel de estrés, etcétera. Por si todos los beneficios de dormir no fueran suficientes, descansar es delicioso y es gratis.

Otro proceso poderoso que sucede mientras dormimos es que el cuerpo rellena las reservas de energía, dejándolo listo para un nuevo esfuerzo físico.

El sueño tiene una gran labor de organización y limpieza en nuestro organismo, lo que incluye además la asimilación del trabajo hecho en el entrenamiento.

Por esta razón, el triángulo del éxito del entrenamiento de un corredor incluye el sueño como elemento clave. Dormir es imprescindible para evitar lesiones, ya que las rupturas de fibras musculares que se generan durante el entrenamiento sólo se reconstruyen durante el sueño.

Y no sólo se reconstruyen las fibras musculares, sino también las neuronales. Es por eso que si no descansamos y nos recuperamos correctamente, se afecta tanto el rendimiento físico como el intelectual.

Si no dormimos lo suficiente y los músculos no se terminan de reparar, se incrementa la probabilidad de lesiones.

Ahora bien, no sólo dormir repara los músculos, para eso también se necesita comer adecuadamente y por supuesto llevar un entrenamiento con cargas adecuadas.

Pero en resumidas cuentas, si no dormimos suficiente, todo el esfuerzo de entrenamiento y nutrición adecuada puede ser en vano.

La recomendación general es dormir al menos siete horas al día y aunque hay gente que asegura que durmiendo tres o cuatro se siente con energía, está comprobado que el cuerpo requiere más tiempo de sueño para recuperarse.

Si usted es de los que cree que duerme suficiente, observe si no tiene alguno o varios de estos síntomas de falta de sueño: dificultad para levantarse de la cama en la mañana, sensación de cansancio al despertar, irritabilidad, mala memoria, antojo de alimentos dulces, sueño por las tardes, fatiga y falta de motivación.

¿Usted duerme suficiente? ¿Le da prioridad a entrenar contra dormir? ¿Ha notado poco avance en su rendimiento? Tal vez descansar más puede hacer la diferencia.

Haga la prueba, verá que algunos días los beneficios de dormir serán más que los de entrenar.