la-tercera-division-una-mina-de-oro

RECORDLogoRECORD

La Tercera División, una mina de oro

| Foto: ESPECIAL RÉCORD
Entre sus 216 equipos, se gastarán alrededor de 32 mdp por jugar esta campaña, más lo que se sume de multas
2012-03-14 |
Comparte en:

PABLO MACEDO | LUIS SALAZAR

La Tercera División es una Liga profesional sin reflectores, de la que poco o nada se sabe, y que generará esta temporada a la Federación Mexicana de Futbol ingresos por más de 32 millones de pesos, más lo que se acumule en multas.

La FMF ha montado una competencia redituable, en la que recibe un ingreso nada despreciable por permitir a los clubes jugar en su torneo. La afi liación y el derecho a ser parte de una Liga profesional es el alto costo para los equipos que la integran, porque todos los gastos corren por su parte.

A esta categoría se le considera de "formación” y sólo existe gracias al apoyo de universidades públicas, ayuntamientos municipales, escuelas privadas de futbol e inversionistas privados –los principales dueños–, quienes gastan su dinero sólo "por amor al arte”, porque no hay negocio alguno.

Al final, la recompensa para el campeón es un ascenso a la Segunda División Premier y al subcampeón, otro a la Segunda División de Talentos, además de su respectivo trofeo y 30 medallas, luego de competir ante más de 200 equipos a lo largo y ancho del territorio nacional.

Los propietarios consultados por RÉCORD coincidieron en que es "más difícil ser campeón en Tercera que en Primera”.

"La Tercera es del señor rico del pueblo, es cara, pero es la diversión que tienen, y todos le dicen que sí a (Juan Enrique) Silva Terán –presidente de la división–. Todos le dicen que sí; todo es votado a lo que el señor dice”, expresó uno de estos dueños, quien prefirió reservar su nombre por "miedo” a represalias por parte de la FMF.

"Yo creo que sí está caro, y eso hace que no haya más equipos; debería haber muchos más equipos en el país en Tercera División. En muchas partes de la República Mexicana no hay equipos y los desplazamientos son muy largos, y eso hace que la Tercera se vuelva más cara”, explicó otro de los directivos.

Ser ‘profesional’ cuesta

La FMF cobra cada trámite que exige a los equipos. Pagan por derecho de afiliación, fondo de garantía, cuota de participación, cambio de nombre, de sede, o de dueño; por arbitraje, certificación de sus técnicos, además de multas, como, por ejemplo, salir tarde a la cancha, entre otras.

Tan sólo en la presente campaña 2011-12, por concepto de inscripción de los 216 equipos que conforman la categoría, el ingreso fue de 7 millones 516 mil 800 pesos, pues al inicio cada club afiliado tuvo que hacer un pago de 34 mil 800 pesos. Para afiliar a sus jugadores y cuerpo técnico, cada equipo solicita cada año, en promedio, 25 registros; cada uno le cuesta mil 100 pesos. Sólo por esos registros, cada club gasta aproximadamente 27 mil 500 pesos; y por las 216 escuadras, da un total de 5 millones 940 mil pesos.

Cifra que puede aumentar, porque a partir del registro número 30 solicitado, al equipo ya le cuesta 2 mil 320 pesos por futbolista. Además, cada club tiene que certificar a su técnico ante el organismo, lo cual le cuesta 3 mil 500 pesos; por los 216 DT’s, son 756 mil pesos.

"Tenemos que pagar para que nos avalen que somos directores técnicos, cuando tú ya pagaste una escuela (afiliada a la Federación) que te costó, durante dos años, un promedio de 30 mil pesos. Y luego, cada vez que quieras dirigir, tienes que pagar un derecho por dirigir”, expresó un directivo.

El costo del arbitraje es también un ingreso importante, pues en esta temporada regular se disputarán 3 mil 072 partidos, entre los 216 equipos, que pagan por partido 4 mil 530 pesos; gasto que sólo realiza el local, pero que en total suma un monto de 13 millones 916 mil 160 pesos.

Hay que agregarle los partidos de Liguilla, la cual es maratónica, pues inicia desde la etapa de Treintaidosavos. Al final, son 126 partidos en esta fase, pues son 64 equipos los que la disputan, a visita recíproca. El arbitraje genera en finales otros 570 mil 780 pesos.

Los balones también son una de las exigencias de la Femexfut hacia los equipos. El organismo obliga a cada equipo local a comprar y presentar tres balones nuevos marca Voit, que tienen un costo de 400 pesos cada uno, lo cual suma mil 200 pesos por partido.  En esta temporada se gastarán 3 millones 686 mil 400 pesos, sólo en esféricos de la marca oficial que patrocina a la FMF. Más los que se utilicen en Liguilla, son otros 151 mil 200 pesos. Todos estos gastos suman 32 millones 537 mil 340 pesos.

"Es una División cara, y si hubiera una Selección Nacional de la Tercera División que fuera cada año, por ejemplo a Europa, con la lana que le metemos todos, pues dices ‘estamos invirtiendo para los chavos’. Pero no creo que si yo como presidente voy y le pregunto (a la Federación) qué hacen con la lana, me van a pelar”, aseguró otro directivo.

¿No tienes derechos por tener un equipo?, se le cuestionó; a lo que contestó:

"Seguramente el derecho como tal, sí lo debo tener, pero si expongo mis ideas, se van a reír de mí”.

El mismo directivo admitió que ser parte de esta categoría les da cierto "prestigio”; pero está convencido de que se podrían hacer mejor las cosas, y para él sólo la FMF puede hacerlo.

"Sí hay un ambiente competitivo; sí es un poco más que amateur el nivel de competencia, pero podría estar mucho mejor en el aspecto comercial, en el aspecto de organización. La Tercera División podría ser una maravilla en México, y un semillero muy fuerte del futbol mexicano”, sentenció.

Sistema de competencia

La Tercera División está conformada, en la temporada 2011-12, por 216 equipos, los cuales se dividen entre los que tienen derecho a ascender a la Segunda y las filiales de los clubes de la Primera o Liga de Ascenso, que no tienen derecho a ascender.

Hay 15 grupos, cada uno por zona geográfica en el país. En cada sector, los equipos compiten entre sí durante la campaña regular. Los grupos se conforman desde 11 hasta 18 equipos. Según el número de clubes que haya en el sector, clasifican entre dos y cuatro a la Liguilla (los mejores en la tabla general de su grupo).

Entre los equipos que tienen derecho al ascenso, clasifican 64 clubes, los cuales disputan la Liguilla desde la etapa de Treintaidosavos, luego Dieciseisavos, Octavos, Cuartos, Semifinal y Final, en la cual se define al campeón, que asciende a la Segunda División Premier; y el subcampeón, que sube a la Segunda División de Nuevos Talentos. De los equipos filiales, clasifican ocho y se eliminan desde Cuartos; pero éstos no ascienden a Segunda.

 

Notas Relacionadas