Arrastre los portlets debajo de este mensaje para anidarlos.

CATEGORÍAS

El padre de la dinastía Alvarado

10 de abril de 2014 - 09:28

Primera caída: José Shadito Cruz

Hace unos días me encontré con mi compañero y rival, Jesús Alvarado Nieves, mejor conocido por todos ustedes como el Brazo de Oro y estuvimos platicando de varios temas y recordando a nuestros inolvidables padres. Y coincidimos en que es hasta el momento en que nos convertimos en padres cuando entendemos claramente el amor, los sacrificios, consejos, regaños, exigencias, esfuerzos, charlas y experiencia de nuestros papás.

Por esa razón, hoy quiero recordar a un excelente ser humano y mejor papá, quien también fue un gran luchador y que por innumerables razones no logró consagrarse en el estrellato, aunque la vida le brindó la enorme bendición de ver destacar a sus hijos dentro de este difícil deporte de la lucha libre, no solo a nivel nacional sino también en el ámbito internacional.

Así como Shadito Cruz, fueron muchos otros los luchadores que no alcanzaron el estrellato, pero que a cambio vieron triunfar y destacar en grande a sus hijos. Nombres hay muchos y puedo mencionar a don Pepe Casas, al Pato Soria, a Rodolfo Ruiz, al Rebelde y al Sanguinario. Estos grandes luchadores, gracias a su amor y sacrificios, lograron realizar el sueño de ver en el estrellato a sus hijos José Negro Casas, Mano Negra, Averno, Shocker, Súper Muñeco, los Brazos, entre muchos más hijos, quienes son pilares que han dado vida a la historia de nuestro deporte.

Hay muchas razones por las cuales grandes luchadores como Shadito Cruz no destacaron. Creo que la razón principal y más común fue que en ese tiempo la baja estatura y los pocos kilos eran obstáculo, independientemente de que jamás recibieron una buena oportunidad. Entre las décadas de los años 50 y 70, los promotores no programaban en luchas estelares a luchadores chicos; hubo excepciones de elementos bajitos, pero con enorme técnica y poderoso físico, como Tarzán López, Blue Demon, o El Gladiador.

Segunda caída: Su historia

Al preguntarle a Chucho Alvarado que recordaba de su padre me platicó lo siguiente:

"Mi papá se llamaba Juan Alvarado Ibarra y nació en la ciudad de Cuernavaca, Morelos, el día de San Juan Bautista, un 24 de junio de1931. Mis abuelos eran Tirsha Ibarra y Juan Alvarado Ortiz, de oficio militar, quien educó a mi padre y a mis seis tíos con estricta disciplina.

"Cuando llegaron al Distrito Federal, se establecieron en el barrio de Tepito y mi padre se dedicó al oficio de la albañilería en los rumbos de La Villa, pero igual que a muchos jóvenes de esa época, le llamó la atención la lucha libre y se puso a entrenar. Ya convertido en luchador profesional, lo vio luchar el periodista don Leopoldo Meraz y se sorprendió por el gran parecido que tenía con Black Shadow, tanto en su estilo en el ring como en su físico y lo bautizó como José 'Shadito Cruz'.

"Mi papá iba a realizar la famosa gira del Pacífico, que duraba en ocasiones hasta seis meses. Los luchadores viajaban en una vieja camioneta y luchaban todos los días, y mi padre estaba tan enamorado de su novia, Anita Nieves, que no quería estar alejado de ella y se la robó siendo ella una señorita de apenas 15 años de edad. Cierto día ya, estando en la gira, don Manuel Robles (compañero luchador) convenció a mi papá para que se casara con quien años después se convertiría en mi mamá".

Esta situación, que aparentemente le podría beneficiar a Shadito, finalmente le perjudicó en su desarrollo profesional, ya que este acontecimiento causó mucha polémica alrededor de los 'hermanos' Alejandro Cruz y Blue Demon, pues dentro del ambiente luchístico se decía que Shadito era su hermano menor.

Mientras duró este rumor, Juan Alvarado Ibarra gozó de una gran popularidad, ya que el público aceptó con gusto al nuevo miembro de la familia. Sin embargo, después de algunos meses, se supo que tan sólo era una amistad bastante honda, lo que obligó a los hermanos Shadow a 'aceptar' la verdad ante los aficionados, lo cual afectó bastante en la carrera luchística de José 'Shadito Cruz'. Si esto no hubiera sido desmentido, posiblemente el también conocido como José Cruz, hubiera alcanzado el estrellato, pero su suerte cambió cuando se supo la verdad y dejó de ser para todos el hermano menor de los Shadow.

Así que tuvo que volver a empezar desde abajo. Algunos le siguieron llamando Shadito Cruz, otros, José Cruz; los que sabían la verdadera historia lo llamaban Juan Alvarado, pero lo cierto es que este atleta de peso ligero era un hombre sumamente creativo en la invención de hermosas y efectivas llaves a las que curiosamente jamás bautizó, excepto una, que es una variante de 'Gory Special' y le dio el nombre de 'La Lupita' en honor a su única hija mujer.

José Cruz o 'Shadito' como la gente se acostumbró a llamarlo con el paso de los años, se fue ganando la admiración del público, pues los verdaderos aficionados sabían que se trataba de un extraordinario luchador. Anduvo batallando en plan modesto por mucho tiempo y gracias a ser poseedor de una voluntad férrea, siempre se esforzó por alcanzar un sitio importante dentro de este deporte y en 1958 conquistó el campeonato nacional de peso Ligero derrotando a Rudy García.

Todos sus triunfos y alegrías, así como sus derrotas y sinsabores fueron encontrando su premio; fortaleció su experiencia y se ganó el cariño y el respeto de todos sus compañeros, que le llamaban de cariño 'Jorobado'. A pesar de su técnica y espectacularidad, no lograba sobresalir más y se enmascaró en 1970 bajo el personaje de 'El Hombre del Brazo de Oro', pero tampoco sucedió nada trascendente.

Tercera caída: De luchador, a instructor y réferi

"Mi papá se retiró de la lucha libre como luchador y mis hermanos y yo tuvimos la fortuna de heredar su afición por este deporte. Nuestros maestros fueron el Villano I y Felipe Ham Lee, pero mi padre nos pulió a todos.

"Cuando estaba listo para debutar me propuso utilizar el nombre de 'El Hombre del Brazo de Oro' y me fue muy bien. Incluso, en una ocasión en Ciudad Juárez, formé pareja con El Santo y me felicitó por mi desempeño en el ring y le emocionó mucho saber que era el hijo mayor de Shadito Cruz.

"Al paso del tiempo, me quedé simplemente como El Brazo de Oro; después surgieron Brazo de Plata y El Brazo. Mi papá fue un hombre muy afortunado, formó una hermosa familia a lado de mi madre y después de ver realizados a todos sus hijos, tuvo la enorme oportunidad de irse a vivir al Japón, en donde trabajó durante 5 años como referí (de 1980 a 1985 ) en la empresa All Japan Women's Pro-Wrestling.

"Con el paso de los años, Shadito Cruz se convirtió en un instructor de primera línea, incluso pudo pulir antes de morir a algunos de nuestros hijos, como fue el caso de Máximo y La Máscara. También se convirtió en uno de los mejores réferis del llamado grupo de los luchadores independientes. Lamentablemente, en el año 2000 se enfermó de la presión, de la próstata y se le diagnosticó Mal de Parkinson. Finalmente, falleció a causa de una neumonía e insuficiencia respiratoria.

"El día de su muerte, el 3 de febrero del año 2003, fue una fecha memorable para nuestra familia, ya que mi madre Ana Nieves murió precisamente un 3 de febrero, pero de 1994. Tuve la dicha de estar los últimos momentos con él y esa noche me pidió que abriera la ventana de la habitación de par en par, pues según sus palabras su amada Anita ya venía en camino para llevárselo con ella".

Nos leemos la próxima semana para que hablemos sin máscaras.

  • 1 Portada del día

ENCUESTA

  • 1

    ¿Afectará al América calificar tan pronto en el torneo?

    Sí, las Águilas bajarán su rendimiento y se despedirán al iniciar la Liguilla
    No, América no aflojará y obtendrá el título
    América no bajará su rendimiento pero aún así no será Campeón



GRUPO EDITORIAL NOTMUSA Copyright © 2014