opinion.alberto-bernard.debuts-de-mentira
Opinión

Alberto Bernard

Jefe de contenidos de TVC Deportes. Alberto Bernard desnuda los mitos y realidades del futbol con base en la estadística.

Debuts de mentira

2020-01-16 | Alberto Bernard
Comparte en:

Mito: Gran noticia. Debutaron nueve jugadores jóvenes en la Liga MX, justo en la jornada inaugural del Clausura 2020.

Realidad: Hicieron su presentación nueve jugadores: cuatro laterales, un central y cuatro volantes mixtos. Todos de mitad de cancha para atrás, ninguno de vocación ofensiva. En posiciones que dirían por ahí: “estorban menos” y sólo uno participó los 90 minutos, José Rodríguez, de los Bravos de Juárez.

La cantidad suena interesante hasta que vemos que 11 foráneos se presentaron en nuestro torneo. Una vez más superaron los extranjeros a los mexicanos en la participación durante la Jornada 1 del certamen que recién comienza.

Haciendo el ejercicio de la participación de foráneos y nacionales (vamos a excluir a Chivas como un caso aparte), así
se jugó la Fecha 1.

Participaron 180 futbolistas, de los cuales 93 fueron formados en México (FM) y 87 No formados en México (NFM).

De los 143 titulares, 72 fueron NFM y 71 FM, una vez más superioridad de los extranjeros sobre los nacionales. En el tema de suplentes sí utilizaron a más FM con 22 por 15 NFM.

No es tema menor que los jóvenes que debutan en nuestro países de forma obligada por el reglamento y ya se está haciendo costumbre el utilizarlos o buscarlos en posiciones que no afecten el desempeño del equipo, de menos responsabilidad. Lo cual nos hace cuestionarnos si llegan bien preparados al Máximo Circuito o solamente por la necesidad de cumplir una obligación del reglamento de competencia.

Tres laterales derechos y uno zurdo, casi 50 por ciento de los debutantes fueron en esa posición.

Además de la presentación de Paolo Medina con Monarcas, pero que fue formado en las fuerzas básicas de un grande mundial, como el Real Madrid.

Los otros cuatro debutantes fueron mediocampistas mixtos, únicamente uno fue titular (Jeremy Márquez, del Atlas, quien además hizo gol al CruzAzul) y los otros tres ingresaron de cambio.

Saúl Zamora, de León, pisó la Primera División a los 16 años, para ser el de menor edad y el más grande fue Sergio González, de Cruz Azul, que tuvo su oportunidad a los 22 años.

Conclusiones: Lamentablemente los debuts en México son de 'chocolate', son obligados por el reglamento y no son por convicción de cada equipo de que pueden representar su futuro.

Los ponen en posiciones (en teoría) de poca relevancia. Con poca responsabilidad en el campo.

Queda claro que para los equipos la tarea de sumar minutos de menores es un auténtico dolor de cabeza. Pero más allá de la postura de los primeros equipos, habrá que preguntarse si los jovencitos están bien formados o preparados para el futbol de alto rendimiento.

Algo está mal y lamentablemente no se puede festejar que debutaron nueve jugadores.