opinion.alberto-bernard.el-tri-con-un-hoyo-en-el-estomago
Opinión

Alberto Bernard

Jefe de contenidos de TVC Deportes. Alberto Bernard desnuda los mitos y realidades del futbol con base en la estadística.

El Tri, con un 'hoyo' en el estómago

2021-10-09 | ALBERTO BERNARD
Comparte en:

Aparentemente, ante Canadá fue el peor partido de México en la Eliminatoria; sin embargo, con personalidad, presionando la salida y transiciones rápidas, el rival logró incomodarlo. Con ideas bastante claras la visita borró el mediocampo de la Selección Mexicana. Los tres volantes internos no tuvieron contacto con el esférico. México generó 98 jugadas en el partido.

Andrés Guardado participó en 35, fue el jugador que menos colaboró con la pelota, intentó 20 pases y acertó 16; Héctor Herrera se involucró 50 veces; incluso, Edson Álvarez estuvo por debajo de lo acostumbrado al colaborar en 52 jugadas y 26 servicios acertados de 28 intentados.

Muy pobre la participación del mediocampo del cuadro nacional, todos sus números están por debajo de los defensores y del tridente en la delantera. Una vez más el balón estuvo demasiado tiempo en los pies de los defensores. Entre Néstor Araujo y César Montes tuvieron las mismas colaboraciones que los tres volantes (137).

También los tres delanteros participaron en mayor número que el triángulo del centro del campo (137-158). Es más, la pareja de laterales Gallardo-Sánchez los superó (137-141). Las estadísticas son claras, México tuvo una laguna en el centro del terreno de juego, se cayó en un juego de área a área, muy lejano del orden y construcción que caracterizaba a la Era del 'Tata' Martino. Sin aporte en la elaboración con la pelota y sin recuperación de los mediocampistas, las formas, los ritmos del partido los propuso Canadá.

La visita generó más ataques posicionales que México (19-16). En los pases intentados el cuadro de Martino superó al rival 374-294, aunque la mayoría de La media cancha de México, con Álvarez, Herrera y Guardado, fue la zona con menos participación durante el encuentro ante la escuadra canadiense los pases mexicanos fueron intentados por la línea defensiva.

En la generación ofensiva el equipo nacional intentó 11 disparos a gol, ocho dentro del área y tres fuera de ella, cuatro con destino a portería, seis desviados y uno bloqueado. En conclusión, la defensa tuvo un descuido y fue gol; el mediocampo naufragó, perdió el norte y estuvo desconectado; la delantera inalizó con más protestas que acciones de gol durante el juego contra Canadá.

Es momento de encender las alarmas. México tiene más de un año sin retomar su nivel futbolístico. Tendencia a la baja en lo individual sumada a una pérdida de memoria colectiva, más un rival que se presentó con autoridad. Los que estábamos en la grada sentimos un hoyo en el estómago por los nervios de ser superados, un vacío tan grande como el que vivió México en la mitad del terreno de juego en este encuentro.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CAMALEÓNICO RIVAL