ochoa-ejemplo-de-constancia
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

Ochoa, ejemplo de constancia

2020-11-19 | ALEJANDRO MOLINA
Comparte en:

En el último partido del año de la Selección Mexicana, Japón dominó intensamente a México al inicio del partido; no atacamos y no supimos defendernos bien. En el segundo tiempo, ya reorganizados y con algunos cambios de jugadores, pudimos salir adelante y terminamos ganando con justicia.

Ochoa tuvo una brillante actuación y salvó al menos dos goles de las cuatro ocasiones en que Japón tuvo oportunidad de anotar. El arquero no jugaba en el 11 titular de Gerardo Martino desde que jugamos contra Panamá, hace prácticamente un año.

Al final del partido declaró: “Hoy nos tocó sufrir los primeros 20 minutos. Creemos en el equipo que tenemos, en los jugadores y somos realistas. Hay que ir paso a paso, este es el camino, hay que saber ganar jugando bien y también ganar no jugando tan bien. Es importante porque en torneos oficiales, te toca de todo y el equipo se está viendo que se puede adaptar a todo”.

Por su parte, el Tata Martino comentó que considera que el equipo jugó los peores 20 o 25 minutos en que él ha dirigido a México. Sin embargo, en mi opinión, fue una excelente oportunidad para que Ochoa demostrara su grandeza.

Si analizamos la carrera de Memo Ochoa desde sus inicios con la Selección Mexicana en diciembre de 2005, observaremos a una persona en constante esfuerzo y profesionalismo. Hoy lo vemos en plena madurez, con un excelente desempeño. Fue el primer portero mexicano en jugar en Europa. Regresó después de ocho años de estar con distintos equipos. Ha asistido a cuatro Mundiales. En los dos primeros no logró participar, siendo tercer portero en Alemania 2006 y segundo portero en Sudáfrica 2010. Para Brasil 2014 y Rusia 2018 fue elegido como portero titular. Una carrera de mucha resistencia y determinación.

La dedicación rinde fruto. Sin duda ha pasado también por momentos difíciles, sin embargo, él representa un ejemplo exacto de a lo que la psicóloga Angela Duckworth ha llamado “grit”, concepto al que nos hemos referido con otros ejemplos en esta columna. Se refiere a que para lograr cualquier objetivo a largo plazo se necesita pasión y perseverancia, más que talento, inteligencia o cualquier otra capacidad del ser humano. En la fórmula para alcanzar el éxito, el esfuerzo vale doble. Otras cuatro cualidades psicológicas del grit son: interés, práctica, propósito y esperanza. Definitivamente Ochoa es un referente en este sentido, ya que su éxito no es resultado de la casualidad, es un ejemplo de tenacidad a lo largo del tiempo.

Estimados lectores, el éxito es una carrera de fondo, a veces nos dejamos sorprender por jóvenes millonarios que de pronto lograron todo, pero esa no es la constante. Una carrera exitosa se logra con una visión clara y una consecución constante en el logro de objetivos. Revisemos estos planteamientos para lograr nuestros sueños.

Enhorabuena estimado Memo, que siga tu carrera en ascenso.

“Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito”.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CARLOS ORTIZ HACE HISTORIA EN EL GOLF