vivir-concentrados-como-previo-a-un-mundial
Opinión

Alejandro Molina Bortoni

Experto en psicología y desarrollo humano que trabajó con la Selección Mexicana durante el proceso de Ricardo La Volpe. Molina llevará los lectores todo lo relacionado a la psicología y el deporte.

Vivir concentrados, como previo a un Mundial

2020-03-27 | Alejandro Molina
Comparte en:

Antes de un Mundial de futbol, los equipos se concentran normalmente de tres a cuatro semanas para llegar en su mejor momento a la cita deportiva. 

Es un tiempo en el que se convive intensamente, siempre con los mismos, incluidos los tiempos de diversión y esparcimiento. Están todos reunidos por un objetivo final. Se caigan bien o mal, deben colaborar para que ese tiempo pase de la mejor forma y puedan crecer como equipo.

En muchos países, ahora estaremos reunidos en familia o con el grupo de personas con quienes compartimos el lugar en el que vivimos por un tiempo aún indeterminado. 

Estar agrupados de forma involuntaria puede ser causa de toxicidad en las relaciones de los involucrados y convertir ese tiempo en una pesadilla o puede vivirse como una oportunidad para fortalecer los lazos, manifestar afecto y crear una comunidad que nos nutra de forma positiva. 

Los liderazgos de cada una de las personas que están con nosotros, emergen de forma indistinta generando fricciones, o bien, poniendo sus recursos en función de los demás. 

Comparto cinco aspectos que considero harán más llevadera esta concentración e inclusive, que resulte en una experiencia positiva y de fortalecimiento.

Algunas actitudes y acciones que pueden hacer mejor nuestra vida en comunidad. 

1. Paciencia y tolerancia: respiremos más, reaccionemos menos, dejemos pasar pequeños detalles que no nos gusten de los demás, incrementemos nuestra capacidad para dejar ser al otro y no esperar que todo se haga conforme a lo que a nosotros nos gusta o nos parezca. 

2. Actitud de servicio: se promueve con el ejemplo, está la alternativa de hacer alguna comida para los demás, limpiar las áreas comunes, apoyarse con algún aspecto del trabajo o la escuela. Organizarse para las tareas propias de la casa. 

3. Respeto al tiempo individual y al de otros: es importante acordar espacio y tiempo para que cada miembro de la comunidad pueda también tener su momento en solitario para aspectos de trabajo, estudio, o bien, tiempo de dispersión.

4. Actividades de desarrollo personal: compartir alguna habilidad con los demás, en temas de uso de tecnología, clases de cocina, de algún idioma, dar clases de actualización o cualquier cosa que puedan aprender y compartirse unos a otros.

5. Juego: este es otro elemento fundamental. Dependiendo de la edad de los involucrados, pueden hacer juegos de mesa, juegos de mímica, un rally, ver fotos y videos, contar historias y anécdotas del pasado, organizar un baile, karaoke, en fin, no dejar simplemente pasar el tiempo, aprovecharlo para divertirse conjuntamente.

Estimados lectores, es nuestra decisión lo que hagamos con este tiempo de concentración, asumamos nuestro liderazgo para que este momento sea de crecimiento y enriquecimiento de nuestras vidas en familia o con la comunidad con la que convivimos cotidianamente.  

"Revitalízate, vuelve a la esencia de lo que te da el éxito".

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TIEMPO PARA VOLVER MÁS FUERTES