opinion.blog.christian-martinoli.barca-vs-barca
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Barça vs Barça

2020-03-31 | Christian Martinoli
Comparte en:

Al final los jugadores del Barcelona hicieron pública la cesión del 70 por ciento de su sueldo para solidarizarse con la entidad deportiva a la cual pertenecen. Está claro que acá lo importante es el gesto por parte del plantel del primer equipo y no tendría que haber sido un tema abiertamente público; sin embargo, la presión mediática y sobre todo la interna fue demasiada y todo tuvo que desarrollarse con un comunicado oficial. 

Evidentemente los futbolistas de un club como el Barcelona manejan cifras tremendas cuando se trata de hablar de su sueldo, pero también es claro que cobran lo que cobran porque generan económicamente mucho más de lo que perciben, por ello resulta un poco extremo que un equipo del tamaño del blaugrana apriete de esta manera a sus jugadores con el motivo principal de poder hacer que los miles de empleados más que tiene la entidad cobren su sueldo entero. 

Está de más decir que todos los miembros del club tendrían cubiertos sus honorarios más allá de que los jugadores de la Primera División hayan cedido un porcentaje importante de sus ingresos.

Acá el problema no es lo que ganan los jugadores, sino cómo se maneja administrativamente el conjunto catalán, porque no es posible que la temporada pasada cerraron el año facturando 990 millones de euros y sólo se hayan declarado 4.5 millones de ganancias, aduciendo que se gastan, como mínimo, 973 millones en la operación. Es decir, que al cuadro culé los números no le vienen cerrando y por ello donde más ajusta es en los que más gasta, pero paradójicamente son los mismos que le mantienen la marca visible y a flote. 

A la par, Barcelona sigue buscando un patrocinador para cambiarle el nombre al estadio y que éste pague 300 millones de euros por la explotación del mismo. Lo que se le ha olvidado a este equipo es que la temporada oficialmente no está cancelada sino postergada, por ende la presión generada hacia su plantel suena más a oportunismo dirigencial que a una emergencia económica irreversible dentro de las paredes del Camp Nou. 

Los jugadores aseguran en su escrito que siempre han ayudado internamente y dan a entender con claridad que no había necesidad de exigir de esa manera a que colaboraran de manera temporal a las finanzas de uno de los clubes más grandes del mundo. Porque si el Barcelona no tiene dinero para cumplir sus compromisos internos en tiempo y forma se nota que no es por la pandemia del Covid-19, sino por la administración actual a la que constantemente en las tribunas del inmenso estadio culé le piden su dimisión, acompañen o no acompañen los resultados deportivos. Por ahí va la cosa.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: LETRAS POR BALÓN