opinion.blog.christian-martinoli.basta
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Basta

2019-10-22 | Christian Martinoli
Comparte en:

Todas las bondades que maneja en la cancha un equipo de plantel discreto pero con gran aprovechamiento deportivo como lo es hoy el Querétaro de Vucetich, contrasta drásticamente con lo que su parcialidad más radicalizada significa desde hace rato en el balompié azteca.

La dirigencia de los Gallos tiene un problema muy severo que no ha podido o no ha querido resolver, y ése es desintegrar de manera contundente a un grupo de delincuentes disfrazados de aficionados que están empecinados en manchar a la gran cantidad de queretanos que apoyan con cariño y sin violencia a su equipo.

Los incidentes en la grada que suspendieron el partido entre San Luis y Querétaro son una muestra más de que se necesita erradicar de inmediato a aquellos inadaptados que van a un campo de futbol a buscar y generar problemas cobijados por la leyenda tan 'argentinizada' del 'aguante y el aliento'.

Se sabe bien que el pretexto ideal para inmiscuirse como violento en un evento público siempre será la masa, la multitud y ante el anonimato algunos se transforman en anárquicos y piensan que pueden hacer lo que les venga en gana, escudados tras unos colores que dicen importarles mucho cuando parece todo lo contrario.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SELECCIÓN DE TODOS 

Seguramente en las barras hay también gente decente y de valía a la que le gusta la adrenalina que genera un grupo de animación y que se involucra en esos sectores únicamente con la intención de disfrutar del juego gritando con mayor vehemencia a favor de su equipo.

Sin embargo, siempre han existido cabecillas que desquician, descontrolan y, quizá, obligan a los demás a seguir sus propios intereses, sin importar las formas, el fondo y las secuelas de sus actos.

Inadaptados penosamente existen, en mayor o menor medida, en todos lados, vestidos con todas las camisetas, todos los escudos y sin discriminación alguna; muchos de ellos plenamente identificados y solapados por autoridades locales y hasta por los mismos clubes que prefieren 'pactar' antes que actuar con el afán de no meterse en problemas con gente que se cree dueña de un equipo al que supuestamente ama con pasión, pero al que poco a poco secuestra con sus mañas vandálicas y su rudeza sin miramientos.

En este caso, la directiva de Querétaro lo sabe desde hace rato, y aunque puedan pensar que esto es 'heredado' de administraciones pasadas, pues es a ellos a los que les tocará ir de frente y proceder hasta las últimas consecuencias.

Y esto es: 'te lo digo Gallos para que lo escuches San Luis, Pumas, Tigres, América, Cruz Azul, Chivas, Puebla, Toluca, Atlas, Monarcas, Santos, Xolos, Veracruz, Monterrey, León, Pachuca, Necaxa, Juárez y demás afiliados a la Femexfut'.

Porque acá nadie se salva, pero por algún lado se tendrá que empezar. Alguien tiene que poner el ejemplo y las autoridades de Querétaro tienen la oportunidad de mostrar el camino.