opinion.blog.christian-martinoli.buscando-la-luz
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Buscando la luz

2019-08-20 | Christian Martinoli
Comparte en:

El viernes por la noche, Pachuca y Cruz Azul dieron muestras claras de que pueden entregar mejores números en el torneo. El equipo de Palermo, que venía arrastrándose, le pasó por encima en mal plan al Puebla, provocando la quincuagésima destitución del Chelís con el club de la Angelópolis.

Los Tuzos hicieron cuatro, pero pudieron ser ocho, entregando nuevamente a un Guzmán más cercano a la versión de futbolista de Selección. Cierto es que La Franja no es ningún parámetro en la Liga MX; sin embargo, el reforzado plantel hidalguense por algún lugar tenía que empezar y fue en el Cuauhtémoc. Puebla mucha cura no tiene, por el momento es garra y empuje, el asunto es que cuando Cavallini no esté más en el club, tendrán muy poco con qué soñar.

Más tarde, Cruz Azul, que hace 15 días tenía aficionados pidiendo la cabeza de Caixinha, lució sólido ante el espejismo que vivía el Atlas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: HILO NEGRO 

La Máquina dominó el trámite, la pelota y los tiempos, nunca dejó que los rojinegros entraran en el partido a menos que fuera por alguna y muy esporádica pelota parada.

Igor ocupa doble función fundamental en la zona baja, cerrando muchos espacios incluso en el medio terreno, eso provocó que Orbelín se soltara y que Yotún pudiera tener más tranquilidad en la ida y vuelta. Alvarado sigue debiendo, pero Caraglio hizo lo suficiente arriba para recuperar confianza con el balón y sobre todo con el gol.

El Azul de a poco se sacude el sarape y podría comenzar a ser protagonista real antes de que llegue la mitad del torneo; por su parte, Atlas tendrá que reacomodar muchas ideas porque tiene un once justo y muy poca banca, además el calendario se pone feo y ahí las tan insistentes declaraciones de Cufré defendiendo sus nueve puntos de 12 posibles antes de jugar contra el Azul, podrán empezar a diluirse si no logra que su centro delantero por lo menos tenga dos o tres oportunidades claras por partido o como mínimo que toque la pelota en el área rival.