opinion.blog.christian-martinoli.eutanasia
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Eutanasia

2019-08-29 | Christian Martinoli
Comparte en:

Divaga por los rincones del campo y parece no tener escapatoria alguna, Veracruz es un muerto que camina sin sentido, pero nadie le ha avisado que los muertos no caminan, los muertos son simplemente almas en pena y este equipo lo es desde hace rato.

Se ve mal que un club con esa historia y afición se arrastre sin rubor más allá del abismo. Se ve mal que un tipo histórico como Carlos Salcido se resista a ser un exfutbolista y que disfrute del abolengo que supo ganarse.

Da tristeza observar a Leobardo López tratar de arrancar en un mano a mano y verlo rebasado por cualquiera. Su trayectoria, mucho menor que la de Salcido, uno de los mejores jugadores de todos los tiempos del futbol mexicano, tampoco merece terminar así.

No se puede creer que un arquero como Jurado, desde que debutó siendo una refrescante y todavía una joya en bruto no haya podido ganar tres puntos en la Liga, cuando se sabe que su destino será próximamente una escuadra con mejores pergaminos, aunque uno nunca sabe qué tanto daño podría sufrir psicológicamente de esta situación.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: EL MAGO MIDAS 

Traer a Peñalba y al 'Keko' de regreso sólo fue una postura desesperada por tratar de ver en ellos lo que alguna vez fueron, pero sin darse cuenta de lo que son en la actualidad.

Triste es ver a un guerrero como el polaco luchar como loco, pero sin tener en meses un balón digno para empujar.

Triste es ver cómo un DT como Enrique Meza, por ese amor hacia su familia, optó por arriesgar su prestigio en la última parte de su carrera cuando no se merecería semejante bochorno.

Lamentable es ver a un equipo que quizá en el Ascenso podría competir por un lugar a la Liguilla, pero que nadie le garantizaría con este mismo plantel aspirar al campeonato de la segunda categoría de nuestro futbol.

Veracruz plaza, afición y club merecen otra cosa, no esto que se desmorona en cada paso porque al final no habrá plata que sobre para seguir pagando en el escritorio lo que no se defiende en la cancha.

Veracruz necesita una refundación institucional y esto llevará tiempo, mientras tanto seguirá deambulando hasta que alguien medianamente consciente le aplique la eutanasia futbolística a un proyecto que nació muerto.