opinion.blog.christian-martinoli.haiti-el-enigma
Opinión

Christian Martinoli

Uno de los mejores cronistas deportivos en México, trabaja para TV Azteca y ha colaborado con RÉCORD desde 2010.

Haití, el enigma

2019-07-02 | Christian Martinoli
Comparte en:

La Selección mejoró ante Costa Rica lo que había dejado de hacer frente a Martinica y Canadá. Propuso el juego desde la posesión y la dinámica contra una escuadra tica que lo exigió como se esperaba y que estuvo a nada de sorprenderlo.

Puede ser que el equipo de Martino haya enfrentado el juego más complejo del torneo en los Cuartos de Final, porque las otras tres selecciones que quedan en el torneo son más físicas y veloces que técnicas y tácticas como lo fue Costa Rica.

Haití siempre suena a un exótico contrincante con el que se puede esperar cualquier cosa. La historia en distintas categorías (mayor, preolímpica y panamericana) coloca al equipo caribeño como un conjunto limitado, pero que por alguna razón de vez en cuando le da dolores a México, incluso hasta cuando la victoria azteca va encaminada; el asunto es que quedan secuelas y nadie puede confiarse antes de jugar los partidos contra ellos.

El Tata parece que encontró el ataque justo cuando lo necesitaba, más allá de que Alvarado entró bien como revulsivo, su lugar en el cuadro inicial ha sido removido por el refrescante Antuna.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR LA COLUMNA: EQUIPOS DUBITATIVOS

Pizarro hasta ahora sólo entrega algún chispazo y su sitio fijo es más por la fama que por lo que realiza en el campo actualmente; sin embargo, lo seguimos esperando para que comience su etapa de crecimiento y posteriormente si puede de consagración, mientras que Jiménez, parece será definitivamente el buque insignia del entrenador a pesar de que todavía insiste en salir mucho más de la zona donde pesa, algo que se le ha sugerido evite para siempre tener un referente claro al frente.

En el papel parecía más peligroso Costa Rica, por calidad y jerarquía; sin embargo, Haití viene intratable en resultados y ahí se levanta la incógnita de cuáles son sus verdaderos alcances. Por lo pronto, el equipo isleño ya hizo historia al encontrarse en esta fase de la Copa y para ellos ya no hay nada más que perder.

Totalmente distinto a las obligaciones permanentes que tiene la selección nacional en la Concacaf, donde sabe que no puede fallar.