opinion.david-faitelson.en-este-pais-les-gusta-la-sangre
Opinión

David Faitelson

David Faitelson es dueño de un estilo duro, pero frontal al momento de dar opiniones, que incluso le han traído choques con algunas figuras.

"En este país les gusta la sangre"

2019-10-15 | David Faitelson
Comparte en:

Carlos Salcedo ha sido, sin duda, mucho más elegante y precavido esta vez. Su mensaje es diferente al que pregonaba algunas semanas atrás en las redes sociales, sosteniendo una botella —presumiblemente de tequila— y entonando a toda voz: “Me pelan la ver…”.

El futbol mexicano, o mejor dicho, la Selección Mexicana está afrontando un nuevo 'escándalo interno' de indisciplina que tiene que ver con algunos jugadores de gran renombre internacional. El viernes, en Hamilton, Bermudas, mientras se alistaba para debutar en la Liga de las Naciones de la Concacaf, el capitán Héctor Herrera, jugador del Atlético de Madrid, subrayaba que el periodismo le hacía mucho daño “a la imagen de México (sic)”.

Tres días después, Salcedo también apunta la mira hacia la prensa, asegurando que “les gusta la sangre y que no respetan la vida privada del jugador”.

El futbolista tiene todo el derecho de hablar, de quejarse y de hacer sentir su punto de vista. El futbolista es, después de todo, lo más importante del futbol, porque, sin él, obviamente, el juego no existiría.

Pero el futbolista tiene tanto derechos como obligaciones, algunas de ellas sería bueno recordárselas a Carlos Salcedo y a todos: que sea siempre profesional, disciplinado y responsable.

Yo creo que los futbolistas no han entendido el cambio que han sufrido nuestras vidas a través de la tecnología y las redes sociales.

Hoy, la vida privada de un personaje publico no existe. Y no sólo se trata de los reporteros o periodistas —de diferentes géneros y clases de periodismo—, se trata también de que la persona, en este caso el futbolista, será revisado día y noche, en cualquier sitio público, la calle, el hotel, el restaurante y que el escarnio de las redes sociales terminará generando una nota periodística. Un 'trending topic' puede terminar siendo una noticia de ocho columnas, porque tiene un poder, un impacto específico sobre la sociedad.

No pienso meterme en la indisciplina actual que afronta la Selección Mexicana. Lo hago por respeto a las familias de esos futbolistas, pero le digo a Héctor Herrera y a Carlos Salcedo, con todo respeto y admiración, que el periodismo no puede cargar con una responsabilidad que no le corresponde.

Los tiempos han cambiado. El mundo tiene pocos secretos y el futbolista debe adaptarse a la situación de ser examinado en cada momento de su vida, sea con su club, con la selección o hasta cuando sale de forma privada con su familia.

Ni hablar. Ésas son las reglas del juego, porque siempre habrá un testigo, una cámara, una fotografía, una declaración o alguien que acuse —justa o injustamente— cuando ese profesional no está en el sitio adecuado, en el momento adecuado ni con las personas adecuadas.

El futbolista debe aceptar los nuevos 'códigos de conducta' para con la sociedad y las redes sociales. Es así para todos aquellos que tenemos la fortuna o la desgracia de ser personas públicas.

Debemos cuidarnos, entender que renunciamos a una vida privada y que seremos examinados, de arriba y hacia abajo, juzgados sin derecho, muchas veces, a defendernos y que no podemos buscar 'culpables'. Debemos adaptarnos a esta época y ser más inteligentes, audaces, y también más disciplinados y más responsables. Ni modo, en estos tiempos nos tocó vivir…