opinion.david-faitelson.nuevo-americanista-y-nuevo-americanismo
Opinión

David Faitelson

David Faitelson es dueño de un estilo duro, pero frontal al momento de dar opiniones, que incluso le han traído choques con algunas figuras.

Nuevo americanista y nuevo americanismo...

2019-07-19 | David Faitelson
Comparte en:

El 'americanismo' tiene un nuevo 'inquilino'. Y me van a disculpar 'El Maestro' Reinoso, José Antonio Roca (donde quiera que esté), Alfredo Tena, Antonio Carlos Santos y otros más, pero Miguel Herrera se ha adueñado de las pulsaciones del club, basado en su personalidad y en su forma de entender y valorar el juego, y los resultados. Herrera, un futbolista nacido en Tecos y luego afianzado y reconocido como atlantista, se ha convertido en americanista y le ha dado al aficionado azulcrema motivos para sentirse orgulloso de sus colores.

El Piojo ha renovado los 'votos' del americanismo, quizá no con la espectacularidad de antaño, pero con un futbol que, basado en la entrega y en la lucha en cada rincón del campo, ha conseguido enaltecer el máximo ideal del club: levantar trofeos...

Les tengo 'malas' o quizá 'buenas' noticias a aquellos que reclaman al americanismo como una propiedad y hasta como una forma de vida. Miguel Herrera refleja la nueva y más fresca 'sangre' del popular y pasional club. Les guste o no a los puristas, un exatlantista, que nació al futbol como jugador de Tecos, es hoy la viva imagen y el espíritu mismo del americanismo.

Y es que más allá de los futbolistas –que son y seguirán siendo la parte más trascendente del juego–, el América está plena y profundamente identificado con su entrenador. Herrera ha vuelto a imprimirle un sello competitivo y ganador que le gusta el aficionado azulcrema. Y la figura de un partido que debería ser el portero Marchesín, el defensor Paul Aguilar, el volante ofensivo Renato Ibarra o el delantero chileno Nico Castillo, pero la realidad es que nada está más arraigado a los colores americanistas que el liderazgo y la dirección de su entrenador.

Pero hay algo más importante en esta su segunda etapa como el máximo responsable del América. Herrera, en mancuerna con su antiguo jugador y exasistente técnico –Santiago Baños– controla casi todo lo que ocurre en Coapa. Y el mejor ejemplo está contenido en la pregunta que le haré a continuación: ¿Sabe usted quién es, actualmente, el presidente del Club América? La página oficial del América ante la Liga MX y la FMF refiere a Baños –a quien muchos consideramos un director o un presidente deportivo–. Google y otros buscadores indican directamente al señor Emilio Azcárraga Jean, quien es el dueño del equipo.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: CUANDO COMPETIR NO ES ELECCIÓN 

Lo que ha hecho Miguel Herrera es simplificarle las cosas al América. Alrededor de él se erige toda una estructura deportiva. Él y Baños deciden qué se contrata y qué se va. Trabajan bajo un presupuesto que no se les permite rebasar. Por años, la estructura del América dependía de a quién nombrara el propietario como presidente y de un presupuesto que se incluía dentro de Grupo Televisa. Y realmente, según dicen expresidentes y exdirectivos que pasaron por ahí, se generaba un caos, en medio de voluntades, decisiones y caprichos.

Hoy, el América tiene un orden a partir de Herrera y de su inobjetable e impresionante capacidad para entender qué quiere y qué realmente satisface al aficionado del América. Él le ha dado ese valor competitivo que le permite al equipo no sólo llegar a las finales, también ganarlas. Él ha podido sacar lo mejor del futbolista y hacerle entender el valor y la responsabilidad de ponerse la camiseta del América. Él y sólo él se ha transformado en el 'alma' del club, en su personalidad, identidad y orgullo.

Tal vez el único 'defecto' o ausencia que tiene el América modelo 'Piojo' es que no ha logrado una regularidad en la espectacularidad de su juego, algo también necesario para el americanismo. Y eso no lo digo yo, lo dice un experto como Mario Carrillo, que ya fue campeón como entrenador en el América.

“La realidad es que su juego no satisface a los más puristas”, dice Carrillo en el programa de ESPN, Futbol Picante. “Pero los triunfos y los títulos tapan casi todo”.

Las estadísticas también van en la misma dirección: Herrera ha empatado a Jorge Vieira y a Raúl Cárdenas entre los máximos ganadores de títulos y está cerca de alcanzar al mítico José Antonio Roca con más partidos ganados.

Con todo respeto para 'El Maestro' Reinoso, sin duda, el más grande americanista de la historia, emblema y figura indiscutible del club, pero Herrera representa un nuevo americanismo. El club está cómodo con él. Le ha resuelto los problemas al dueño. Ha traído 'calma' en Televisa alrededor del club de futbol. Los jugadores le responden. Levanta trofeos con la periodicidad que exige la historia de la institución. El aficionado está contento y el antiamericanismo, muchas veces, resignado y callado.

Americanismo renovado, fresco, diferente, chispeante, delirante, acorde a los nuevos tiempos. Miguel Herrera es el 'alma' de este América.