opinion.david-medrano.a-tigres-no-le-llegan-al-precio-por-sus-figuras
Opinión

David Medrano

Uno de los comentaristas más respetados de México. Cuenta con información de primera mano sobre los temas que mueven el mundo del balompié y no duda en ponerla al servicio de los lectores de RÉCORD.

A Tigres no le llegan al precio por sus figuras

2018-12-12 | DAVID MEDRANO
Comparte en:

El saber que Tigres tiene la intención de negociar a jugadores como Enner Valencia, Ismael Sosa y Lucas Zelarayán, entre otros, ha generado que varios clubes se acerquen a los felinos para conocer las condiciones económicas y es ahí donde todo se enfría. 

Valencia cobra casi dos millones de dólares libres por año, mientras que en el caso de Sosa y Zelarayán los dos superan el millón de dólares.

De todos los atacantes que tienen los felinos (Gignac, Vargas, Quiñones, Sosa, Zelarayán, Valencia, Damm y Aquino) solamente Julián Quiñones está por debajo del millón de verdes de sueldo. 

Los norteños inclusive ofrecen a alguno como moneda de cambio en algún posible trueque, pero el tema del salario frena el interés ya que en México solamente hay cuatro o cinco clubes que pueden pagar esos sueldos.

LO MISMO CON BOSELLI...

El León se encuentra atorado con el caso de Mauro Boselli, ya que aunque hay interés de algunos equipos, cuando saben lo que cobra el goleador ya no regresan.

Hasta el momento los esmeraldas no han pedido dinero por los seis meses de contrato que le restan al argentino, los del Bajío quieren encontrar algún jugador cambio, por ello al Atlas le pidieron a Clifford Aboagye y al América a Renato Ibarra o a Cecilio Domínguez

El León ha sido claro con los interesados del salario que percibe el delantero que supera el millón y medio dólares, motivo por el cual el Atlas les dio las gracias y el América ya no ha regresado a la ventanilla de negociaciones.

NEGRO PANORAMA

La ruptura de relaciones entre el rector de la Universidad Autonoma de Puebla, Alfonso Esparza y el presidente del patronato de Lobos BUAP, Mario Mendivil, ya llegó al equipo y jugadores y cuerpo técnico están a punto de cumplir dos meses sin cobrar su sueldo. 

Se acabó el dinero que los universitarios habían cobrado por derechos de televisión y ya no hay para pagarle a nadie. Mendivil fue en encargado de pagar los 120 millones de pesos para que Lobos permaneciera en Primera División, por ello se quedó al frente del Patronato, aunque la franquicia sigue siendo de la Universidad y ahí vino el problema que generó la ruptura total entre el rector y el empresario que ya no quiere saber nada del equipo y por ende no le inyecta dinero, mientras que la Universidad no tiene en su presupuesto recursos para cubrir la nómina del equipo de futbol. 

De acuerdo al convenio que en su momento se firmó entre Mendivil y Esparza, se establece que el empresario tiene un plazo de hasta 36 meses para poder comprar la franquicia a cambio de un pago de 180 millones de pesos; empero, con las diferencias que surgieron hace un par de meses todo se acabó y ya se habla hasta de demandas judiciales de las dos partes. Mientras tanto los jugadores, cuerpo técnico y empleados no cobran y en esas condiciones es imposible que Palencia pueda pensar en refuerzos.