opinion.felipe-ramos-rizo.con-numeros
Opinión

Felipe Ramos Rizo

Uno de los mejores árbitros en la historia de México. En RÉCORD analiza la actuación de los silbantes en cada partido de la Liga MX.

Con números

2022-01-07 | FELIPE RAMOS RIZO
Comparte en:

En la columna del pasado 22 de diciembre, comenté que compartía la opinión del presidente de la Liga MX, con respecto a que el arbitraje era íntegro, pero no así a que no había crisis, ya que los números son fríos y reflejan la pobreza arbitral que existe. Veamos.

Óscar Macías debutó en la Liga MX en el Apertura 2011, teniendo en su historial 21 torneos, siendo el árbitro que más sancionan derivado de sus pésimas actuaciones, como en aquel Clausura 2014 en donde sólo le dieron tres partidos, pero no supera aquellos 2016 y Apertura 2019, en donde lo paran 12 y 14 jornadas, respectivamente. Además, debemos mencionar que en los últimos seis torneos apenas ha dirigido en Liguilla un juego, no obstante de portar el gafete FIFA desde el 2015.

Otro FIFA, Adonai Escobedo, debutó en Liga en el 2015 y porta el gafete desde el 2019, pero sólo ha dirigido en Liguilla un juego en toda su carrera, preguntándoles como para qué lo quieren, verdad que los gafetes no los portan los mejores árbitros del país.

Eduardo Galván debutó en el Apertura 2014, llegando a 15 tornes, de los cuales en nueve de ellos no ha dirigido Liguilla, sólo dirigió en Cuartos en el Cl. 2019, Ap. 2020 y Cl. 2021.

Otro que cuenta con números rojos es Óscar Mejía, quien debutó en el Ap. 2016, teniendo 11 torneos donde en siete de éstos no dirigió Liguilla, pero fue utilizado como cuarto árbitro en el pasado torneo en Cuartos, Semifinal y la Final, qué hizo, o qué no hizo o quién lo patrocina para tener estos premios.

Lo más patético está con Alejandro Funk, quien debuta en el Cl. 2017 llegando a 10 tornes con sólo 18 juegos, teniendo un promedio de 1.8 partidos por torneo, por ende, jamás ha participado en Liguilla.

Además, debemos mencionar que en los nueve torneos que lleva Arturo Brizio, ha llevado el mecanismo de designar a varios silbantes en la primera jornada de cada torneo y después sólo los usan de cuartos árbitros, como son Rangel, Silva, Esquivel Vargas, González,

Cáceres y el mencionado Funk, por lo que surgen las preguntas:

Los instructores son los adecuados o su metodología no es la adecuada o bien el material humano no tiene las cualidades y virtudes o la vocación para estar en el arbitraje profesional, ya que ahora después de varios años y torneos se dieron cuenta de que no funcionan en Liga, por lo que regresan a la Liga de Expansión a Funk, Rangel y Esquivel.

Verdad que no han superado ni mucho menos incrementado su nivel porque ahora van en retroceso, podría seguirle, porque hay cada historia de terror y horror en la forma en que administrativamente se maneja la Comisión.

En otro tema, me sorprende la capacidad para reclutar a tanta gente tan incompetente, ya que viendo las fotografías de la famosa pretemporada, que espero sirva para mejorar el arbitraje, vi puro terrorista que está por el dinero, mas no por mejorar y capacitar mejor a los árbitros, ya tienen varios años en la Comisión y el arbitraje cada día está peor.

Lógico, cuando Mauricio Morales, Julio Escobar y Quetzalli Alvarado son los que instruyen a los árbitros, es lógico que estén pasando por la peor etapa del arbitraje mexicano, vaya trío, sin olvidar al gran instructor de VAR, Miguel Chacón, que no tiene la menor idea y por eso el VAR ha sido un fracaso en México.

Por último, siguen las malas noticias para el arbitraje mexicano, si bien Guerrero se coló como VAR a la Copa Africana, qué pena que a este mismo torneo haya sido el guatemalteco Escobar el designado y el salvadoreño Iván Arcides al Mundial de Clubes por Concacaf, dejando fuera a los mexicanos.

Será por el bajo nivel que se tiene en nuestro país que no asisten a estos torneos, no hay que olvidar que ya pasó en Juegos Olímpicos, donde no hubo árbitro mexicano, qué bueno que están mejorando y superándose, ahora esperar que al Mundial por lo menos vaya uno, porque hay dos convocados, pero ni hacernos ilusiones que van a ir los dos.

Ser jugador del América y utilizar el número '10', podría resultar una apuesta arriesgada por las leyendas azulcremas que lo han usado.

Sin embargo, el exdelantero chileno Iván Zamorano señaló todo lo contrario, que usar ese dorsal en las Águilas, que ahora es de su compatriota Diego Valdés, no es una maldición, sino una bendición.

"Eso que dicen de la maldición del '10'; yo creo que llegar al América y ponerse el número '10' no es una maldición, es una bendición. Por eso hay que tener esa capacidad física, mental y, sobre todo, anímica para poder rendir en el América y llevar una camiseta tan importante como la número '10'", dijo Zamorano, quien militó con los azulcremas del 2000 al 2003, para TUDN.

El exfutbolista andino, quien fuera campeón de Liga con las Águilas en el Torneo Verano 2002, aseguró que en un club tan importante como América pesan todos los números que lleven los jugadores a sus espaldas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ÒSCAR MACÍAS NO APRENDE