opinion.felipe-ramos-rizo.no-mejoran
Opinión

Felipe Ramos Rizo

Uno de los mejores árbitros en la historia de México. En RÉCORD analiza la actuación de los silbantes en cada partido de la Liga MX.

No mejoran

2019-08-13 | Felipe Ramos Rizo
Comparte en:

Es una pena que los árbitros no estén haciendo bien su trabajo, al igual que la comisión. Cada semana es lo mismo: hablar de los errores arbitrales. Lo malo es que los únicos que no se dan cuenta son los comisionados, quienes por cuidar su chamba intentan tapar los errores cada jornada.

Esta semana surgió algo bochornoso en el partido de Cruz Azul. Eduardo Galván señaló un fuera de juego en saque de banda, la reanudación fue un error más; no es la primera vez que sucede, porque a Roberto Ríos Jácome le costó la salida del arbitraje. A ver qué sanción le dan a Galván.

Hace falta algo importante en el arbitraje: enseñarlos a arbitrar; están convirtiendo árbitros en sacapartidos y pitafaltas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: TOCAN FONDO

Marco A. Ortiz y Fernando Hernández influyen totalmente en el partido, no expulsan y no sancionan faltas que terminan en gol. Ortiz no sanciona un penal y no expulsa a Sanvezzo. Hernández no expulsó a Oribe Peralta y a Pulido por acciones muy bruscas.

Santander y Óscar Mejía no se atreven a expulsar en jugadas clave y siguen sin demostrar por qué arbitran en la LIGAMX; su nivel es muy bajo. Isaac Rojas llevaba un buen trabajo en Toluca vs. América, pero no se atrevió a mostrarle la segunda amarilla a Sánchez, de América. César Ramos no ha recuperado el nivel; el primer gol de Atlas fue precedido de un empujón que no vio y el VAR no lo apoyó.

Por último, Diego Montaño sancionó un penal inexistente y expulsó a Dória erróneamente. Jorge A. Pérez amonestó a Cardona por un puñetazo, el VAR tuvo que intervenir para que cambiara su decisión. Lo malo es que sigue siendo muy comodino.

Negocios

Mencionar el gran negocio que tiene el señor José Santana, miembro de la Comisión de Árbitros y su esposa, a quien le consiguió el negocio de dar clases de inglés a los árbitros de Segunda y Tercera División. La familia Santana se embolsa aproximadamente 50,000 pesos cada mes.