opinion.luis-castillo.buenos-deseos
Opinión

Luis Castillo

Jefe y coordinador de contenidos en Radio Centro Deportes que pone al alcance de los lectores información detallada del Ascenso MX y del futbol mexicano en general.

Buenos deseos

2020-08-10 | Luis Castillo
Comparte en:

Mucha suerte es lo que deseo para la Liga de Expansión MX que será presentada de manera formal este lunes; en medio de la pandemia, la categoría de plata del futbol mexicano ha estado inmersa en turbulencias, desde lo que se publicó en RÉCORD con respecto a la cancelación del ascenso, la suspensión del torneo Clausura 2020, la división de los presidentes en dos bloques, el rescate financiero, las demandas ante el TAS, han sido indudablemente muchas situaciones por las que han atravesado, y hoy se ve finalmente una luz al final del túnel, todos los involucrados en este nuevo circuito deben de saber que hoy lo más importante es que la suma de voluntades será clave para que la Liga de Expansión MX pueda consolidarse.

A continuación, las asignaturas para cada una de las instituciones que integrarán el naciente campeonato:

El último campeón del desaparecido Ascenso MX, Alebrijes de Oaxaca, cuyo propietario, Víctor Sánchez Ayala, en los años que tiene invirtiendo en el futbol, no ha sido dominado por el ego característico, de convertirse en el gran protagonista de su equipo, así pasó en Zacatepec y ahora en Oaxaca, Víctor le encomendó a Juan Carlos Jones los destinos de su equipo, con muchos años en el futbol, Jones tendrá la encomienda de mostrar que el haber logrado el campeonato no fue obra de la casualidad, que es un directivo capaz y que sabe rodearse de la gente ideal.

Atlante esta de regreso en la Ciudad de México, de donde nunca debió salir; con un nuevo propietario, Emilio Escalante, que se mantiene aún en el anonimato, las expectativas sobre los Potros de Hierro son grandes y ese es el objetivo que deben tener Jorge Santillana como presidente deportivo y el propio Mario García, tener un equipo competitivo que pueda satisfacer la necesidad de sus seguidores, el Atlante regreso a su esencia y eso ya es un gran triunfo, ahora toca que en la cancha sean un equipo referente.

Finalmente, Morelia no se quedó sin futbol como se llegó a pensar con la mudanza de Monarcas a Mazatlán, la llegada de Atlético Morelia, liderado por José Luis Higuera, tiene algo destacado, finalmente el controversial directivo logró algo impensado, que los empresarios locales invirtieran en el futbol, ese es hasta ahora el gran logro de José Luis un personaje que puede aportar más a la industria del futbol desde esa área que polemizando en la televisión. Las expectativas con Atlético Morelia son grandes, Higuera es un tipo inteligente y que se sabe rodear de la gente indicada, Víctor Arana seguirá acompañándolo en esta aventura que justamente tiene la obligación de entregar resultados inmediatos.

José Luis y Gabriel Orantes son dos empresarios que ahora llevan su sueño a Cancún, dos emprendedores que saben los riesgos que hay en el futbol mexicano, lo mismo han llegado a tener pésimos torneos que levantar el titulo de Liga y quedarse con el sinsabor de haber logrado el ascenso deportivo y quitárselo en la mesa, el reto es fuerte, demostrar que Cancún sí puede tener un equipo en esta categoría y lograr la identidad futbolera que tanto le ha costado a esta zona turística.

En Celaya hubo una reestructura en todos los niveles, ahora llega como director general del club Manuel Portilla, tras su paso por Santos y Querétaro tendrá la misión de encontrar la estabilidad perdida en el área deportiva, son muchos los directores deportivos que han desfilado por la institución; Alan Achar su propietario, no debe dejar de lado la vehemencia que le caracteriza, pero también apelar a la madurez que dan los años, para dejar de ser ese chico arrebatado y tome mejores decisiones.

Cimarrones de Sonora, en su séptimo año de vida, debe tener un objetivo claro: dejar de ser uno más en esta categoría y convertirse en un animador del campeonato, tanto Saúl como Juan Pablo Rojo, propietarios del club, están ante el gran reto de demostrar que Sonora sí puede y debe tener futbol, la época de aprendizaje debe dejarse atrás y es el momento de tener resultados.

Autosuficiencia económica es lo que buscará Correcaminos, bajo el mando de un combativo Miguel Manzur, el equipo tamaulipeco entrará en un proceso de desincorporación del gobierno del estado para poder tener la sustentabilidad económica y poder ser ahora sí un aspirante en el momento que llegue a ser un equipo de la Liga MX. En el año que cumplirá la mayoría de edad, Dorados de Sinaloa deberá recuperar ese protagonismo que siempre le vino bien a la categoría, en manos de José Antonio Núñez, está la encomienda de tener de nueva cuenta un equipo, que realmente los aficionados se sientan orgullosos, Toño Núñez tiene la complicada misión de recuperar la ilusión perdida.

El equilibrio y claridad que suele darle U de G como representante de una de las universidades más prestigiosas en el país, es una condición que no debe de perder esta institución quedó demostrado en la cruzada del presidente Alberto Castellanos contra los poderes facticos del futbol mexicano, ese equilibrio es el que los Leones Negros no deben de perder. Para esta temporada se suma un inversionista más al futbol mexicano en una época en donde las crisis nos acompaña día a día; Eduardo López un exitoso empresario de Zacatecas, tiene un gran reto que Mineros sigan siendo ese club competitivo como lo fue en el último lustro, si sigue la misma línea dejada por Jesús y Armando Martínez Patiño, seguramente los triunfos llegarán antes de los esperado. Grupo Orlegi no debe olvidar, pese a los apuros que atraviesa, que Tampico Madero es una de las grandes plazas que hay en el futbol mexicano, Álvaro de la Torre ahora como responsable del equipo tiene ante sí una empresa complicada, dejar de lado la medianía que se volvió compañera toxica del club, para dar el salto y mostrar una alta competencia.

Rodolfo Rosas Cantillo, empresario serio que tiene ya años invirtiendo en el futbol profesional como propietario de Venados de Yucatán, mostró de qué está hecho, no le tuvo temor al “sistema del futbol mexicano”, ahora tiene que dar pasos certeros en el aspecto deportivo para poder mostrar que en la cancha también es exitoso.

La justicia no llegó en la cancha, pero el futbol a veces tiene algo de eso y pone a cada quien en su lugar, es el caso de Tepatitlán, hace tres años se habían ganado legítimamente ascender y no los dejaron, ahora tienen esta gran oportunidad para hacerles saber aquellos que les impidieron, que son un equipo sólido, serio y con todos los argumentos para estar en la categoría de plata, Víctor Flores Cossío el arquitecto de este proyecto lleva por buen camino al club.

Misma historia es la de Tlaxcala se ganaron su lugar y no los dejaron, aquí también llega Rafael Torre Mendoza otro inversionista más, su asignatura es similar a Tepatitlán, el tiempo les dio la razón hoy están por lo que tanto lucharon, esperemos que no lo echen a la borda.

En el caso de las filiales de Guadalajara y Universidad Nacional, tanto Tapatío y Pumas Tabasco deben tener algo claro, la formación de jugadores.