opinion.luis-castillo.la-apertura-no-va-a-ser-sencilla
Opinión

Luis Castillo

Jefe y coordinador de contenidos en Radio Centro Deportes que pone al alcance de los lectores información detallada del Ascenso MX y del futbol mexicano en general.

La apertura no va a ser sencilla

2020-10-02 | LUIS CASTILLO
Comparte en:

De los estadios en este mes será todo un reto para los equipos de la Liga de Expansión MX, el protocolo de retorno de los Aficionados a los estadios es muy puntual y tendrán que cumplir al pie de la letra.

El otro reto importante es que los seguidores regresen a las tribunas, antes de la pandemia, salvo excepciones, los aficionados dejaron de tener interés en esta categoría.

En las plazas de esta categoría en ocho hay semáforo amarillo y en las restantes naranja, de acuerdo a la información de las autoridades de salud federal y en ambos casos se permite la actividad en espacios públicos abiertos, con la salvedad que en el semáforo naranja con un aforo reducido.

Los equipos tienen hasta el próximo día 8 de octubre para entregar su plan y se prevé que en la Jornada 11 del Guardianes 2020 de esta categoría se puedan tener aficionados en las tribunas, el partido que marcaría el arranque de esta nueva normalidad sería Tepatitlán FC contra Atlante, en el Estadio 'Tepa' Gómez, el 20 de octubre.

El documento ya está en manos de los equipos junto con la circular enviada por Enrique Bonilla, en donde señala que el cupo máximo será 50 por ciento de aforo de los estadios.

Así quedarían los aforos de los estadios en la Liga de Expansión: Miguel Alemán Valdés, de Celaya, tendrá un aforo máximo de 11 mil 591; la Ciudad de los Deportes, casa del Atlante, 16 mil 500; Cimarrones podrá ingresar al Héroe de Nacozari 9 mil 373; Mineros de Zacatecas 10 mil 34 seguidores; la presentación de Cancún la pondrán ver 8 mil 950 personas.

Tepatitlán 5 mil; Dorados de Sinaloa 10 mil 54; Morelia podrá contar con una asistencia máxima de 17 mil 397; Leones Negros con 27 mil 510; Venados de Yucatán con 7 mil 543, en tanto Correcaminos en el Marte R. Gómez tendrá un aforo máximo de 5 mil 260, su vecino Tampico Madero 9 mil 834; Pumas Tabasco 6 mil; Tapatío 23 mil 116 seguidores; Tlaxcala en el Tlahuicole podrá ingresar 4 mil 731, y Alebrijes 7 mil 299 seguidores.

Es una realidad que los equipos no venderán el total de su aforo permitido, pero tendrán que operar el estadio como si fuera al 100 por ciento, el promedio de costo para abrir un estadio en la antigua normalidad rondaba entre los 80 y 130 mil pesos, esta cantidad podría elevarse considerablemente para poder cumplir el nuevo protocolo, en esta etapa algunos equipos llegan a pagar hasta 40 mil pesos por operar el estadio sin aficionados.

No será fácil este regreso, esperemos que el aficionado esté ansioso de ir a un estadio y al mismo tiempo los equipos puedan dar un espectáculo digno para poder cumplir con las expectativas de los seguidores y no convertir este protocolo de la nueva normalidad en un riesgo económico para los equipos.

La situación es compleja en el tema económico para los clubes y algunos de ellos se han planteado el mejor no abrir sus estadios y seguir jugando a puerta cerrada y explorar la posibilidad de la apertura cuando el porcentaje de acceso aumente.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: MAL ARRANQUE