opinion.blog.luis-garcia.alexis-vega-camaleonico
Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Alexis Vega: camaleónico

2020-01-14 | Luis García
Comparte en:

Existía gran expectativa por la presentación de las Chivas, y sus múltiples y coloridos refuerzos, y en una noche en la que por cuestiones erróneas la atención se centraba en los recién llegados, decidiste tú ser el centro de atención y robarte la velada. 

Es común, sucede en todas las empresas, y en todos los rubros, que los que apenas llegan son más valorados, supongo la rutina abraza de tan asfixiante manera que nos aburrimos rápido de lo que ya existe en el hogar y estamos en búsqueda de alegrarnos con cualquier personaje que aparece, sin mediar análisis ni debate.

En la primera presentación del Guadalajara en sociedad de esta temporada en el Estadio Akron no fue diferente, se aplaudió más a los nuevos cuando para mí, tú Alexis fuiste la estrella, y detrás de ti colocaría a Isaac Brizuela, quien también tuvo un partido espléndido.

Lo bueno fue que Luis Fernando Tena entendió que tu concurso en el equipo ha sido medular, desde hace tiempo eres de los pocos rebeldes con causa que sabe qué hacer. Es tal la confianza que generas que te colocan en demarcaciones en la que eres especialista, te volvieron a poner como extremo izquierdo para darle cabida tanto a Macías como punta, y a López como media punta.

Cada vez que sitúan a futbolistas en posiciones extrañas me acuerdo de ti César Luis Menotti y de tu obsesión con contar con jugadores especialistas en sus posiciones. Decías con razón que un tipo que lleva años ejerciendo una labor específica dentro del campo aventaja a los que son improvisados por sus entrenadores con tal de dar entrada a otros y mantener una figura táctica que en algún momento del juego terminará por explotar.

Pues bien, tú Alexis, desde un incómodo paraje, jugar con la raya de banda pegada a los glúteos no es para cualquiera, fuiste el artífice intelectual, emocional y material del primer triunfo de las llamadas ‘súper’ Chivas. Fuiste a la vez paciente para mantenerte en la trinchera de la izquierda, máxime que los primeros minutos siempre recibiste de espalda a la portería rival y con tu marcador, en ese momento Jiménez, siempre encima, soplándote el número. Así como revoltoso, ya que con suma brillantez abandonaste la banda para cerrar como segundo delantero, así fue como cayó tu gol, el cual fue una fusión de inteligencia para moverse, con una delicada y contundente técnica de golpeo, parte interna de tu botín derecho a contrapié del portero. 

Una de las virtudes de tu equipo es la velocidad a la que pretenden jugar, por cuestiones naturales y características de sus futbolistas gustan elevar el ritmo a un nivel complejo de soportar para el oponente, también por obvias razones, aguantar todo el partido así resulta imposible. Pero les cuesta entenderlo o no saben cómo equilibrar rapidez y cadencia, y fue ahí en donde volviste a dar cátedra. Cuando en el segundo tiempo todo era muy rápido y confuso, fuiste el único que identificó que la pausa sería una buena aliada, y en solitario acabaste mezclando verticalidad con la necesidad de alargar las posesiones con la pelota.

El final del cuento fue sumamente grato para los tuyos, dado tu enorme injerencia en todas las fases del combate. Más allá del escozor que provocan las novedades y las caras nuevas, en muchas ocasiones los que solventan los galimatías se encuentran en casa, tú eres el perfecto ejemplo de lo anterior, y no resulta muy difícil de identificar. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: GUIDO RODRÍGUEZ, ÉXODO