opinion.blog.luis-garcia.el-diego-revolcon

RECORDLogoRECORD

Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

El Diego: Revolcón

2018-09-08 | Luis García
Comparte en:

Se anunció tu llegada a Culiacán y convulsionaste el medio futbolístico mexicano, la cantidad de cosas que se han escrito, dicho, expresado y vituperado sobre tan sacudidor suceso afirma que ya nos aportaste incluso antes de pisar suelo nacional.

Debatir sobre tu injerencia en este juego sería estúpido, junto a un balón fuiste rutilante, fuiste monumental, fuiste una deidad, fuiste un coloso. Sitio en el que pones un pie tiembla, para bien o para mal, de que el anuncio resulta sorpresivo no existe duda, de que resulta intempestivo tampoco se puede discutir, nadie lo vio venir, eso lo hace más virulento, y aún más incomprensible. Y después de escucharte, José Antonio Núñez, la confusión incrementó, tu discurso como presidente de la entidad sobre tan bizarra contratación no lo entendiste ni tú, no dijiste nada, es más, hasta dejaste en suspenso su arribo, no hablemos del proyecto en sí, si es que lo hay.

Nunca lo he hecho, y por supuesto que no pienso empezar a mis casi 50 años, de la vida personal de la gente no hablo, bastante tengo que lidiar con mis miserias como para erguirme en 'moralino' juez. Si existe algún juicio, Diego, deberá estar ligado directamente a tu desempeño como jefe de vestidor, ni como jugador, hace años no lo eres, ni como ente público, cada quien es libre de vivir su vida como lejos le venga en gana.

Mi inquietud radica en si realmente estás interesado y enfocado en dirigir. El puesto de entrenador en la actualidad exige estar a la vanguardia, posee por natura obligaciones y responsabilidades de altos vuelos, sin obviar que en México existen algunos personajes que han accedido a tan honorable oficio o profesión sin merecerlo y sin tener mediana preparación.

En los últimos tiempos has pasado por varios escaños, director técnico, embajador de FIFA, consultor de clubes de mediana envergadura, hombre cercano al gobierno de Nicolás Maduro, así como imagen de múltiples marcas comerciales. Las preguntas que revolotean mi pelona cabeza son si esta odisea te será algo pasajero o si es un simple capricho. No cualquiera sabe enseñar, no cualquiera es un correcto docente, el puesto de maestro no puede ser otorgado con tan mundana facilidad. Una cosa es saber del juego, otra cosa es enseñar con inteligencia, sabiduría y mesura, y todavía no alcanzo a dilucidar en cuál de los dos esquinas vives tú.

Yo estoy encantado que vengas, apenas han pasado varias horas y los entrañables Dorados ya son conocidos hasta en Saturno, que un loco lindo como bien dicen en tu tierra, que un caprichoso genio como tú venga a nuestro país me parece fascinante.

Tengo muchas ganas de verte en los banquillos de las canchas mexicanas, en una Liga de Ascenso que ha sido sumamente vilipendiada. Porque ahora resulta que es una competición impecable la cual no debe minimizarse, no me jodan, este importante paraje ha sido utilizado para grotescos experimentos, se han cometido variadas atrocidades con el Segundo Circuito de la pelota en México como para que se nos enrollen las medias porque llegas.

Algunos han sacado ese barato encono patriotero que surgió debido a tus malos conceptos hacia nuestro país previo a la elección de la candidatura combinada con USA y Canadá para el Mundial 2026. Ésos mismos serán los primeros en vitorearte cuando te vean en carne y hueso, si es que logran acercarse a ti.

Bienvenido a México, disfruta nuestras costumbres, nuestra cultura, nuestra gente, nuestro colorido, nuestra comida, nuestra magia, somos una nación extraordinaria que te va a maravillar y no te vas a querer ir nunca.

Aplausos a otro loco como tú, Jorge Hank, desde hace tiempo sabemos que gustas de aventurarte en lugares que otros ni se imaginan existen, desde tu llegada al futbol mexicano has sido un revolucionario, un innovador, y con esta volada de traer a Diego Armando lo refrendas. Gracias por ello.