opinion.blog.luis-garcia.jonathan-rodriguez-vuelo
Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Jonathan Rodríguez: Vuelo

2020-03-24 | Luis García
Comparte en:

Debido al indefinido paro del futbol mexicano por el Covid-19, empezaré, como suele hacerse a final de cada año, a realizar un pequeño resumen de los personajes y acontecimientos que, en lo personal, considero sobresalientes, y tú Jonathan, sin duda, eres uno de ellos.

Siempre he tenido un mayúsculo respeto y admiración por los uruguayos, son sumamente orgullosos de su origen, son bravos, son mujeres y hombres de noble estirpe, y suelen triunfar fuera de sus fronteras en cualquier disciplina, deportiva o no.

Tuve la enorme fortuna de jugar varias veces en contra de la Selección de Uruguay, pero la más importante, y la que recuerdo como si fuera ayer, fue en la Copa América 1995, precisamente en Uruguay, en donde tuve la posibilidad de conocer Montevideo, y sencillamente enamorarme de tan añeja y distinguida ciudad. Jugamos en el mítico Estadio Centenario; desde la mañana del día del partido empezó a llover de forma inclemente, una tercia de horas antes de la hora del juego en el camión tomamos camino hacia el inmueble, y cuál fue nuestra sorpresa que los uruguayos ni se presentaron, debido a la lluvia se aplazó el duelo un día más, y ellos ya lo sabían, fue una de esas tretas a las cuales en ocasiones se apela en Sudamérica. Al final se jugó al día siguiente, empatamos a un gol, yo metí el nuestro, fue un gol horrible, tiro libre espantoso de Alberto García Aspe que medio controlé, le pegué de derecha y la pelota pasó por debajo de las piernas de Eber Moas, y se metió llorando a la portería de Fernando Álvez. Con este pirulo fui campeón de goleo compartido con Gabriel Batistuta, con cuatro anotaciones; el empate de Uruguay nos lo hizo Marcelo Saralegui.

Pero regresemos a lo importante de esta columna que eres tú, Jonathan Rodríguez. Tu actual andar en Cruz Azul confirma la ejemplar y notable habilidad que poseen los uruguayos de adaptarse fuera de su terruño y tener éxito. Eres el goleador del campeonato, y no eres un nueve natural, eres un delantero con capacidad de jugar por todo el frente de ataque, por fuera y por dentro, no te provoca ninguna incomodidad hacerlo como única punta o segundo acompañante.

Las estrellas aparecen para cambiar las tendencias, subirse al tren cuando va en marcha y bien, eso lo hace cualquiera, lograr que se cambie el rumbo y encontrar soluciones cuando no las hay, eso no es para cualquiera. Y tú te encargaste de hacerlo, cuando al inicio del torneo se les caía la estantería entera, todos eran severamente cuestionados, y a tu entrenador Robert Dante Siboldi le ponían una soga en el cuello, decidiste junto con uno que otro compañero, Elías Hernández tu socio más destacado, salvar la nave, te pusiste el uniforme de héroe y arrastraste a tu cofradía a un hermoso pasaje como lo es hoy la punta.

Eres un futbolista redondo, y más agradable aún resulta observar que no eres nada pretencioso. Tu conducta dentro y fuera de la cancha está abrazada a la sensatez y al respeto, no minimizas un ápice tu fiera esencia, pero la utilizas en pos de una sana competencia.

Si uno revisa tu historial, no es menor: Peñarol, Benfica, Deportivo La Coruña, Santos y Cruz Azul, es por ello que en las altas y bajas te manejas con tiento, has tenido muy buenas y muy malas; en La Coruña no hiciste gol, y sabes ser ecuánime, y mira que contener la sangre charrúa no debe ser nada sencillo.

Con tu Selección poco a poco te has hecho espacio, conseguirlo con los toros de Miura que tienes como competidores en la delantera de tu nación es una labor titánica, pero ya has tenido minutos en un par de Copas América, la más reciente en Brasil, y contabilizas tres anotaciones. No son nada para presumir, pero insisto, derrocar a los dioses Edinson Cavani y Luis Suárez hoy es prácticamente imposible.

Felicidades por tu actual transitar con el Cruz Azul, y también por tu virtual título de goleo. Eres un ente y un futbolista que está haciendo mejor al medio de la pelota en México.

TAMBIÉN TE PODRÍA INTERESAR: DISNEYWORLD: FAMILIA