opinion.blog.luis-garcia.juan-reynoso-fortuito
Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Juan Reynoso: Fortuito

2021-01-05 | Luis García
Comparte en:

Siempre he creído que el deporte, cualquier tipo de deporte, es un maestro de vida. Así como también creo que el vínculo entre la vida y el deporte es brutal, es mayúsculo, como una especie de cordón umbilical. Y  tanto en la vida como en el deporte existe el buen y el mal fario, en algunas ocasiones nos favorece, en otras tantas no, y a ti Juan te favoreció de manera colosal, aunque a mi entender merecidamente.

La historia de tu llegada a Cruz Azul es una novela de ficción, primero te corren del Puebla cuando jugabas la Liguilla. Con nula categoría ya habían contratado a Nicolás Larcamón, mientras tú estabas en el puesto. Siendo lo más cuestionable que con limitado recurso humano te colaste a un sitio que ni en sus mejores sueños imaginaron.

El Puebla lleva años, largos años siendo un proyecto de improvisación, sin sustento, por ende decidieron tu salida de manera perversa.

Después de esta macabra maniobra, se vino la hecatombe de Cruz Azul ante Pumas en la Semifinal, un sismo que cimbró los ya enclenques y roídos cimientos de La Noria. Se dio la renuncia despido de Robert Dante Siboldi, y se empezaron a poner nombres de abolengo en la mesa, ninguno prosperó, por disímiles situaciones ninguno de los rimbombantes entrenadores llegaron.

Así que voltearon a verte, un ejemplar capitán de antaño, un hombre de estirpe azul, un personaje con profundos lazos de amor con la institución. Y así, de la nada, fuiste el ganón, el elegido, el mesías, bueno esto último no sé que tanto.

Cuando lucías lejano, sin posibilidades, es más, ni te mencionaban, irrumpiste sin rubor, y hoy te sentarás en un envidiable trono.

Cierto, Cruz Azul se ha cansado de mancillar su historia, pero cualquiera quisiera dirigir a esta organización. Más allá que está desarticulada, que los nuevos dirigentes poseen escasos conocimientos de la pelota, y que los antiguos directivos están peleados con la ley, es una institución de prosapia, con linaje, de las medulares y populares en nuestra nación.

Te sacaste la lotería y ni siquiera compraste boleto, tuviste que negociar en ciertos puntos, así es siempre, no se puede caminar ni trascender sin ceder, los entes inteligentes son grandes negociadores, no intolerantes ni necios. Y se debe saber cuándo ser rígido y cuando llegar a acuerdos por más que no se esté de acuerdo en lo que propone la otra parte. Se sabe que gustas de la disciplina, cuando jugabas lo manifestaste siempre, pero también fuiste un futbolista con arte, eso no se puede obviar.

Los grandes líderes son quienes se adaptan a su materia prima, tú en Puebla, maximizaste lo que tenías, fuiste humilde y sensato para proponer las guerras sabedor de las limitantes.

En Cruz Azul tendrás un arsenal diverso en calidad, la bronca, lo viene siendo desde hace múltiples años, no es el talento, es la frágil mentalidad que poseen tus nuevos pupilos. Son tan poderosos los fantasmas del ayer, que aunque se contraten futbolistas, es cosa que pongan un pie en las instalaciones azules y se contagien de la malaria y de lo grisáceo del club.

Aun así, se te viene un lindo y delicioso reto, no tienes nada que perder, fuiste seleccionado en segunda instancia, y sobre todo, no se espera nada deslumbrante de ustedes, por lo que tienes amplio margen de maniobra.

Llegaste por peculiares circunstancias, los momios nunca estuvieron en tu favor, pero eres el jefe, sabes ser jefe, así que creo triunfarás, no fuiste una elección planeada, al final eso te convino, y te convendrá. En Puebla no existía un proyecto, en Cruz Azul no existe un proyecto, pero tu actual club cuenta con mucho mejor materia prima. 

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: ¿POR QUÉ HUGO SÁNCHEZ NO LLEGÓ A CRUZ AZUL?