f1.ayrton-senna-a-25-anos-de-que-la-velocidad-le-quito-la-vida-al-idolo-brasileno

RECORDLogoRECORD

Ayrton Senna: a 25 años de que la velocidad le quitó la vida al ídolo brasileño

Ayrton Senna antes de una carrera
Ayrton Senna antes de una carrera | AP
Se cumple un cuarto de siglo de aquel fatídico fin de semana en el Gran Premio de San Marino
2019-05-01 | MARIANA JIMÉNEZ
Comparte en:

Si de Fórmula Uno se trata, se tiene que hablar de Ayrton Senna, piloto que se convirtió en un mito de la máxima categoría del automovilismo deportivo y que hoy, a 25 años de su fallecimiento, es considerado uno de los mejores volantes de todos los tiempos.

"No estoy diseñado para terminar en segundo lugar o tercero, estoy diseñado para ganar", decía Senna, quien tenía una habilidad fuera de serie para llevar el monoplaza más allá del límite.

Su amor por el automovilismo apareció desde los cuatro años cuando manejó su primer go kart, por lo que desde temprana edad dejó claro que la velocidad corría por sus venas.

Conquistó campeonatos europeos como la Fórmula Ford 1600, la Fórmula 3 Británica y el Gran Premio de Macao, previo a su llegada a la categoría reina, en la que desde un inicio se robó los corazones de miles de aficionados alrededor del mundo por su arriesgado estilo de manejo, su talento nato para conducir bajo la lluvia y su carisma.

Ayrton Senna durante una carrera

A pesar de los grandes riesgos que representaba correr en esa época a más de 300 kilómetros por hora, Ayrton parecía no tener miedo.

Su fortaleza mental y su pasión por la velocidad lo impulsaron a rebasar límites, a probar cosas nuevas en las pistas hasta llegar al punto de "manejar por instinto" como si "lo hiciera inconscientemente y estuviera en una dimensión diferente", así describió el GP de Mónaco de
1988, en el que un accidente lo dejó fuera en la vuelta 67.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: GP DE MÉXICO, RECONOCIDO POR IMPULSAR LA INCLUSIÓN DE NIÑOS AL DEPORTE

Tal vez sus tres títulos en la F1 parecen pocos, comparados a los cinco que ya tiene Lewis Hamilton y que alguna vez consiguió el argentino Juan Manuel Fangio, o más aún con las siete coronas de Michael Schumacher; sin embargo, el impacto de Senna sobrepasó a la Fórmula Uno, pues también en Brasil fue un símbolo de esperanza al darles motivos para sonreír y celebrar en su época marcada por la crisis política y económica.

Por ello, Ayrton Senna sigue siendo recordado por los amantes del automovilismo deportivo, por los brasileños y por el mundo de la Fórmula Uno como un héroe y un verdadero ejemplo a seguir no sólo en lo deportivo.