futbol.futbol_nacional.liga_mx.morelia.america-no-supo-aprovecharme-fantasma-figueroa

RECORDLogoRECORD

'América no supo aprovecharme': Fantasma Figueroa

Figueroa, en el juego de Ida de la Semi vs América en la temporada 1987-1988
Figueroa, en el juego de Ida de la Semi vs América en la temporada 1987-1988 | Foto: ESPECIAL
El exgoleador reveló que el entonces DT azulcrema, Dragoslav Sekularac, no lo quería por ser chileno
2018-09-14 | RAFAEL ALCIVIA PIÑA
Comparte en:

Desperdiciaron su gran momento goleador. Así sintetiza Marco Antonio 'Fantasma' Figueroa su breve y discreto paso de seis meses con América en la campaña 1990-1991, donde consideró que nunca pudo mostrar su potencial por los pocos minutos y confianza que le dio el entonces técnico, el yugoslavo Dragoslav Sekularac.

"Mucha gente cree que yo fracasé en América pero no lo veo así. Yo lo veo como que no supieron aprovechar al goleador del momento, porque en los partidos que jugué, anoté. Lo poco que jugué, rendí bien.

"Yo venía pasando un muy buen momento (con Morelia) pero no había un técnico idóneo. Yo necesitaba confianza para andar bien, me ponía a jugar de delantero por afuera cuando yo era un '9'. Lo mío fue mala suerte, jugué en América con el técnico que no era el indicado", señaló en entrevista con RÉCORD.

El Fantasma, durante su breve paso por el América

El Fantasma reveló además que él nunca quiso jugar con las Águilas, equipo en el que no sintió la misma pasión por el futbol que sí tuvo en su exitosa etapa con los entonces Ates.

"Yo le dije tres veces a Nicandro (Ortiz, entonces presidente de Morelia): 'No quiero ir al América', y él me dijo: 'Lo siento ya te vendí'. Yo estaba muy cómodo en Morelia.

"Yo jugaba con pasión en Morelia y traté en América de que fuera igual, pero no sentía lo mismo", indicó.

Sekularac lo despreciaba

Figueroa relató que el entonces técnico azulcrema, Dragoslav Sekularac, nunca lo quiso por ser chileno. "Un día me llamó a la oficina y me dijo: 'Ustedes nos robaron'. Yo no sabía de qué me hablaba. Después supe que él jugó el Mundial de 1962 con Yugoslavia y Chile fue tercero ganándole a Yugoslavia y a mi me culpaba de eso.

"Le dije que en ese año yo estaba naciendo, que estaba en la panza de mi mamá en ese año", relató.