opinion.blog.luis-garcia.neymar-jr-carnaval
Opinión

Luis García

El Doctor une el amplio conocimiento deportivo con un estilo propio. Sus geniales comentarios que lo han hecho referente de la TV tienen también su lugar en nuestro diario.

Neymar Jr.: Carnaval

2020-08-18 | Luis García
Comparte en:

Tu magia ha vivido permanentemente en pugna y en torpes comparaciones con los monstruos del ayer de Brasil, que no son pocos, así como también has vivido bajo el severo yugo, de si algún día serás el heredero al trono cuando Messi y Cristiano decidan abdicar. En algunos momentos de este paralelismo has manifestado con holgura que puedes ser quien ostente la corona, y ser el rey de la pelota, y en otras tantas ocasiones has exhibido profundas lagunas que hacen se dude de tu linaje.

En lo particular, creo que eres un fuera de serie, un genio, y lo creo porque eres fiel a tu divertida esencia, a tu colorida genética y a tu saleroso palpitar. Entiendes el juego desde el lugar del divertimento, en un mundo de futbol salpicado por el esfuerzo, el músculo y el sudor, tu picardía, tu fiesta y tu locura funcionan como un bálsamo para los sentidos, eres una esperanza de que la belleza y lo estético pueden sobrevivir aún en caóticas circunstancias.

Ante el Atalanta de Bérgamo nos refrescaste la memoria, nos recordaste quién eres, te dedicaste a comandar la maquinaria francesa, durante todo el partido fuiste ese líder en positivo que cualquier soldado quisiera tener. Pediste la pelota siempre, imaginaste y ejecutaste impensada jugadas, te quitaste rivales de encima como si fueran estacas clavadas en la grama, si bien tuviste una grosera falla de cara a portería, tuviste que ver en las dos anotaciones de los tuyos, y fuiste la figura del partido por mucho.

Tienes en el engaño a uno de tus mejores aliados, y en este sentido me transportas múltiples años al ayer, cuando en el añejo Centro de Capacitación enfrente del Estadio Azteca, nos entrenabas tú, César Luis Menotti. Y en cada ejercicio, sobre todo ofensivo, hacías hincapié en la importancia de amagar, siempre amagar. Yo tenía algo desarrollado el rematar de primera intención, y recuerdo perfectamente como te quedabas al final del entrenamiento colectivo conmigo, Carlos Hermosillo, Luis Roberto Alves 'Zague', y demás delanteros, para realizar ejercicios no de rematar a portería, sino de entrar al área, conseguir posición de remate, y sólo fintar que íbamos a concluir la jugada, fueron arduas lecciones de fintar que íbamos a hacer algo, y realizar todo lo contrario.

A la distancia es más que evidente que tú el timar a tus enemigos no necesitas entrenarlo, tú lo traes desde la cuna, eres un ente impredecible, y aunque decidan aventarte una tropa entera para someterte, bendita sorpresa, muchas veces, por no decir la mayoría, dichos forajidos quedan exhibidos por tu naturaleza de embarrilar a tus oponentes.

No podemos obviar tus obscuros pasajes, tus baratas novelas, la más, tu intempestiva migración a París, y por ende tu abandono al Barcelona, así como tus variadas lesiones que han escorado tu meteórico ascenso. Sin duda tu andar ha transitado por adustos nubarrones, los cuales al ser una estrella, maximizamos con tal de ver al héroe caído. Nos cuesta entender que los virtuosos también tienen claroscuros, que no son inmunes a los tropiezos, que eligen mal, que son proclives al error. Lo qué pasa, y creo que es condición humana, observar que un as se equivoca, el saberlo falible, lo hace más cercano a nosotros los mundanos. Pero saber caminar sobre fuego sin tatemarse es parte de la vida, y tú lo has hecho, hoy tienes 28 años, la edad perfecta, sumado a tu talento, y experiencia de viaje, para ser el Dios del balón, estás ante la posibilidad de ganar tu segunda Champions League, la primera la conseguiste con los catalanes, pero en este panorama, tú serías el héroe de la película.

Me encantó volverte a ver en plenitud, eres un iluminado que nos inundas de alegría, tu risa contagia y tu arte estimula, entiendo que son responsabilidades que no pediste, pero que tienes, y es una canija maravilla observarte cumplirlas.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: SANTIAGO ORMEÑO: HALO