opinion.ignacio-suarez.chivas-de-catalina-creel-al-precipicio

RECORDLogoRECORD

Opinión

Ignacio Suárez

El Fantasma ha recorrido el mundo del deporte a través de 6 Mundiales, 10 Copas América y 5 JO. Aportará a RÉCORD su conocimiento y exclusivas.

Chivas, de 'Catalina Creel' al precipicio...

2018-05-30 | Ignacio Suárez
Comparte en:

A Jorge Vergara se le puede tachar de muchas cosas, menos de NO ser un empresario audaz, visionario, un auténtico encantador de serpientes a la hora de negociar, por eso para la mayoría es incomprensible entender cómo es que se metió en tan severa crisis financiera.

Pocos recuerdan que al Club Guadalajara A.C. lo compró prácticamente de saliva, pues utilizó un contrato que tenía ya firmado Televisa por derechos de Televisión por 65 millones de dólares por 5 años (2003-2008) con la A.C. Con ese contrato, Vergara logró un préstamo de Bansefi, con ese dinero que le pagaría después Televisa pudo comprar los certificados de aportación de Chivas que adquirió por casi 3 millones de pesos cada uno. 

En total, 482 millones de pesos de la época o 42 millones de dólares, ya que el tipo de cambio era de 10.22 en  2002.  Legalmente sabía perfectamente que NO tenía la necesidad de comprar TODOS los certificados, con lograr sólo 51 por ciento, lo convertiría en ‘dueño’. Así pudo adquirir 146 de los 196. NO fue nada difícil, exjugadores del ‘Campeonísimo’ tenían muchos problemas económicos y recibir 2 o 3 millones de pesos, por un papel que tenían guardado, fue una bendición. Fue una maquinación legal, pero no justa y para algunos no ética, como bien lo relató Héctor Huerta en su momento.

La inmensa cercanía que tenía con Juan Pablo Fox Quezada, quien trabajaba para él en una empresa alterna, era hermano del presidente Vicente Fox, por consecuencia hizo TODO más fácil en aquellos tiempos, hasta para vender más tarde el terreno donde estaba el club deportivo. El empresario sabía jugar sus cartas también en la política, en aquel momento fue el PAN y Fox, ahora se inclinó por Meade y el PRI. 

Entonces Chivas, en su manejo se volvió un equipo rico, excéntrico, gracias a las ideas de su dueño que lo mismo alquilaba a sus jugadores para fiestas infantiles como si fueran ‘Calcetín y Lagrimita’, que los hacía viajar en su avión particular de 48 millones de dólares que se compró en 2010, sirva de comparativo el costo de la aeronave fue mayor a lo que pagó por el equipo en 2002.

Como si el eslogan fuera “Aquí NO hay miserias” todo fue escalando en cuestión de excentricidades. Su boda con Angélica Fuentes, fue un acontecimiento social del cual muchos personajes acaudalados se burlaban ‘off the record’, pero aplaudían la gran y elegante fiesta cuando se encontraban a los recién casados.

Cerca de mi pueblo, hay bodas que duran toda la semana entre la fiesta y las tornafiestas. La boda de Jorge y Angélica fue temática, también duró casi una semana, sólo que fue en la India y con la mayoría de los gastos pagados, las fotos de Vergara llegando a su boda en traje hindú, arriba de un elefante. “Wicho Domínguez, se hubiera ruborizado por los excesos. Mínimo 10 palos verdes (millones de dólares) se gastaron”, me contó uno de los privilegiados que fue becado para ir a la boda.

Y aunque al equipo ya NO llegaban grandes refuerzos, la opulencia de la pareja crecía. En 2013, a la hora de festejar el cumpleaños 50 de Angélica Fuentes, fueron poco más de 300 privilegiados, recibieron un paquete en casa, era una peculiar invitación; una cajita fina y elegante, de color café, que tenía un ‘cajoncito’ que al interior guardaba una especie de libro, que contenía el itinerario de los 5 días y 4 noches que duraría el festejo; ¿dónde creen qué fue?

Los que pensaron en Tepetongo, les puedo decir que fallaron dramáticamente. La fiesta que Vergara le organizó a Fuentes fue ni más ni menos que en Italia y en la romántica Venecia. Tampoco fueron los Ángeles Azules los que le cantaron el ‘Happy birthday to you’ a la festejada, sino el mismísimo Elton John, al que dicen, le liquidaron medio millón de dólares a través de su fundación.

A la mayoría de los invitados les pagaron los traslados México-Nueva York-Venecia, ida y vuelta, así como el alojamiento en hoteles espectaculares. De lo que se gastó, ni le cuento para NO amargarle el café. Imaginando los refuerzos que se pudieron haber comprado para Chivas.

A mediados de 2014, el ‘cuento de hadas’ se acabó, algo pasó. Se acabó el amor, pero NO los negocios, posiblemente fue el pensamiento de la señora Fuentes, que buscó comprador para Chivas, para así liquidar económicamente la sociedad conyugal antes de que se detonara el escándalo del divorcio. En ese momento ella tenía certificados notariales que supuestamente avalaban que era dueña de 49 por ciento de las acciones de Omnilife, pero en Chivas era accionista al 50 por ciento.

Angélica Fuentes atrapó el interés de una familia muy poderosa y amante del futbol como son los Leaño. Concretamente con Eduardo. Se firmó una carta de confidencialidad, con una enorme penalización al infractor, se comenzaron a revisar los papeles de la compra-venta, que deben ser auditados y fiscalizados de forma exhaustiva.

La más convencida de la venta de Chivas era Angélica Fuentes, la negociación incluía venta de la franquicia, los derechos comerciales de la marca, los equipos de Fuerzas Básicas, instalaciones de Verde Valle, pero NO las acciones del Estadio Jalisco.

Cercanos a sus raíces, los dueños se acercaron al cardenal Juan Sandoval Íñiguez, para que fungiera como testigo de la negociación. Empezaron a trabajar en la escrituración, aparecían en ella las firmas legales VAV S.A. de C.V., Chivas S.A. de C.V., Omnilife S.A. de C.V., la primera incluso había ya comprometido la venta del equipo. De todas estas empresas eran socios Jorge y Angélica.

Ya todo estaba listo, incluso se había añadido una cláusula de penalización por si el equipo descendía, ya que existía ese riesgo. Sin embargo, de último minuto Jorge Vergara decidió dar un paso atrás intempestivamente y no presentarse a la firma. Su gente cercana y su equipo le habían hecho notar que había grandes problemas legales y económicos en sus empresas que lo comprometían muy seriamente. 

La rotunda e intempestiva negativa de Vergara fue el detonante de la guerra legal que siguió. Se anunció la separación, el divorcio y, de aquella boda de las mil y una noches, vinieron las mil y una demandas.

Después de la fallida venta se desató un escándalo mayúsculo. Los abogados de Vergara, encabezados por Javier Coello Trejo, acusó públicamente de que Angélica Fuente habría desfalcado las empresas de Jorge por al menos 4 mil millones de pesos. Incluso, presumió que le habrían obsequiado la orden de aprehensión contra la empresaria.

El supuesto desfalco superaba por mucho los 2 mil 850 millones de pesos que Vergara solicitó y recibió como préstamo de Bancomer, hipotecando marca, estadio y terrenos. Y a decir de sus abogados, estaba perfectamente documentado. Angélica Fuentes estaba acorralada y en la lona. Por si fuera poco, sus abogados y Vergara dejaron ver que había indicios de que intentaron envenenarlo mientras estuvo casado con ella.

La derrota en tribunales estaba consumada para Angélica Fuentes, y cuando todo parecía sentenciado, como fue la venta del equipo, otra vez de manera intempestiva esta historia, de casi clonar la historia de la mítica ‘Catalina Creel’ de Cuna de Lobos, que envenenó al esposo, llegó el perdón judicial de Jorge Vergara para su exesposa en noviembre de 2017, sacaron a sus abogados del asunto y negociaron de manera personal.

Justo aquí comienza la otra parte de la historia. Nadie duda que por amor a los hijos se puede perdonar todo, no dudamos que el dueño de Chivas haya actuado en ese tenor. Sin embargo, Jorge Vergara podrá tener un ‘gran corazón’, pero antes de eso es un empresario y negociante muy hábil y duro.

Entendemos que por sus hijas pudo perdonar no cobrarle los casi 4 mil millones de pesos, que según comprobó en los juzgados Angélica Fuentes le había birlado en una administración fraudulenta librándola de pisar la cárcel, pero además de este magnánimo gesto, todavía pagarle ¡700 millones de pesos!  ¿Usted lo entendería? Yo NO.

El prestigioso analista Alberto Aguilar afirmó en su columna, que 25 por ciento del préstamo de los 2 mil 850 millones de pesos que le dio Bancomer a Vergara, es decir, alrededor de 700, se utilizó para liquidar la sociedad conyugal, pero que aún faltarían los pagos de manutención de sus hijas, que no será nada barato.

Aquí empieza a desenredarse la historia de la crisis de las Chivas y se pone interesante el asunto, lástima que por hoy… se me acabó el espacio… La próxima semana le seguimos…

"Muchas personas gastan dinero que no han ganado, para comprar cosas que no quieren, para impresionar a personas que no les agradan”:  Will Smith