futbol.futbol_internacional.internacionales.ser-la-primera-mujer-entrenadora-clase-a-fue-una-bomba

RECORDLogoRECORD

'Ser la primera mujer entrenadora Clase A fue una bomba en mi país': DT salvadoreña

Debbie estuvo de visita en México para ver futbol de la Liga MX Femenil
Debbie estuvo de visita en México para ver futbol de la Liga MX Femenil | Foto: DANIEL GÁMEZ
Debbie Gómez, estratega del Alianza Women, hizo historia en El Salvador al incursionar en un ámbito dominado por hombres
2019-03-15 | NELLY HERNÁNDEZ
Comparte en:

Las mujeres han peleado, roto estereotipos y han decidido levantar la mano para luchar por un puesto en distintos escenarios donde se creía que solamente los hombres tenían lugar. Ese es el caso de Debbie Gisselle Gómez Palacios, una salvadoreña que ha hecho historia en su país al consagrarse como la primera mujer entrenadora con Clase A.

El futbol es un deporte con el que ella creció y en el que rápidamente comenzó a demostrar habilidades únicas; sin embargo, al entrar en este mundo, comprendió las carencias a las que el futbol salvadoreño se enfrentaba, hecho que la llevó a tomar la iniciativa de marcar diferencia en su país.

"Mi gusto inicia a los siete años de edad, jugaba la mayor parte del tiempo con mis hermanos y mis amigos porque en su mayoría eran niños. (Estudió la carrera de entrenadora) porque no me gustaban muchas cosas que se daban en el futbol femenino, habían muchas injusticias y pensé que estudiando podría cambiar las cosas", reveló en entrevista exclusiva para RÉCORD.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: 'A LOS PATROCINADORES LES DA MIEDO APOSTARLE A LA MUJER': MÓNICA OCAMPO

Gómez siempre fue la única mujer a lo largo de su carrera, pese a ello, aseguró que nunca recibió malos tratos por parte de sus compañeros, sino hasta su llegada al banquillo del Alianza Women.

"Fui la única mujer en todas las clases, nunca tuve una compañera. Quizá cuando estaba estudiando no (recibí malos comentarios), mis compañeros siempre me ayudaron. El problema se ha dado ahora en la institución que estoy (Alianza), aquí se ha comenzado a ver lo difícil que es estar dentro siendo mujer. No me han tratado mal, pero sí han hecho comentarios sobre si sé o no sé mucho, que si quedé campeona fue porque alguien más armó el equipo y mil cosas más", señaló.

Uno de sus principales motivos para seguir estudiando pese a la adversidades fue su academia de futbol, misma que logró sacar adelante hasta convertirla en una de las mejores de su país.

"Mi academia de futbol fue una de las cosas que me inspiró, los niños se emocionaban mucho de que yo estaba estudiando, eso fue una de mis principales motivaciones, y mi familia que siempre han estado ahí, mi papá, mi mamá, diciéndome que si uno comienza algo hay que terminarlo siempre".

Sin embargo, no es lo único que la entrenadora de 26 años realiza pues también forma parte de la Fundación Educando a un Salvadoreño (FESA), misma que se encarga de dar becas a los deportistas más destacados de El Salvador de diferentes disciplinas.

La DT posa en el Estadio Olímpico Universitario

Fue en el Apertura 2018 cuando el equipo Alianza Women decidió abrirle las puertas a Debbie Gómez como entrenadora, equipo al que rápidamente logró consagrarlo Campeón de dicho torneo y además de forma invicta.

"Cuando me gradué en Clase A fue una bomba en mi país, entonces muchos equipos me empezaron a buscar de la Liga, yo tomo la decisión de irme por Alianza, primero que todo porque es el equipo de la capital y venían de ser campeonas las chicas, era un proyecto bonito y atractivo, por eso inicio ahí".

Su llegada al banquillo de Alianza tomó por sorpresa a más de uno; sin embargo, pese a que pudo tener una buena relación con sus jugadoras, la historia no es la misma cuando se trata de otros entrenadores de la Liga salvadoreña.

"De primero como no me conocían muy curiosas, pero ahora nos hemos sabido llevar, yo soy muy comprensiva con ellas, sé la realidad del futbol femenino en mi país y trato de apoyarlas lo más que pueda.

"En Panamá, en un torneo interclubes logramos un tercer lugar cuando El Salvador nunca había ganado nada, entonces ahí empiezan a decir que quizá era suerte, o que yo ya había encontrado un equipo armado. Si es verdad que ya había algo conformado, pero no cualquiera llega y gana un tercer lugar en Centroamérica", finalizó.