opinion.alberto-bernard.noche-caprichosa
Opinión

Alberto Bernard

Jefe de contenidos de TVC Deportes. Alberto Bernard desnuda los mitos y realidades del futbol con base en la estadística.

Noche caprichosa

2021-12-11 | ALBERTO BERNARD
Comparte en:

MITO: El partido de Ida fue espectacular.

REALIDAD: Atlas, contrario a su orden y manejo de partido, dejó escapar dos veces la ventaja; León marcó tres goles y ninguno fue en jugada elaborada.

Fueron emocionantes los primeros 90 minutos, intensos, de área a área y con goles. Analizando la radiografía numérica se muestra la superioridad que tuvo en el juego La Fiera.

En la posesión de balón, el cuadro local fue superior de forma abrumadora: 67 por ciento por un 33 de los rojinegros. El equipo de Holan, por lapsos de partido llegó a un 73 por ciento de tenencia del esférico, mientras que los dirigidos por Coca su punto más alto fue un 41.

Muestra del amplio dominio de los Panzas Verdes es la cantidad de pases intentados por cada uno: 428 pases de los cuales 359 acertados. Los Zorros, 165 servicios, 116 efectivos y 49 fallados.

En los tiros a gol, los esmeraldas tuvieron 11 acciones, cinco a portería, uno pegó en el poste, tres salieron desviados, dos bloqueados y marcaron tres goles; los rojinegros generaron menos oportunidades pero aprovecharon las pocas opciones para marcar dos goles.

Atlas arrancó intenso, consigue el gol y apostó a manejar las circunstancias, la anotación tempranera generaba un ambiente ideal para el orden propuesto por Cocca. León tuvo que remar contracorriente, al gol recibido, además de la lesión de Mosquera, en total tuvo que hacer siete movimientos, cinco relevos de la banca y dos cambios de posición tanto del 'Avión' Ramírez de la banda izquierda a la derecha, así como de Tesillo, que pasó de central a lateral.

Los rojinegros mantuvieron su línea de mantener al máximo a su cuadro titular por el poco recambio que tiene en el banquillo. Realizó tres sustituciones hombre por hombre; en el segundo tiempo ajustó y pasó de una línea de cinco en el fondo a cuatro.

CONCLUSIONES: Un juego de Ida que tuvo un alto factor de emotividad. León mantuvo su vocación ofensiva. Atlas, por su parte, apostó a su orden y manejo de partido.

En 90 minutos el partido tuvo tres cambios en el marcador. Para la vuelta el panorama resulta extraño para las dos escuadras. León tiene la opción de administrar el juego, Atlas tiene que ser ofensivo para buscar dos goles. Circunstancias a las que no están acostumbrados los dos.

Una noche caprichosa que obligó a mostrar una cara distinta a los dos equipos.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: FÓRMULAS OPUESTAS